Hay pocos días más aciagos en la decrepitud de un ser humano que el momento en el que se encuentra su primera cana. Puede suceder cuando ya eres un respetable señor casado y con dos hijos, o una mañana temprano mientras te acicalas para ir a la universidad. Y es que las canas se asocian al envejecimiento al igual que las arrugas de la piel. Las canas no avisan y son traicioneras: estás viendo una, pero sabes que hay más y que tienes la batalla perdida.

La decoloración del cabello es originada por un proceso biológico en el que intervienen genes, proteínas y enzimas. De hecho, las canas son un fallo, así es como las denomina Francisco Camacho, catedrático de Dermatología en la Universidad de Sevilla en una entrevista sobre el tema para El País:

Las canas son un fallo en el mecanismo de la pigmentación. Esta capacidad de producción de la pigmentación se pierde con la edad o, a veces, de forma prematura.

¿Qué causa la aparición de las canas?

Antes de nada, un inciso: hay tantos colores de cabello como personas en el mundo. Y es que a pesar de ver el stand del supermercado lleno de tintes de múltiples colores, cada cuerpo mezcla dos tipos distintos de melanina: la eumelanina, de tono oscuro, y la feomelanina, que aporta el tono claro. Así que cada persona es un mundo, pero además, cada persona tiene un matiz de color diferente.

Cada persona tiene un color de pelo diferente

Las células que forman la melanina se llaman melanocitos y son los encargados de inyectar el color en las células capilares. ¿Qué pasa conforme envejecemos? Pues que esta cantidad de melanina se va reduciendo, de forma que con el paso del tiempo se vuelve blanco.

Por qué ocurre esto a día de hoy sigue siendo un misterio. Algunas hipótesis apuntan a que existe una especie de reloj en los folículos que ralentiza la actividad de los melanocitos. Otros apuntan directamente a la genética, que actuaría como catalizadora o inhibidora del proceso.

La responsable es una vieja amiga de los peluqueros: el agua oxigenada

Recientemente, según reporta El periódico, unos científicos alemanes ha descubierto que si nos aparecen las canas es por una decoloración originada en las células capilares por exceso de peróxido de hidrógeno. Vamos, lo que es el agua oxigenada de toda la vida, que siempre se ha utilizado precisamente para el blanqueado.

Nuestras células capilares generan naturalmente agua oxigenada, algo que no es un problema en sí, salvo cuando no se produce en la cantidad adecuada. Este descontrol en la generación suele producirse conforme nos vamos haciendo más mayores.

¿Se puede prevenir o retrasar la aparición de canas?

Algunos alimentos podrían frenar o incluso retrasar la aparición de canas

La única manera de reducir los niveles de peróxido de hidrógeno en el cuerpo ( y por tanto intentar frenar el avance de las canas) es a través de una enzima antioxidante llamada catalasa. Este descubrimiento es verdaderamente revelador porque ahora sabemos que además del tradicional tinte, la ingesta de alimentos ricos en catalasa podría prevenir e incluso revertir la aparición de canas.

¿Y qué alimentos tienen catalasa? El hígado de buey, el aguacate, el puerro, la cebolla, el rábano, la zanahoria, las espinacas el apio, la patata, la sandía, el melocotón y la piña.

Además, la escasez de algunos nutrientes como la vitamina B12 o ácido pantoténico (vitamina B5) provoca la aparición de cabellos grises, algo que se evidenció en un estudio del Instituto Linus Pauling.

¿Qué factores provocan la aparición de las canas?

La edad de aparición depende fundamentalmente de la genética, por lo que si uno o ambos progenitores tuvieron canas de jóvenes, es muy probable que a ti también te pase.

Si tienes canas joven, probablemente la culpa sea de tus padres

Asimismo, también influyen factores raciales: mientras que los asiáticos y caucásicos comienzan a tener canas en promedio en torno a los 30-40 años, para las personas de color esta edad se retrasa hasta los 45. Además, las mujeres suelen tener canas más tarde que los hombres.

Este tipo de canicie que aparece por la edad se conoce como cronológica y se produce de la siguiente manera: primero aparecen canas en los laterales de la cabeza y poco más tarde, en la zona posterior.

Tranquilo, si te quitas una cana no te saldrán 7 nuevas como venganza

No obstante, si eres uno de esos afortunados de cabello gris a los 20 años, insistimos: la culpa es de tus padres. Más raro es que sean provocadas por alguna enfermedad genética rara. No obstante, algunas actividades como fumar también pueden provocar las canas tempranas.

Pero al margen de un efecto estético, las canas podrían ser una señal de enfermedades autoinmunes, tiroideas o cardiacas. De acuerdo con el Dr. Kirkland de la Mayo Clinic:

Si tienes una cardiopatía y tu cabello es gris, se trata de una señal de que es más grave.

Antes hablábamos de que fumar puede ser una de las causas que adelanten la aparición de canas, pero no es la única. Se sabe que algunos prisioneros en campos de concentración nazis que no recibieron la alimentación adecuada aceleraron la aparición de canas, con lo cual una insuficiente podría ser un desencadenante.

Asimismo, se apunta al estrés crónico como otro posible factor que actúe como acelerador de la canicie, si bien aún no hay un estudio que lo evidencie. Según apunta el Dr. Kirkland:

El consenso es que posiblemente el estrés lo causa, pero eso es más una suposición que evidencia convincente.

Para sustentar este hecho, se ha tomado como referencia personajes célebres como Barack Obama o Josep Guardiola, que son conocidos por haber pasado de un cabello oscuro a gris en épocas de gran estrés como la presidencia de Estados Unidos o ser mánager del Barça.

Por cierto, puedes estar tranquilo: contrariamente a la sabiduría popular, si te arrancas una cana de raíz, no te saldrán 7. Esto se debe a que lo que hagas con un pelo no afecta al resto de tu cabellera. Eso sí, la cana volverá a su lugar, ya que no has eliminado el folículo del cabello.