Los coches eléctricos están pasando por diversas fases en el mercado. Desde los inicios, se han barajado varias propuestas, pero no siempre se ha asemejado esta tecnología con múltiples alternativas al mismo tiempo. De hecho, en sus comienzos, se hablaba a este tipo de modelos como electrodomésticos con ruedas. ¡Qué lejos queda aquella oscura etapa de Mitsubishi i-MiEV y demás!

Ahora, por fortuna, podemos encontrar alternativas muy interesantes en el sector. De hecho, de aquellos tiempos al momento actual hemos visto el nacimiento de otras compañías como Tesla o NIO, 2 fabricantes que pueden ser fundamentales para explicar el futuro de la movilidad sostenible. Todo hace pensar, además, que veremos más opciones a lo largo de los próximos años.

AKO es un fabricante de coches eléctricos que apostará por un nicho de mercado específico

Cabe destacar que, prácticamente todos los sectores, están teniendo alguna que otra variante eléctrica o, al menos, híbrida enchufable. En este sentido, toca hilar muy fino para encontrar aquellos pequeños nichos de mercado que puedan albergar alguna que otra figura eléctrica. Es más, ¿por qué no se crean nuevos segmentos? Esto es justo lo que está a punto de hacer la compañía AKO.

Desde hace varios años, esta startup de capital principalmente lituano, lleva realizando importantes esfuerzos en materia eléctrica. Tras haber divisado varias estrategias, parece que se ha llegado a una decisión final; la producción de una variante sin emisiones contaminantes que destaque, sobre todo, por su orientación comercial. ¿Comprarías un coche eléctrico creado para disfrutar?

Con este término, nos estamos refiriendo al aspecto emocional y, sobre todo, divertido. Esto es justo lo que se ha propuesto AKO a través de esta especie de automóvil de 3 ruedas. El objetivo es claro, hacer de la movilidad sostenible algo compatible con la pasión por la conducción. ¿Lo han conseguido? He aquí algunas de las claves propuestas para hacer de este prototipo una auténtica experiencia adictiva.

3 ruedas con el único objetivo de provocar sonrisas en el conductor

Se trata de una variante que está especialmente creada para el disfrute en carreteras reviradas. Gracias a su dirección y el sistema de suspensiones que incorpora, ofrece una gran variedad de sensaciones al conductor. Esto es así, principalmente, gracias al balanceo de su eje delantero. Se trata de un modelo que, al girar, realiza un contrapeso para contribuir a una mejora de la estabilidad.

Según se puede leer en el portal tecnológico New Atlas, se trata de una variante que está configurada para una única persona. Este es el mejor ejemplo para mostrar cuál es su carta de presentación. Su diseño está configurado para aprovechar el reparto de pesos con la única finalidad de mejorar su paso por curva y, por tanto, las ganas de seguir apretando el acelerador.

Este triciclo para mayores está creado para alcanzar los 240 km/h de velocidad máxima

Se espera que el modelo definitivo pueda dar espacio a un segundo pasajero, el cual se situaría de la misma forma que se hace en otros modelos como el Renault Twizy. Cabe destacar que tendrá, con 28 kWh de capacidad de la batería, una autonomía que rondaría los 300 kilómetros por cada ciclo de carga. Aun así, todo dependerá de la alegría con la que se pise el pedal derecho. Por ello, se pronostica que será de bastante menos.

En términos dinámicos, una de sus principales cualidades es que contará con una potencia de 140 kW, es decir, unos 187 CV, ademas de contar con un par máximo de unos 600 Nm. Gracias a ello y unas cifras muy contenidas en peso, se podrá alcanzar un máximo de 240 km/h. Sus 450 kilogramos de peso le permitirá ser la opción más liviana del mercado si, finalmente, termina en la cadena de producción.

Una apuesta por un diseño completamente radical y diferente

Tal y como hemos venido dándote alguna que otra pincelada, se trata de un modelo con 3 ruedas con un diseño muy pasional. Sin embargo, cabe destacar que es completamente funcional su estilo tan curioso. Tanto es así que contribuirá en la maniobra en curva para evitar un vuelco inesperado. De hecho, la marca ha conseguido alcanzar un grado de curvatura del cuerpo de hasta 30°.

AKO ha creado un vehículo eléctrico para hacer de la conducción eléctrica algo deportivo. Motorbike Writer

Se trata de un producto-capricho que ha sido creado todavía bajo el formato del prototipo. Por ello, será fundamental para verlo en el mercado que particulares contribuyan a su financiación a través de campañas de crowdfunding, algo que no ocurrirá, previsiblemente, hasta bien entrada la segunda mitad de año. Esto, de hecho, podría demorarse todavía más debido a la crisis del coronavirus.

Y tú, ¿comprarías un producto de estas características? Es más, ¿cuánto estarías dispuesto/a a pagar por una unidad? Se trata de un producto orientado a un público muy determinado que sabe valorar las cualidades de las mecánicas eléctricas y que, además, disfruta de la pasión de la velocidad. Los próximos meses sabremos si lo veremos algún día en la carretera.