Desde luego que uno de los sueños del hombre, al menos de aquellas personas que soñamos más allá de lo que nos rodea, siempre ha sido salir de nuestro planeta y recorrer el Espacio. Ya sea de forma momentánea o de manera definitiva, algún día habrá seres humanos más allá de las estrellas haciendo una vida normal. Al menos, todo lo normal que puede ser levantarte por la mañana y ver un hermoso planeta azul como bienvenida del nuevo día.

La empresa del futuro

Siempre que escribo un artículo acerca de un producto o servicio novedoso, me gusta presentar a la empresa que se esconde detrás del anuncio. En esta ocasión, quiero introducirte a Orion Span, una compañía que quiere poner en órbita al ser humano cuanto antes. Como bien indican en su página web, la misión de la empresa se resume en la siguiente frase:

Crear y mantener comunidades de seres humanos en el Espacio, de manera accesible para todos.

Si quieres ser astronauta, Orion Span es tu empresa

Antes de hablarte del proyecto que la compañía tiene entre manos, quiero mostrarte alguno de sus programas estelares más destacados. El primero que me llamó la atención es el que denominan Astronaut Experience. Como su nombre indica, Orion Span ofrece, a cualquier persona, la posibilidad de poseer tu propio certificado de astronauta. Desconozco si estos proyectos están avanzados en su planificación o simplemente son ideas para el futuro. En este caso, la empresa asegura que el curso se desarrollará en la Aurora Station y, a modo de curiosidad, podrás ver cientos de puestas y salidas del sol, ya que la estación orbita alrededor de la Tierra en tan solo 90 minutos.

La Aurora Station será una conjunción de proyectos. Travel + Leisure

La investigación también tiene cabida en la compañía y, de hecho, el futuro en este campo resulta muy interesante. Una de las investigaciones que se realizarán a bordo de la Aurora Station tiene que ver con la fabricación. Algo que resultaría extremadamente interesante, sobre todo en proyectos que necesiten de pruebas en el Espacio. Además, Orion Span busca acercarse más al conocimiento profundo de la microgravedad, y también tienen un proyecto para llevarlo a cabo.

Lujo interestelar

Según la información que hemos podido obtener del medio de comunicación online Miami Herald, la construcción del hotel que la empresa ha presentado recientemente, la estación Aurora, estaría finalizada en el año 2021 y podría empezar a recibir visitantes y huéspedes en el siguiente año. Eso sí, a pesar de que ellos afirmen que será más asequible que otras opciones, el coste de viajar hasta dicha estación se cifra en 9,5 millones de dólares, en la opción más básica y asequible.

Se baraja la opción de construir una segunda estación

Si accedes a una de las últimas entradas de su blog, encontrarás una noticia, a modo de pequeño comunicado de prensa, en la que indican, entre otros asuntos, que su estación está preparada para responder a las necesidades del mercado. Si en algún momento del futuro la nave se ve desbordada en su capacidad, lanzarían otra estación al Espacio y ésta se anexionaría a la original. Por último, se puede abrir la posibilidad de vender espacios en la estación para que sean alquilados, visitados o, por qué no, sean el futuro hogar de algún intrépido multimillonario.

Esto sí que es un hotel estelar. Huh Magazine

La situación actual de la compañía, como bien indican los compañeros del diario online Popular Mechanics, es de una falta de experiencia en el campo de la industria aeroespacial bastante evidente. Únicamente cuentan con seis trabajadores a su cargo y el dueño de la empresa, un tal Frank Bunger, no tiene habilidades en este sector, aunque alguno de sus empleados sí las tengan. En lo que sí tiene experiencia, por lo que parece, es en el asunto de los negocios. De hecho, Frank ya está comenzando a pedir 80.000 dólares, 64.946 euros o 1.462.217 pesos mexicanos, a quienes deseen embarcarse en su loca aventura.

El proyecto suena demasiado fantasioso y poco asumible

Aguardaremos más noticias de esta empresa, para ver si realmente apuestan fuerte por la industria aeroespacial y los hoteles en órbita o simplemente quieren hacerse oír para abordar otros suculentos negocios. Yo no tengo pensado, por el momento, en hacerme con uno de los billetes que me llevarían a recorrer el planeta desde una posición privilegiada. ¿Y tú?