La alimentación vuelve a protagonizar una polémica que ha copado todas las noticias durante los últimos días. ¿Es bueno para la salud beber leche cruda? La Generalitat de Catalunya acaba de aprobar su venta directa al público, pero las opiniones se multiplican y se contradicen entre sí. Ante tal polémica, los expertos en la salud tienen muy clara su posición.

La leche cruda es el tema de moda, ¿es recomendable que la bebas o no?

Según informa El País, varias instituciones como la OCU han advertido ya de los "riesgos sanitarios elevados" de la leche cruda, mientras que otras voces defienden sus propiedades. ¿Es recomendable que tomes esta bebida de moda? ¿Cuáles son los argumentos de críticos y defensores?

Qué es la leche cruda y por qué no deberías tomarla

El debate sobre los beneficios de consumir leche cruda vuelve a estar en la calle. El deseo de volver a los productos completamente naturales ha llevado a algunas personas a tomar este tipo de leche recién extraída de la vaca, sin ningún tipo de procesado.

Para ser más concretos, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU) la define con las siguientes palabras: "Aquella leche que proviene de vacas, ovejas o cabras que no ha pasado el proceso de pasteurización para matar las bacterias dañinas".

Beber lucha cruda se ha puesto de moda, aunque no deberías hacerlo. Formatgeria d’Origen

Esta leche sin procesar es la que se ha puesto de moda recientemente, impulsada por aquellos que defienden que es buena para la salud. Sin embargo, numerosos expertos se han levantado contra este movimiento y han alertado de los peligros notorios de consumir esta bebida.

Como decimos, muchos son los expertos en explicar los inconvenientes de la leche cruda. Uno de los más contundentes es Lluís Riera, experto en la materia y técnico de Saia, consultora especializada en seguridad de los alimentos, que aporta importantes datos en 20 minutos:

En la leche cruda podemos encontrar microorganismos patógenos como Salmonella, Listeria, Escherichia Coli e incluso Brucella. Bacterias que no sólo pueden provocar diarreas, sino que pueden llegar a provocar la muerte.

La falta de procesado de esta leche cruda facilita que las bacterias que esta conlleva no desaparezcan, poniendo en serio peligro la salud de aquel que la tome. Además, es muy sencillo que se desarrollen esas bacterias, ya que el líquido no cuenta con el control de temperatura necesario, entre 1 y 4ºC.

Algunos de los elementos que forman la leche cruda, como pH, nutrientes o el agua, son los compañeros perfectos para aquellas bacterias que van a desarrollarse. Podríamos concluir que la leche sin procesar cuenta con las condiciones perfectas para la presencia de microorganismos patógenos como Salmonella o Listeria, entre muchos otros.

Los expertos se oponen al consumo de leche cruda alegando la muy probable presencia de bacterias

Como bien señala The Huffington Post, los médicos que se han alzado contra la leche cruda han recalcado el peligro de la bacteria Brucella, responsable del desarrollo de brucelosis o fiebre de Malta, enfermedad muy difícil de tratar que puede provocar la muerte.

La realidad es que las cifras avalan las palabras de los expertos. Tras una investigación realizada entre 2009 y 2014, Centers for Disease Control and Prevention pudo concluir que la leche cruda era la culpable de 96 de cada 100 intoxicaciones por consumo de lácteos.

La muy probable presencia de las bacterias mencionadas en la leche cruda que vayas a tomar lleva a los expertos a recomendarte que no lo hagas. Pero, ante esta posición, ¿qué razones aportan aquellos que defienden su consumo?

Sabor original, entre los grandes argumentos

Tan solo han pasado unos días desde que la Generalitat de Catalunya aprobase un decreto para permitir la venta directa de leche cruda al consumidor final, origen principal del renacimiento de la polémica relacionada con ese producto.

Una de las grandes promotoras de esta decisión ha sido Teresa Jordà, nueva consellera de Agricultura, Ramaderia i Pesca. Esta política ha defendido públicamente el consumo de leche pública, argumentando su "espectacular valor biológico y gustativo".

¿El problema de sus declaraciones? Jordà no hace alusión inmediata a los peligros de la leche cruda cuando no es hervida, ni a los cuidados que el líquido necesita para acabar cualquier riesgo. Ante las preguntas de los periodistas, y como detalla El Periódico, la consellera se mostró algo molesta.

La política catalana Teresa Jordà, a la izquierda de la imagen, defiende las propiedades de la leche cruda. El Periódico

Ante la posible presencia de bacterias, la política argumenta que "la ganadería catalana goza de muy buena salud y está libre de brucelosis bovina". Además, según ella, la aprobación del decreto facilita "una economía circular y de proximidad".

No es Jordá la única política que defiende los beneficios de la leche cruda y está a favor de su venta directa. Ese es el caso de varios políticos del oeste de Virginia en Estados Unidos, en una historia de la que se hace eco ABC.

Según el diario, estos políticos acudieron a un evento que celebraba la eliminación de la prohibición del consumo de leche cruda en el estado y, cómo no, aprovecharon para tomar la leche sin procesar. Las consecuencias no fueron muy buenas, ya que acabaron enfermos tras beberla.

Muchos son los casos de personas intoxicadas por el mismo motivo que han salido a la luz durante los últimos días. La polémica de la leche cruda sigue adelante, aunque parecen prevalecer las opiniones de los expertos sanitarios, que advierten de sus peligros y niegan esos supuestos beneficios para la salud que alegan los defensores.