Dormir es una de las actividades más importantes si queremos mantener un buen estado de salud. Seguro que te has notado cansado, enfadado o susceptible después de haber dormido poco o mal durante alguna noche. Y es que este proceso afecta de forma directa a nuestro estado mental, físico y emocional.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya alertó hace unos años de que no dormir puede afectar a la salud y recomendó dormir al menos 6 horas diarias. según Última Hora. El sueño puede verse afectado por dichos trastornos, que son todos aquellos padecimientos que afectan al desarrollo habitual del sueño.

La falta de sueño tiene consecuencias directas en nuestro comportamiento

Muchas personas sufren trastornos relacionados con el sueño que hacen su día a día muy complicado. Si sufres o has sufrido alguna de estas enfermedades lo entenderás sin ninguna duda, si no, a continuación, podrás conocer cuáles son los principales trastornos del sueño y las graves consecuencias que pueden conllevar.

Insomnio y narcolepsia, le puede tocar a cualquiera

  • Insomnio: Podríamos decir que este es el trastorno más habitual a la hora de dormir, ya que es probable que tú lo hayas sufrido también. Como leemos en Medline Plus, el insomnio es la incapacidad de las personas para conciliar el sueño o para poder dormir durante toda la noche, es decir, despertarse en varias ocasiones o hacerlo a unas horas muy tempranas de la mañana. El insomnio afecta de forma directa a la vida diaria de las personas que lo sufren, ya que ni el cansancio acumulado facilita el dormir.

  • Apnea del sueño: Este trastorno consiste en una pausa en la respiración mientras que la persona duerme. Su duración suele ser corta y el que lo sufre vuelve a respirar de forma normal tras un fuerte ronquido. La apnea más común es la obstructiva, que se da cuando el aire no puede pasar debido a una obstrucción en las vías respiratorias.
El insomnio es uno de los trastornos más comunes, cerca del 20% de las personas lo sufren. Republica
  • Sueño de ondas lentas: Este trastorno afecta a la fase 4 del sueño, una de las más profundas, cuando las ondas cerebrales y el ritmo respiratorio son muy lentos. Los trastornos relacionados con el sueño de ondas lentas pueden ser el sonambulismo (comportarse como una persona despierta: hablar, andar, etc) o los terrores nocturnos (la persona sufre un estado de tensión mientras duerme debido al pánico).

  • Narcolepsia: Es una de las enfermedades más conocidas del sueño y se da cuando existe una anomalía cerebral que altera los mecanismos neuronales del sueño, como leemos en Psicología y Mente. La persona que sufre narcolepsia se queda dormida en cualquier momento del día sin poder controlarlo y aunque haya dormido una gran cantidad de horas durante la noche. La narcolepsia se da cuando la persona en cuestión carece del sueño de ondas lentas y pasan directamente a la fase REM.

  • Sueño REM: Los trastornos relacionados con la fase REM del sueño son aquellos en los que la persona afectada no cuentan con la parálisis corporal habitual de esta etapa y expresa el movimiento que está viviendo en el sueño, según Psikipedia.

¿Qué consecuencias tienen estos trastornos?

Como hemos mencionado anteriormente, el sueño tiene un gran impacto en el desarrollo de tu vida diaria. No dormir implica estar de mal humor y no poder realizar de forma normal las tareas debido al cansancio, por poner unos simples ejemplos. La irritabilidad, el dolor muscular o un sistema inmune débil son algunas de las consecuencias que todos conocemos, aunque hay otras más graves.

La falta de sueño o dormir mal puede derivar en algunas enfermedades comunes

La apnea del sueño es tan peligrosa que puede llegar a provocar enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad y cáncer colorrectal o de mama, como publican en El Universal. La Clínica de Mayo, en Estados Unidos, confirmó a través de un estudio que la presión arterial se incrementa hasta nueve veces más de lo normal si las personas duermen cuatro horas o menos cada noche.

La falta de sueño también puede conllevar problemas graves cognitivos, como la pérdida de memoria. El sueño es objeto de numerosos estudios, como el de la Universidad de California, en San Francisco. Los científicos de este centro confirmaron tras una investigación que no dormir bien incrementa el riesgo de sufrir gripes y resfriados, ya que el sistema inmunitario se debilita.

Un diagnóstico temprano puede salvarte

¿Cómo puedes actuar ante estas enfermedades si crees que padeces alguna de ellas? Como suele pasar en otros casos, el consejo principal de los expertos es acudir rápidamente al médico. Como declaró el doctor Facundo Nogueira al medio Infobae, un diagnóstico temprano por parte de un médico especialista del sueño es clave.

Lo normal es que tu médico te realice estudios como la polisomnografía y poligrafía respiratoria nocturna, que sirven para detectar qué tipo de trastorno del sueño padeces. Estas pruebas permiten dar con un diagnóstico rápido que puede ser clave a la hora de luchar contra la enfermedad. Si tienes cualquier problema a la hora de dormir, acude a tu médico para intentar reducir las consecuencias.