El coche eléctrico está haciendo posible que una nueva idea se cierne sobre este tipo de producto. Durante todo el siglo XX y lo que llevamos de siglo XXI, un coche ha servido, principalmente, para poder desplazarse del punto A al B. Esta ligera aproximación podría sufrir un gran cambio a lo largo de los próximos años a tenor por la nueva tecnología que está desarrollándose.

Entre las opciones que más están llamando la atención del público es lo que se conoce como sistema de carga de baterías bidireccional, técnicamente conocido como V2G. Esta curiosa alternativa al modelo convencional está especialmente relacionada con la posibilidad de servir como canal de salido el coche eléctrico en términos de transmisión de energía. ¿Imaginas, por ejemplo, tener luz en el hogar gracias a tu coche?

Audi está desarrollando su propio sistema de carga de coches eléctricos V2G

Se trata de un proyecto sobre el que todavía queda un cierto recorrido para los próximos años. Sin embargo, cada vez son más los proyectos que están directamente involucrados por esta innovación. Las posibilidades sobre su éxito potencial son muchas, por lo que es importante conocer cuáles son los detalles y secretos que hay tras esta curiosa modalidad.

Audi, en su objetivo de entrar con buen pie al terreno de la electrificación del parque automovilístico, ha creado su propio equipo ligado a esta revolucionaria técnica. ¿Cuáles son los entresijos de la compañía de Ingoldstadt para producir un coche eléctrico capaz de contribuir al suministro eléctrico? ¿Con qué objetivo se busca introducir esta tecnología en el mercado?

Veamos, con un mayor grado de detalle, qué es lo que se puede esperar de este modelo de negocio, por qué se trata de una opción a tener en cuenta a la hora de escoger tu próximo coche sin emisiones contaminantes y, por supuesto, en qué consiste el sistema de carga bidireccional o V2G.

Audi podría dotar al coche eléctrico de tecnología V2G

Hasta ahora, Nissan era el principal fabricante de coches eléctricos que, abiertamente, ha apostado por su investigación. Audi, con este nuevo paso, se incorpora a la búsqueda de un potencial modelo de negocio. ¿En qué consiste la aproximación llevada a cabo por la marca? La clave está en la obtención de electricidad a través de placas fotovoltaicas.

Audi está desarrollando un programa de carga orientado a las soluciones V2G. Electrek

Según se puede leer en el portal especializado Electrek, Audi está en conversaciones con el grupo Hager para llevar a cabo el proyecto. Este consistiría, básicamente, en aprovechar el excedente obtenido en materia solar para que las baterías de los coches eléctricos de Audi sirviesen como cámaras de almacenamiento.

El futuro del coche eléctrico podría estar orientado a la rentabilidad al usuario

El objetivo en el medio y largo plazo sería la posibilidad de obtener energía gratuita o, de hecho, la retribución al usuario si la demanda energética del circuito fuese superior a la ofertada. Se trataría, por tanto, de una nueva forma de obtener una rentabilidad adicional y, ciertamente, residual, del automóvil. Además, permitiría un ahorro en la propia factura del hogar.

Por el momento, la obtención y mantenimiento energético de un excedente en materia solar solo podría darse en situaciones muy concretas. El usuario, por un lado, debería disponer de un vehículo de la firma de los 4 aros con la opción de carga bidireccional y, al mismo tiempo, tener paneles solares de la firma del grupo Hager. Como ves, una combinación muy específica.

Una práctica que podría ir en aumento a lo largo de los próximos años

¿Es el sistema de carga bidireccional la verdadera alternativa a la movilidad sostenible planteada en la actualidad? El proyecto de Audi no es más que una nueva aproximación sobre las futuras generaciones de coches eléctricos. El modelo presentado por la firma alemana está, todavía, en plena fase de desarrollo, por lo que habrá que esperar un tiempo para conocer más detalles.

La propuesta de Audi todavía está en una fase de desarrollo muy temprana para conocer su propuesta. Audi

Por el momento, se está haciendo uso de una unidad del Audi e-tron, el primer modelo de la marca creado y pensado para ser eléctrico desde su planteamiento inicial. Según los primeros resultados obtenidos, se ha conseguido completar un proceso de transferencia de energía de 12 kW, un nivel de potencia todavía con un gran margen por delante. ¿Seguirá adelante el proyecto?

El coche eléctrico es la alternativa definitiva al uso de combustibles fósiles

Los próximos meses serán fundamentales para poder determinar cuál es el verdadero alcance de una propuesta alentadora para el coche eléctrico. Teniendo en cuenta cómo avanzan las innovaciones relacionadas con las soluciones sin emisiones contaminantes, ¿estamos ante el momento más importante en cuanto a electrificación del parque automovilístico en los países desarrollados?

Todo dependerá de la propuesta sobre competitividad y posibilidades de obtener rendimiento con un coche con baterías eléctricas. Es por ello que una reducción del coste de las mismas seguirá siendo el eje para valorar el crecimiento de matriculaciones de este tipo de tecnología.