El futuro de la movilidad en las grandes ciudades tendrá como uno de los principales protagonistas a la bicicleta, sobre todo aquella que lleve acoplado una pequeña motorización eléctrica. Antes de la invención del automóvil era lo más socorrido y, curiosamente, más de un siglo después, volverá a cobrar importancia en el medio urbano.

Las bicicletas eléctricas ofrecen todo tipo de soluciones para ser la mejor opción que podemos elegir en nuestros desplazamientos que no requieran salir a carretera. En muchas ciudades, además, cada día es más sencillo circular sobre 2 ruedas por el acondicionamiento de la infraestructura.

La bicicleta eléctrica tendrá un papel fundamental en la movilidad

¿Es, por tanto, la bicicleta eléctrica la solución definitiva para la sostenibilidad del futuro? Con el paso de los años, se ha podido observar cómo los diseños se han ido adaptando mejor a las necesidades de su público objetivo. Las hay plegables, para salir a realizar rutas, con mayor o menor autonomía, etc.

Precisamente es en la modalidad más apta para el deporte de aventura donde hemos encontrado un modelo que merece la pena un rápido análisis. ¿Cómo puede una mountain bike lograr cifras de autonomía por encima de los 380 kilómetros? La hay, se llama Delfast y cuenta con el privilegio de ser la más eficiente en materia eléctrica.

Tanto es así que, visualmente, se parece bastante a una motocicleta de motocross por la configuración de su cuadro o las prestaciones que dispone cuando trabaja a alto ritmo. ¿Podrá ser homologada cuando se distribuya por los diferentes mercados en los que se espera que esté presente?

Delfast, la bicicleta eléctrica con complejo de motocross

La miremos por donde la miremos, lo más lógico sería que creyéramos que estamos ante una motocicleta propia del segmento del motocross. Quizás no es lo más idóneo para el asfalto, pero es que su concepción busca, principalmente, realizar rutas sobre el pavimento y pistas que no requieran fuertes obstáculos.

Delfast es una bicicleta eléctrica que cuenta con una autonomía propia de coches eléctricos de última generación. GadgetFlow

Según se puede leer en el portal GadgetFlow, esta bicicleta eléctrica dispone de un conjunto de baterías de ion litio que le proporciona una autonomía de hasta 380 kilómetros, ¡algo jamás visto en el mercado!

Tanto es así que la totalidad de su cuadro está cubierto por baterías capaces de generar la suficiente fuerza como para circular hasta los 80 km/h, una velocidad que, obviamente, nos suscita la siguiente pregunta, ¿cuántos mercados aceptarán sus cualidades como para evitar su homologación?

En muchos países deberá acudirse a la limitación de la potencia

En Delfast, el fabricante, son conscientes de las astronómicas cifras que desprende la máquina. Por ello, el cliente podrá pedir, al realizar la reserva, que se limite la potencia para evitar cualquier problema legal que pueda surgir en relación con la restricción.

En Europa, según se puede leer en el portal Foro Coches Eléctricos, deben respetarse 2 límites al respecto. En primer lugar, la potencia máxima que podrá tener cualquier vehículo de motor deberá ser inferior a 250W, mientras que, por otro lado, la ayuda al pedaleo solo podrá darse hasta los 25 km/h.

Ahora bien, ¿en qué variantes se puede conseguir la bicicleta eléctrica más completa que se puede adquirir actualmente en el mercado? Veámoslo.

Delfast, un proyecto de Kickstarter con muco recorrido

Sí, las plataformas de Kickstarter han conseguido, sobre todo en los últimos años, financiar proyectos con multitud de aportaciones anónimas. Utilizando esta práctica, la firma de bicicletas quiere comenzar a ofrecer la gama de productos más completa en relación con el mercado eléctrico.

Delfast ha recurrido a plataformas crowdfunding para conseguir fondos para continuar con el proyecto. Uprom

Es importante destacar que los precios variarán en función de la opción de potencia contratada. Habrá 3 modalidades que se adaptarán al corredor en función de sus necesidades, según se puede observar en el perfil de Kickstarter; una de 750W, otra de 1.000W y una última, destinada principalmente a la competición, de 5.000W.

Respectivamente, los anteriores modelos dispondrán de unos precios situados entre los 2.499 y 3.829 dólares, es decir, entre los 2.150 y 3.300 euros al cambio actual, o si lo prefieres, entre los 48.000 y 73.000 pesos mexicanos.

La Delfast va dirigida a un público objetivo muy concreto que apuesta por la aventura

Tal y como se puede observar, los precios demuestran no ser un producto barato en ninguna de las combinaciones posibles. Sin embargo, es importante destacar que este producto va destinado principalmente a un público objetivo muy concreto, huyendo de la idea de ser un medio de transporte útil solo para desplazamientos urbanos.

Por ello, lo principal que debemos destacar de este concepto es cómo la tecnología eléctrica va rompiendo moldes en todos y cada uno de los sectores en los que está penetrando. ¿Podemos afirmar que dominará la movilidad en las 2 próximas décadas?

Este tipo de alternativas nos demuestra cómo aún tiene mucho recorrido la alternativa eléctrica en cualquiera industria relacionada con la forma de movernos en el medio y largo plazo.