El mundo animal, tan amplio y diferente, nos brinda multitud de curiosidades a lo largo de los años. Desde nuevas especies que aún son descubiertas, hasta comportamientos que, en muchas ocasiones, no pueden ser explicados con la lógica del ser humano. En este caso, la lógica humana aún no ha podido dar una explicación convincente al caso que te voy a explicar a continuación.

Las abejas son parte fundamental de nuestro ecosistema

Espero conseguir, en los próximos párrafos, que descubras lo que se encuentra detrás de este curioso fenómeno, que tiene como protagonistas a unos pequeños animales que nos proporcionan un alimento tan importante para nuestra salud y que, para que negarlo, suelen ser motivo de sacar a pasear la mano por miedo a recibir un picotazo.

Abejas lejanas

Antes de hablar de las curiosas colmenas que estas abejas fabrican, déjame presentártelas correctamente. Estamos hablando de una especie originaria de Australia, cuyo nombre científico es Tetragonula carbonaria. La primera curiosidad que te contaré es que esta especie no posee el aguijón que caracteriza a estos insectos, y que tanto miedo nos da. De hecho, según información que hemos obtenido de la página web Live Science, de las cerca de 20.000 especies de abejas que habitan nuestro planeta, tan sólo 500 están libres del mismo.

Sin embargo, que no tengan aguijón no significa que estemos hablando de un miembro débil de la familia de las abejas, al contrario. Han aprendido a desarrollar otros tipos de defensa, que, por cierto, son altamente innovadores. Por ejemplo, una de las maneras en que se defienden es cubriendo a sus enemigos con una mezcla de cera, barro y resina que, literalmente, sepulta viva a su atacante.

Esta especie es habitual en las granjas australianas

El origen australiano de este animal, además de dotarles de un exotismo particular, les ha conferido un curioso apodo. En el país de los koalas y los canguros, a estas abejas se las denomina Sugarbag Bees, algo así como Abejas Sobre de azúcar. Son muy populares en el país, ya que su miel es excelente y su extracción es más sencilla al poder evitar los aguijones.

Construcciones espectaculares y sus posibles explicaciones

Hablar sobre colmenas, al menos para alguien inexperto en el tema como yo, no resulta sencillo. Así que si observas o lees algún error de concepto, no me lo tengas en cuenta. Según los datos que he podido recoger de la página web Milkwood, estos panales se componen, principalmente, de un núcleo central y de las partes exteriores al mismo. Digamos que el centro es la parte bonita que observas en estas colmenas y el exterior es la zona menos elaborada.

Estas colmenas son algo muy peculiar. Reddit

Esa parte central es la que alberga a la familia de abejas junto a su reina, mientras que la otra parte es una mezcla de polen y cera que sirve para ir creando los hexágonos tan característicos de estos pequeños insectos. Esa parte sería una especie de almacén donde se guarda la miel y cera que aún no tiene uso y que nosotros esperamos impacientemente.

De todas maneras, lo interesante del caso es conocer por qué esta especie construye de una forma tan original sus panales. Según información que hemos podido obtener de la página web Research Gate, estas abejas australianas toman decisiones de construcción basadas en la estructura completa de la misma y no sólo, como suele ser lo habitual, en las celdas adyacentes.

Por otra parte, gracias a las declaraciones obtenidas de la página web Live Science, el entomólogo Tim Heard nos cuenta una posible explicación a este original modo de crear colmenas:

Sería poco prudente intentar explicar el porqué de la forma y cómo ha evolucionado. Quizás es el resultado de un comportamiento aleatorio o tal vez sea por adaptación. Una posible ventaja de esta forma es la eficiente gestión del espacio, facilitando la circulación del aire entre las capas. Pero, una vez más, uno se debería preguntar, por qué no es más común.