Todos hemos tenido que guardar un secreto en algún momento de nuestras vidas y sabemos lo complicado que es. Hay secretos sin ninguna importancia y secretos de gran peso que pueden hacer tu vida algo más complicada. "¿Se me escapará en alguna ocasión sin querer? ¿No seré fiel a la promesa que he hecho de no contarlo?", hemos pensado todos.

Los investigadores trabajaron con 13.000 secretos para dar con la solución

A menudo prometemos que nunca contaremos una información que hemos recibido por parte de alguien y lo convertimos en un secreto que conlleva mucha responsabilidad para nosotros. Esto afecta en gran medida a nuestro cerebro, ya que nos tenemos que controlar bastante a la hora de conversar con alguien sobre un tema que involucra al secreto que sabemos, por ejemplo.

Como decíamos, tener secretos involucra a nuestro cerebro en diferentes aspectos que podrás conocer a continuación. ¿Cómo guardamos los secretos? ¿Cuántos tenemos a lo largo de la vida? ¿Por qué es tan difícil no decirlos? ¡Descúbrelo!

Un complicado estudio dio con la solución

“¿Es el contenido de los secretos lo que lo hace tan angustioso, o el simple hecho de que los humanos respondemos terriblemente a mantenerlos escondidos?” Es la pregunta de la que parte una investigación de la Universidad de Columbia dirigida por Michael Slepian. Para llevar a cabo el estudio, los científicos investigaron 13.000 secretos hallados en una investigación anterior. ¿Qué encontraron?

Mantener un secreto es una misión complicada para las personas debido a la carga que supone. Swagger

Estos secretos fueron divididos en 38 categorías por los expertos, entre las que se encontraban secretos "habituales" como robar, mentir, infidelidades amorosas, consumir sustancias ilegales o la orientación sexual. ¿Has tenido que guardar en alguna ocasión un secreto relacionado con estos temas?

Las personas guardamos un increíble número de secretos

Tu respuesta no es necesaria para el estudio, pero sí la de los 2.000 nuevos voluntarios, que se enfrentaron a estas categorías y declararon sobre si alguna vez habían tenido algunos de estos secretos. La solución no te dejará indiferente.

¿Cuántos secretos guardamos a lo largo de nuestra vida?

Los 2.000 participantes en el estudio abrieron su alma y relevaron con qué secretos contaban. La media que halló el estudio es que una persona guarda 13 secretos (de las 38 categorías presentadas), siendo 5 de ellos de especial importancia. Los entrevistados no habían contado a nadie estos 5 secretos de especial trascendencia, y tampoco tenían intención de contarlo en algún momento.

Guardar un secreto tiene importantes consecuencias en nuestra condición física

¿Varía la frecuencia con la que piensas en la información que guardas dependiendo de tu compañía? Al respecto, este estudio ha llegado a una conclusión clara y ha confirmado que las personas piensan más en sus secretos cuando están solos que cuando están acompañados. Slepian declaró:

En realidad, no encontramos muchas situaciones en las que tengamos que esconder nuestros secretos en relación con todas las veces que un secreto sólo entra en nuestros pensamientos e interfiere en nuestro pensamiento.

La investigación de la Universidad de la Columbia también ha aportado porcentajes sobre el tipo de secretos. ¿De qué tipo es esa información que no queremos contar? Bien, existe un 60% de posibilidades de que el secreto esté relacionado con una mentira, un 47% de que se trate de una violación de confianza y un 33% de que esté vinculado a un robo, a problemas en el trabajo o a una relación oculta.

Guardar un secreto, menos grave de lo que se pensaba

Guardar secretos tiene una gran influencia en el día a día. La investigación liderada por el científico Michael Slepian ha comprobado que tener secretos puede llegar a interferir en la realización de otras tareas, ya que la carga hace que las personas puedan a llegar a sentirse "físicamente más pesadas".

En estudios anteriores, Slepian y su equipo habían llegado a la conclusión de que los secretos podían estar relacionados con la depresión, la mala condición física o la ansiedad. Sin embargo, tras la nueva investigación han descubierto que guardar un secreto "puede ser un impulsor menos potente de la salud y el bienestar disminuido de lo que se suponía".

Tener secretos puede interferir en aspectos de tu vida como la salud o el trabajo. Paper Blog

En resumen, contar con secretos puede repercutir en nuestra vida, sobre todo en el aspecto físico a la hora de realizar otras tareas. Sin embargo, no tiene tanta influencia en el aspecto mental como se suponía antes del estudio de la Universidad de Columbia. ¿Qué podemos hacer para que los secretos no nos afecten? Slepian tiene una idea.

“Cuando hablas acerca de tu secreto, comienzas a pensar de manera constructiva —procesarlo, darle sentido, aprender cómo hacerle frente— y la reducción de tu preocupación por este, hace que deje de ser una carga”, recomienda el líder de la investigación.

Una labor complicada a nivel cognitivo

¿Es mantener un secreto un ejercicio tan complicado para nuestra mente como parece?

Mantener un secreto no solo afecta a nuestro comportamiento al realizar tareas en el trabajo, por ejemplo. Como leemos en Fast Company, guardar información comprometida es un trabajo complicado sobre todo a nivel cognitivo y el por qué te puede representar.

Seguro que, en alguna ocasión, has tenido que tener en cuenta la información que saben el resto de personas sobre un tema del que estáis hablando para no revelar nada comprometido. Sin embargo, esto supone un esfuerzo para nuestra mente que, según el psicólogo Art Markman, es más frágil de lo que parece.

La tensión del momento hace que nuestra mente no sea capaz de separar la información que podemos contar de la que no, por lo que, en alguna ocasión, acabamos revelando aquello que no debíamos. Si te ha pasado esto, sabes que siempre queda tiempo para pedir perdón y volver a prometer que eres "como una tumba".

Aún puedes participar en la investigación

Ya has podido conocer cuántos secretos y de qué tipo solemos guardar, y cómo nos afectan estos. Pero si tus ganas de saber no paran aquí, tú puedes ser partícipe también del estudio. Solo tienes que entrar en Keeping Secrets, una web creada por la Universidad de Columbia, y responder la encuesta. ¿Cuáles son tus resultados? ¿Cuentas con más o menos de 13 secretos?