Algo que fascina a propios y extraños es la capacidad que tienen las series de televisión en la actualidad de crear grupos de debate, intensos cara a cara con tus amigos acerca del último capítulo de vuestra serie favorita o las sesiones non-stop de domingos de lluvia en compañía de tu fiel Netflix. Como me encantan las series y me interesa mucho la ciencia, aunque sea más ficción que ciencia, me he decidido a dejarte cinco recomendaciones personales, donde la ciencia es tan entretenida que resulta fundamental en la trama de sus capítulos.

The Flash

El mundo de los superhéroes no debería necesitar de ningún tipo de explicación científica, ya que es complicado argumentar el porqué de un periodista que prefiere salir de aventuras con los calzoncillos por fuera. Sin embargo, lo que me atrae profundamente de The Flash, la versión actual, es la manera que tiene de incorporar locas teorías científicas en cada uno de sus episodios semanales.

The Flash es una gran combinación de entretenimiento y ciencia

Si partimos de la base que Flash obtuvo sus poderes, en el primer capítulo de la serie, debido a la combinación de un rayo y la explosión en un acelerador de partículas, ya sabemos que la ciencia va a tener mucho que decir durante todas sus temporadas.

Sin ir más lejos, y a modo de rápido resumen, te diría que se han tratado temas, algunos de los cuales generan acalorados debates en la comunidad científica, tan importantes como la existencia de universos paralelos, los viajes en el tiempo o multitud de teorías cuánticas, aunque seguro que éstas ha sido alteradas para encajar con la trama del episodio.

Counterpart

¿Qué te parecería descubrir, a tus casi 60 años, que bajo el lugar donde trabajas se oculta un secreto que haría que gobiernos de todo el mundo matasen por él? La premisa de la que parte Counterpart implica la existencia de una realidad, prácticamente idéntica a la nuestra, y a la que se puede cruzar, como si de una frontera física se tratase. Además, en un giro inteligente de guión, se utiliza la famosa Guerra Fría entre Estados Unidos y la extinta URSS para edulcorar la historia, si se puede aun más.

Como verás a lo largo de este artículo, la existencia de otros mundos, universos paralelos o realidades alternativas, está invadiendo nuestras pantallas. ¿Serán estas series las encargadas de enseñarnos que está pasando realmente en el mundo? Counterpart, además, incluye un elenco de actores a la altura de las mejores producciones de Hollywood, lo que unido a ese toque de ciencia imposible, garantizan que tendremos una serie perfecta para disfrutar durante mucho tiempo.

Dark

Una de las grandes sorpresas de Netflix durante los últimos meses que, personalmente, no me ha parecido tan interesante como su planteamiento cabía esperar. En Dark nos encontramos ante una producción original, creada en Alemania, de la plataforma de entretenimiento norteamericana. En esta ocasión, en un parecido más que razonable con la inmejorable Stranger Things, la ciencia sirve de excusa para hablar de las relaciones personales a través del tiempo.

Dark no consigue despegar por su parecido con uno de los referentes de Netflix

Sí, la serie se desenvuelve en diferentes momentos temporales en un intento de explicar que algunas cosas resultan inevitables, por más que intentemos alterar el continuo espacio-tiempo. En esta ocasión niños desaparecidos, extraños experimentos y una misteriosa central nuclear se unen a la ecuación que ha hecho de esta serie un éxito en Netflix.

Orphan black

Imagínate que acabas de llegar a Estados Unidos, procedente del Reino Unido, y te encuentras esperando al tren en la estación. A lo lejos ves a una persona acercarse, peligrosamente, al límite que separa el arcén de la vía. Cuando quieres darte cuenta, el tren comienza a detenerse para hacer parada y, sin previo aviso, dicha persona salta delante suyo, muriendo en el acto. Después de unos minutos de confusión, te acercas a observar al misterioso suicida, para comprobar que luce exactamente como tú.

El argumento central de Orphan Black gira en torno a la ciencia más clandestina que, a base de ensayo y error, ha logrado uno de los anhelos de la humanidad, la clonación de seres humanos. Aunque los fines de dicha experimentación sean oscuros y siniestros, los grandes momentos que esta serie ha dejado, incluyendo la interpretación de más de cinco personajes por parte de Tatiana Maslany, protagonista de la misma, la hacen imprescindible para aquellos que os gustan las series fantásticas.

The Man in the High Castle

Por último, me gustaría destacar una de las joyas de la corona de Amazon Prime Video, el servicio de entretenimiento de gigante de la distribución online. Basado en el libro del mismo nombre escrito por el genio de la ciencia ficción Philip K. Dick, esta serie plantea un futuro alternativo donde la Alemania Nazi ganó la Segunda Guerra Mundial y se repartió, junto a su aliado Japón, el territorio de Estados Unidos.

Una vez más, las realidades alternativas cobran vida

Sin embargo, existen unas misteriosas cintas de celuloide que, supuestamente fabricadas o recopiladas por una persona que se hace llamar Man in the High Castle o la traducción al castellano como el Hombre en el Castillo, recogen momentos de nuestra realidad, aquella en la que los aliados ganaron la guerra y Japón fue derrotada por el poder de las bombas nucleares. Si te atraen los argumentos bélicos y quieres desentrañar el misterio de una doble realidad, que algunos personajes pueden percibir, ésta debe ser tu serie.