Vas a ese restaurante que tanto te gusta, te pides tu plato favorito, le haces una fotografía para subirla a Instagram y, finalmente, te lo comes. Ese plato te sabe especialmente bien, pero ¿sabes a qué se debe ese sabor especialmente rico que has descubierto en la comida? La Universidad de San Diego tiene la respuesta.

Vas a comprobar por qué para algunos es tan importante publicar lo que comen

Fotografiar la comida se ha convertido en uno de los rituales favoritos para muchos instagrammers. Navegar por la red social de fotografía sin ver una publicación con alimentos es algo casi imposible, aunque puede que esto no sea nada negativo, sobre todo para los encargados de subir esas imágenes.

Un estudio ha indagado en las consecuencias de subir fotografías de comida en Instagram y las conclusiones no te dejarán indiferente. ¿Sabe mejor o peor la comida cuando las publicas en la red? Vamos a conocer la respuesta, puede que al final de artículo empieces a subir tú también este tipo de imágenes, en caso de que no lo hagas ya.

Tres estudios en uno acaban con el misterio

La Universidad de San Diego, en California, se centró en analizar tres estudios que habían sido realizados previamente en una misma investigación. Así lo podemos ver en la revista Journal of Consumer Marketing, que publicó los resultados del estudio en 2016.

Los tres estudios aportaron conclusiones muy importantes para la investigación

Como se explica en la publicación, los expertos analizaron los resultados de tres estudios que tenían una línea en común: subir fotos de comida a Instagram. Debemos recalcar que 360 voluntarios participaron en los 3 estudios, lo que aporta veracidad a los detalles confirmados por los mismos.

Por un lado, y en el primer estudio, los voluntarios fueron separados en dos grupos: uno de ellos subía la comida a Instagram y el otro no. Ambas partes probaron los mismos platos, que consistían en un trozo de tarta y en una ensalada.

Las fotografías de comida se han convertido en una auténtica tendencia en Instagram. LaRed

El segundo análisis se centraba en la apariencia de los objetos, que siempre suele ser perfecta cuando aparece en Instagram. Así, los participantes probaron dos tartas, una con los ingredientes habituales y otra con ingredientes light. Esto fue aparentemente, ya que, en realidad, ambos platos estaban realizados con los mismos componentes.

Finalmente, el tercer estudio investigado por la Universidad de San Diego es clave para conocer la influencia de las publicaciones alimentarias en la dieta de una persona. Tras conocer la conclusión de esta investigación, puede que te veas reflejado al 100% en el comportamiento de los voluntarios.

Tras analizar a fondo los tres estudios que hemos mencionado, los expertos encontraron datos muy importantes que no habías imaginado hasta el momento. ¿Qué relación hay entre subir comida a Instagram y el sabor de la misma? Vamos a conocerla.

Subir la comida a Instagram es la clave

Esa es la resolución más importantes que sacamos de la información revelada por los responsables del estudio. Según los científicos, los voluntarios que subieron las fotos de sus platos a Instagram afirmaron haber disfrutado de una comida más buena y sabrosa que los miembros del otro grupo. No le des más vueltas a este misterio, ya que tiene una respuesta.

¿Qué tienen los voluntarios en contra de la comida light?

Los investigadores han afirmado que el mejor sabor de la comida cuando la subes a la red social se debe a esos segundos que debes esperar antes de poder probar bocado, como leemos en Voltaico. O sea, que el tiempo que echas en fotografiar, elegir filtro y pie de foto le aportan ese gusto sabroso al plato que te vas a comer a continuación.

Debemos explicar que la diferencia en los sabores solo se aplicó, en el primer estudio, a la tarta. Así, ambos grupos declararon haber sentido lo mismo al haber probado la ensalada, un sentimiento no muy especial parece, ya que la comida sana e Instagram no son muy buenos compañeros.

Al ponerse delante de dos tartas con el mismo aspecto (una de ellas light) y probarlas, los voluntarios declararon que la que no llevaba tantas calorías tenía peor apariencia que la menos saludable. Parece que saber los ingredientes de un plato influye más en nuestra mente de lo que pensábamos.

Como recordarás, la investigación partía de tres estudios, por lo aún tienes que conocer qué se aprende del último de ellos. Puede que te interese especialmente, ya que pone de manifiesto que ver comida en Instagram tiene un efecto directo en tu dieta. ¿Pero se trata de un efecto negativo o positivo?

Fotografiar tu plato de comida para publicarlo en Instagram tienen un efecto directo en el sabor. Miami New Times

Según los investigadores, navegar por la aplicación y ver comida saludable puede provocar que el usuario elija consumir comida sana. Como ves, encontrar publicaciones con alimentos saludables te podría llevar a un cambio en tu dieta hacia una tendencia más beneficiosa para tu salud.

Gracias al estudio realizado por los científicos de la universidad estadounidense hemos podido comprobar que la moda de publicar fotos de comida a Instagram puede resultar positiva, aunque eso no evita que resulte bastante pesado tener que ver mil fotos del mismo estilo.

Ya sabes, si quieres disfrutar de una comida más sabrosa, tan solo tienes que subirla a Instagram. Además, cuando estés a dieta, seguir solo a cuentas de comida saludable te ayudará a respetarla con más fuerza, o eso esperamos. De todas formas, tienes todo nuestro apoyo, y a seguir disfrutando de la faceta alimentaria de la red social.