Estoy seguro que aunque no hayas vivido la década de los 80, habrás oído hablar una y otra vez de aquellas series de televisión que entretenían a miles de niños y niñas españoles en la sobremesa o durante el fin de semana. Nada trae mejores recuerdos que aquellos personajes animados haciéndonos pasar momentos entrañables en casa.

Pero como este intenta ser un artículo de ciencia, en parte tecnología, optaré por elegir aquellas series de televisión animadas que más hincapié hacían en el elemento fantástico y, en ocasiones, en la presencia de otros mundos más allá de la Tierra. A veces esos mundos colisionaban con el nuestro, dando lugar a series tan fantásticas que vistas aún hoy en día, sigue siendo insuperables. ¿Comenzamos la aventura ochentera?

La extraña dimensión del parque de atracciones

Seguro que si no has nacido en la década de los 80, no sabes ni tan siquiera de qué te estoy hablando. ¿Te suena el título de Dragones y Mazmorras? Por si aún no estás situado, la serie narraba las aventuras de un grupo de amigos que disfrutaba de un día en un parque de atracciones. Atraídos, nunca mejor dicho, por la majestuosa montaña rusa de Dragones y Mazmorras, se ven transportados a un mágico mundo donde recibirán poderes para combatir a las fuerzas del mal.

En esta ocasión, aunque la serie nada tiene que ver con viajes entre dimensiones, su premisa si utiliza ese argumento para impulsar a los jóvenes hacia un mundo desconocido. Gracias a la información proporcionada por páginas web como la BBC, podemos conocer que existe una cierta probabilidad, al menos en teoría, de poder viajar a otros mundos, si por mundos entendemos lugares lejanos en el universo.

Una espada poderosa y un esqueleto villano

Pocos enfrentamientos en la década de los 80 han tenido tanta trascendencia como el que mantienen He-Man y Skeletor. En la serie que lleva el nombre del protagonista, He-Man y los Masters del Universo, el príncipe Adam obtiene poderes mágicos a través de su espada, ya que ésta contiene la energía del castillo de Grayskull. Deberá utilizar dichos poderes para mantener el orden y enfrentarse a los más poderosos enemigos, incluyendo al temible Skeletor.

En esta serie se nos presenta uno de los hechos más comunes en el mundo del cómic y la ciencia-ficción y el mayor anhelo del ser humano. Un planeta desconocido hasta entonces, Eternia, es el hogar de héroes y villanos. Las posibilidades de encontrar un planeta habitado en estos momentos son escasas, aunque como bien indican en un artículo de El País:

La cuestión ahora no es si encontraremos un planeta como la Tierra, sino cuándo.

Dentro del arcoíris

Hace unos años era habitual encontrarse con ejemplos de series animadas que tenían su alter ego en serie con actores reales y viceversa. Con Punky Brewster ocurria exactamente eso. Su versión animada, más fantasiosa si cabe de lo que era la real, introducía a un extraño gato con perilla procedente de un mundo al que se llegaba a través de un arcoíris.

En este caso la ciencia poco tiene que decir acerca de estos fenómenos naturales como medios de transporte interdimensionales, pero sí que el folclore y las leyendas, sobre todo en la mitología celta y nórdica, incluyen a los arcoíris como frontera entre dos mundos. El Bifröst es un nexo entre el mundo de los hombres y el de los dioses según el mito nórdico.

Un futuro ya dibujado

Con Los Supersónicos no había manera de aburrirse. Una familia en un futuro inexacto donde los inventos, viajes espaciales y secretos del universo no eran ningún problema. Es más, ¿sabes cuantos inventos de la serie se han convertido en dispositivos que utilizamos hoy en día?

Gracias al trabajo de la página web Cultura Colectiva, podemos comprobar qué acertados estuvieron los guionistas de la época. Relojes y casas inteligentes, videollamadas, asistentes como Siri o Alexa, medios digitales a disposición de cualquier lector o la comida impresa son algunos de los aparatos que ya utilizaba la familia Jetson en la ficción de los años 80.

Un policía desastroso

Si hay algo que caracteriza a las series de televisión para niños es la utilización del humor para poner a la altura de sus ojos a todo tipo de personajes, incluso a héroes como el Inspector Gadget. Si no conocéis quién es, el resumen sería que es un intento de mejora humana, con añadidos tecnológicos, que resulta ser más torpe que cualquier otra persona.

No sabría que elementos mencionar. Su famoso gorro que oculta una hélice para surcar los aires sería uno de mis favoritos. No podría olvidar las gadgetomanos, unas manos robóticas que salen de ese mismo sombrero y lo mismo te abren una lata de aceitunas que disparan una fotografía. Este extraño policía tiene, también, la posibilidad de extender telescópicamente sus brazos y piernas. Podéis ver la mayoría de sus gadgets en esta página web, ya que no tienen desperdicio.

Habrá más recopilaciones en próximas semanas

Quizás más adelante me anime a escribir otro recopilatorio mezclando series, ciencia y tecnología, quizás de otras décadas. Mientras tanto, id echando un vistazo a las series que os he escrito aquí arriba, porque no tienen desperdicio. Déjame tus series favoritas de esta década en nuestra página de Facebook, nuestra cuenta de Telegram o Twitter.