Siempre me han llamado la atención las personas, que desde una temprana edad, tienen claro lo que realmente les gusta, como profesión me refiero, y además son unos privilegiados a la hora de centrar su carrera en conseguir su objetivo. No cabe duda de que la genética, la suerte, o como quieras llamarlo, influye notablemente, pero es, sin lugar a dudas, su capacidad de superación y de sacrificio lo que convierte a estas mujeres y estos hombres en ejemplos a seguir para todos nosotros.

Esta joven tiene un futuro brillante en el mundo de la física

Este artículo pretende que descubras la historia que se esconde detrás de la que muchos han catalogado como la nueva Einstein. Una mujer que fue precoz en todo su desarrollo académico y profesional y que parece tener un gran interés por la física cuántica y por desentrañar los misterios que esconde el universo.

Lo mejor de Cuba y Estados Unidos

De acuerdo a la información obtenida de Wikipedia, que siempre hay que coger con pinzas, esta joven norteamericana nació fruto de la relación entre María González, cubana de nacimiento, y Mark Pasterski, estadounidense. Si tienes un rato, te aconsejo echar un vistazo a su página web, Physicsgirl, y hacer click en la parte superior izquierda, donde se encuentra el enlace a su curriculum vitae.

Si sus estudios ya resultan impresionantes, mención especial habría que hacer al simpático guiño donde coloca su etapa en la guardería destacando que no se ausentó ni cayó enferma, sus investigaciones, premios y publicaciones podrían ser suficientes para escribir un libro acerca de su corta vida. No sólo está licenciada en el MIT de Massachusetts, con la máxima calificación, sino que actualmente ocupa un puesto de estudiante de posgrado en la prestigiosa Universidad de Harvard.

Multitud de medios de comunicación se han hecho eco de la historia de Sabrina. Por ejemplo, el año pasado, la revista Forbes, en la información que se puede consultar a través de este enlace, acudió en su busca para que pusiera nombre a las 30 personas de menos de 30 años que ellos denominan game changers, algo así como aquellos y aquellas que cambian las reglas establecidas. Otras publicaciones prestigiosas, como puede ser el caso del San Francisco Chronicle, dejan constancia de su participación en eventos menos relacionados con la ciencia, como es este caso en el que acudió a la Silicon Valley Comic Con 2017 a realizar la ponencia que podéis ver sobre estas líneas.

El Centro para las Leyes Fundamentales de la Naturaleza

Bajo este nombre tan potente, se esconde uno de los departamentos de la Universidad de Harvard. Es en este lugar donde Sabrina trabaja actualmente. ¿Qué actividades realizan los alumnos allí? Lo primero que tengo que contarte es que las personas que participan en este centro se encuentran dentro del Grupo de Teoría de Alta Energía, un compendio de directores, estudiantes y visitantes que investigan en el entorno de un campo sumamente teórico, la mecánica cuántica.

Sabrina González Pasterski ya rivaliza con genios de la física. Imgur

He estado leyendo las materias que son tratadas por los participantes y, si te soy sincero, no tengo ni la más mínima idea de qué se trata, a no ser que después lo consulte con el sabio Google. Asuntos como la Teoría de Cuerdas, la Gravedad Cuántica, la Mecánica Cuántica de los Agujeros Negros, la física del Colisionador de Hadrones o los Modelos de la Materia Oscura, son algunas de las cuestiones sobre las que se está indagando.

Sabrina demuestra que querer es poder

De momento, el ocio no parece que se encuentre dentro de las prioridades de esta joven con ascendencia cubana, ya que, además de sus estudios en Harvard, ha empezado a recibir ofertas de empleo, como se puede comprobar en la información publicada por el medio de comunicación online Ozy. Entre aquellas empresas que se han puesto en contacto con la precoz física se encuentra Blue Origin, la compañía creada por el dueño de Amazon y dedicada al mercado aeroespacial. También la NASA ha puesto sus ojos en Sabrina. Algo lógico si estamos ante una de las personas que, probablemente, cambien nuestra visión del mundo con la ciencia como arma.