Los coches eléctricos basan su principal desventaja en la existencia de baterías un tanto ineficientes. Sí, así es, el peso de las mismas y su menor autonomía frente a los motores tradicionales, siguen suponiendo un lastre para su expansión. Las baterías de estado sólido llegan para paliar este mal.

En la actualidad, la gran mayoría de los modelos existentes ofrecen conjuntos de baterías en estado líquido, cuyo componente principal es el litio.

Este material se ha empleado desde hace ya varios años en multitud de sectores que requieren de la utilización de baterías. Un buen ejemplo del auge del litio se ha producido gracias a la expansión de la tecnología móvil.

El precio de este material se ha multiplicado en los últimos años por un aumento en la demanda. Rankia

El gráfico anterior muestra la tendencia que ha mostrado el precio en dólares por tonelada de litio. Según se puede observar, desde octubre de 2015 se disparó a raíz del crecimiento de la demanda en diferentes sectores, incluyendo la industria automotriz.

Las baterías en estado sólido, en los últimos meses, se han mostrado como una posible solución. Cada vez son más los fabricantes, como indica Híbridos y Eléctricos, que están mostrando interés en esta alternativa.

Por qué es necesaria la tecnología sólida

John Goodenough, el cual tiene en la actualidad 95 años, está considerado como el padre de las baterías de litio, tal y como afirma El Confidencial. Fue el precursor de la utilización de una tecnología revolucionaria y, ahora, está en busca de solucionar algunos de sus defectos para perfeccionar su invento.

Según se indica en el medio autoblog, el coste, la seguridad, la densidad de la energía, las tasas de carga y descarga y la vida útil de las baterías son sus principales debilidades.

Ante esta situación, se ha puesto manos a la obra comandando un proyecto junto a Toyota para revolucionar el mercado con baterías en estado sólido.

Según detalla el propio autoblog, ya se habría logrado dar solución a uno de los 5 pilares sobre los que se asentarían las mejoras respecto a las baterías de litio.

Las baterías de litio poseen 5 debilidades que podrían solventarse si fuesen reemplazadas por las sólidas. REDIMIN

El foco de atención sobre el que Toyota habría centrado sus esfuerzos sería el de la densidad de energía. Gracias a una serie de novedades, el tiempo de carga, por ejemplo, se reduciría.

Por otro lado, se acabaría con el problema del acortamiento de la autonomía que se produce en los vehículos eléctricos con el paso del tiempo.

Las condiciones atmosféricas no perjudicarían a la autonomía

Una de las principales desventajas de los vehículos eléctricos actuales, tal y como se puede ver con detalle en el medio Next Auto, es que tanto las elevadas como las bajas temperaturas afectan negativamente al desempeño de las baterías.

Con una sólida, se evitaría que el líquido no perdiese las propiedades para garantizar una mejor redistribución de los iones desde el ánodo hasta el cátodo, función necesaria para que se produzca el movimiento.

Veámoslo con el ejemplo relativo a las temperaturas bajo cero. La congelación de parte del líquido deteriora la calidad para el envío de los iones, lo cual afectaría a la autonomía del coche.

La autonomía también depende de la temperatura exterior

Aún así, es importante destacar que Noruega, actualmente, es uno de los mercados en los que mayor aceptación ha tenido el coche eléctrico. ¿Es, por tanto, una solución secundaria la que está planteándose en este apartado?

Lo cierto es que no. El calentamiento global que está viviendo el planeta nos está demostrando, tal y como informa Infobae, que están registrándose temperaturas más extremas, tanto frías como cálidas dependiendo de la época del año en la que nos situemos.

Por ello, podríamos esperar que, pese a que hoy no es tan importante esta mejora, sí que tendrá un peso importante de aquí a unos años vista.

Qué se espera respecto a los próximos años en baterías

No se sabe qué repercusión podrán tener esta modalidad de baterías, pero las sólidas cuentan con suficientes argumentos para ser una alternativa viable respecto de las que actualmente operan en el mercado.

Es pronto para ver si tomarán la alternativa. Aún así, estudios como los que están llevándose a cabo en Toyota indican que en el medio plazo, los fabricantes podrían virar hacia las sólidas con el objetivo de reducir dichas debilidades expresadas anteriormente.

¿Podemos tomar en serio al señor Goodenough? Por supuesto que sí, ya que está considerado como uno de los que logró inventar las primeras baterías de ion-litio con las que nos encontramos todos los días.

Las baterías en estado sólido podrían relevar a las de litio

Es cierto que tiene una edad avanzada, pero cuenta con un equipo a su alrededor dotado de ingenieros y científicos expertos en la producción y desarrollo de baterías.

Lo que sabemos a ciencia cierta es que, tal y como apunta Xataka, la autonomía no ha parado de crecer a lo largo de la corta y historia de la conducción eléctrica.

Sí, debemos decir corta porque, pese a que lleva entre nosotros desde el siglo XIX, ha sido en las últimas 2 décadas cuando se ha producido un verdadero acercamiento de la tecnología eléctrica respecto de los motores de combustión interna.