Este artículo va a ser un ejercicio de imaginación. No, de momento nadie ha podido, al menos que la opinión pública sepa, viajar en el tiempo. Sin embargo, el mundo más fantástico que puedas conocer, cine y televisión, ha jugado de una u otra manera con la posibilidad de regresar al pasado o viajar a épocas futuras. En los próximos párrafos te voy a hablar de mis favoritos en cuanto a viajes temporales se trata.

McFly y su DeLorean

Si después de haber leído el título del apartado no sabes de qué te estoy hablando, será mejor que busques en YouTube las palabras Regreso al Futuro. La cinta de Robert Zemeckis es una de las legendarias si de tramas temporales estamos hablando. Una trilogía básica para los nacidos en los años 80 y mítica para aquellos amantes del cine de ciencia ficción. ¿Quieres conocer la máquina del tiempo?

La gracia de esta máquina del tiempo es que está construida sobre un DeLorean, un coche que tuvo muy pocos modelos a la venta en Estados Unidos y es considerada una joya de coleccionista en la actualidad. Sin embargo, el verdadero artífice de los viajes en el tiempo se encontraba a bordo del coche. ¿Conoces el Condensador de Fluzo?

Su funcionamiento no se explica, pero a quién le importa

La idea vino a la cabeza del Doctor Emmett Brown el 5 de noviembre de 1955 al golpearse la cabeza en el baño. Al despertar, la imagen del condensador apareció frente a él. No está muy claro su funcionamiento, ya que este no es explicado durante las películas. Sin embargo, sabemos que cuando el DeLorean alcanza las 88 millas por hora, 140 kilómetros por hora, el condensador destellea y frente al coche aparece un portal que lo catapulta a la fecha señalada en el panel de control del vehículo.

Una cabina telefónica muy especial

Si hablamos de series de televisión, quizás aquella que represente mejor los valores de la ciencia ficción y la longevidad sea Doctor Who. En esta serie, emitida en el Reino Unido desde 1963, se narran las aventuras del protagonista, El Doctor, que proviene de una raza extraterrestre denominada los Señores del Tiempo.

Gracias a esta serie conocemos la existencia de la TARDIS, Time And Relative Dimensions In Space, lo que traducido sería Tiempo y Dimensiones Relativas en el Espacio, una máquina para viajar al pasado o al futuro. Esta nave fue fabricada por los Señores del Tiempo y posibilita el transporte en el espacio-tiempo. Una de sus curiosidades es que resulta mucho más grande por dentro de lo que aparenta por fuera y, además, puede alterar su forma gracias a su circuito camaleónico.

La icónica forma de la nave es un símbolo en el Reino Unido

En Doctor Who conocemos a la nave por su aspecto de cabina de teléfonos inglesa de los años 60, porque el tipo de nave que se utiliza, el modelo 40, tiene su circuito camaleónico estropeado. Después de una visita a Londres, en el primer episodio de la serie, la TARDIS adopta la forma de dicha cabina, sin volver a poder cambiar de forma en el resto de temporadas.

Las puertas secretas del Ministerio

Si hay una serie de televisión de la que estar orgulloso en el panorama español es El Ministerio del Tiempo. La serie, que narra las aventuras y desventuras de los funcionarios de un secreto Ministerio del Gobierno de España, es una maravilla tanto técnicamente, como en la manera que sirve para educar al público que la ve semana tras semana.

Su premisa, aunque un tanto falta de explicaciones, apunta a que en un Ministerio oculto en el centro de Madrid, concretamente en el subsuelo, se encuentran cientos, podrían ser miles, de puertas que conducen a distintas épocas y lugares. Es decir, que dichas puertas posibilitan el viaje espacio-temporal. Los dirigentes del Ministerio aseguran que únicamente se puede viajar al pasado, pero muchos son los indicios que sugieren que el futuro también puede visitarse.

El origen de las puertas permanece secreto

Su origen sigue siendo un misterio, al igual que la sociedad norteamericana que persigue dicho secreto en su propio beneficio. Capítulo tras capítulo, después de salvar nuestra historia tal y como la conocemos, conseguimos arañar un poco más del sentido del Ministerio y todo aquello que nos está siendo ocultado. Si aún no has visto la serie, no dudes un instante que te cautivará de manera inmediata.

De momento, estas tres formas de viajar en el tiempo son mis favoritas y también las primeras que me vienen a la mente cuando pienso en esta fantasía de la ciencia ficción. Si tienes alguna otra que sea tu predilecta, déjanos un comentario en Facebook, Twitter o Telegram. Incluso puedes hacerlo en el futuro o en el pasado.