En 2016 Pokémon GO apareció en escena como una aplicación que iba a cambiar para siempre la idea que teníamos de la realidad aumentada. De repente, antiguos aficionados al juego y personas que jamás se habían interesado por las criaturas de Nintendo, se lanzaron a la calle para completar la Pokédex.

Se convirtió en lo más comentado durante semanas, pero también tenía su lado negativo. Parte de los entrenadores Pokémon decidieron ir un poco más allá para mejorar su nivel. Tanto es así que llegaron a utilizar el coche para poder recorrer distancias más largas en menor tiempo para poder atrapar a más personajes virtuales.

Para mejorar algunas habilidades en el juego se requiere recorrer determinadas distancias

Lo hacían también para poder abrir los huevos, por lo que era más sencillo recorrer las distancias en el coche. Hasta que llegó la actualización que sabría discriminar cuando uno iba andando y cuando iba en un vehículo, miles y miles de personas estuvieron recorriendo las calles en busca de aventuras.

Como puedes imaginar, todo tiene un coste, más aun cuando hablamos de la utilización del móvil en la conducción. Es más, ahora disponemos de un estudio que demuestra qué es lo que ocurrió en el Condado de Indiana, en Estados Unidos, durante los 148 días siguientes al lanzamiento de la aplicación.

¿Crees que los daños económicos derivados del mal uso de la aplicación pueden sumar miles de millones de euros? A tenor por los resultados calculados por 2 profesores de la Universidad de Purdue, podríamos afirmar que sin lugar a dudas, sí que habrían ascendido a tales cifras astronómicas.

Sí, un mal uso de Pokémon GO también ha causado víctimas mortales

El proyecto, denominado Death by Pokémon GO y elaborado conjuntamente por 2 docentes de la Universidad de Purdue, acaba de ser revelado, mostrando unos datos que pocos habrían imaginado. ¿Qué datos se pueden sugerir tras un análisis de lo ocurrido en un tiempo que se extiende por poco más de 3 meses?

Pokémon GO ha producido accidentes de tráfico por un uso indebido de la aplicación. Motorbit

La aplicación, según se puede leer en el documento, registró un incremento de hasta un 47% en el número de accidentes producidos en el periodo analizado. Este aumento de la siniestralidad no discrimina, de un modo u otro, la gravedad de los mismos, pero sí que sirve para entender el fenómeno Pokémon GO acaecido en las semanas posteriores al lanzamiento.

Los investigadores que llevaron a cabo la interpretación de los datos son conscientes de la ambigüedad de esta cifra, por lo que han decidido hacer unas declaraciones al respecto, tal y como se puede leer en el portal Pcmag.com.

Documentamos un aumento desproporcionado de accidentes y daños asociados a los mismos, lesiones personales y muertes en las cercanías de los espacios conocidos como Pokeparadas, donde los usuarios pueden jugar mientras conducen.

De hecho, según se puede apreciar en los resultados ofrecidos en el documento inicial, en el estudio se ha podido comprobar cómo 2 de las víctimas que hubo en este periodo de tiempo en el Condado de Indiana estaban relacionadas con el mal uso de la aplicación en la conducción.

Así pues, sumando los daños materiales y personales, la cifra aportada por el estudio asciende a un intervalo que ronda los 5,2 y 25,5 millones de dólares, es decir, un montante que estaría situado entre los 4,35 y 21,3 millones de euros o, si lo prefieres, entre los 96 y 476 millones de pesos mexicanos al cambio actual.

Teniendo en cuenta que la población de todo el Condado de Indiana solamente suma un total de 6,6 millones de personas, podemos intuir que si se extrapolan estas cifras al conjunto de la economía estadounidense, las cifras son de vértigo, incrementándose hasta varios miles de millones de euros a nivel mundial.

Pokémon GO quiso frenar la situación, pero llegó tarde

La primera conclusión que puede extraerse del documento publicado es la llegada tardía de la solución que ha reducido, desde entonces, el número de contratiempos al volante derivados del juego. Esta consistió, tal y como hemos comentado un poco más arriba, en la inclusión de un detector que permitía a la app saber si el usuario estaba en el volante.

El uso indebido de Pokémon GO llegó a incrementar los accidentes hasta un 47% en el Condado de Indiana. Alfa Beta Juega

Esta actualización inhabilitaba todas las funciones que hacía que muchos los conductores se decantasen por ponerse al volante. Para entonces, ya se habían registrado las primeras muertes en la carretera por accidentes derivados de una falta de atención a la conducción.

No obstante, siempre se puede aprender de lo ocurrido en el pasado, por lo que las nuevas aplicaciones que surjan en el futuro y que tengan la realidad aumentada como base de las mismas, deberán ponerse en la piel del potencial usuario para evitar nuevos sucesos de este tipo.