La movilidad actual es muy distinta a lo que era, apenas, un lustro. La llegada de las opciones eléctricas ha servido para modificar por completo nuestra forma de entender los desplazamientos urbanos. A pesar de que las bicicletas siempre han estado muy presentes en la sociedad, ahora le ha tocado el turno a las opciones eléctricas.

En este sentido, la competencia con el patinete eléctrico se ha convertido en una batalla que merece la pena mencionar. Al fin y al cabo, esta segunda alternativa es más cómoda que la protagonista del artículo. Es por ello que el sector de la bicicleta debe reinventarse a través de otras cualidades. ¿Y si la estética pudiese cambiar los patrones del mercado?

Las bicicletas eléctricas está multiplicándose en las áreas urbanas

Es importante destacar que el presupuesto actual para la compra de una bicicleta es distinto al que había hace unos años. Teniendo en cuenta el coste de mantenimiento de un automóvil y las limitaciones de acceso al centro de la ciudad, el público puede tener más proactividad a pagar más por este medio de transporte. Es aquí donde entra en juego un nuevo nicho de mercado.

Vintage Electric es un nuevo fabricante de bicicletas eléctricas que busca, principalmente, estandarizar una nueva forma de entender la movilidad sostenible en la ciudad. Para ello, ofrecerá al público un modelo que basa su existencia, esencialmente, en el diseño. Este producto pretende crear una nueva tendencia en el segmento de las 2 ruedas con una apuesta apasionante, su modelo Roadster.

Y tú, tras leer la configuración y opciones que proporciona la marca sobre su primer modelo, ¿te plantearías su compra o preferirías seguir apostando por una alternativa convencional de bicicleta eléctrica?

Una apuesta por la movilidad sostenible sin penalizar la imagen

El diseño es la variable fundamental sobre la que se concentra la bicicleta eléctrica de Vintage Electric. Las baterías, de hecho, simulan la disposición de un bloque de 2 tiempos presente en algunos de los modelos más icónicos del mundo de la motocicleta. Ahora bien, ¿es suficiente para conquistar a un público que tradicionalmente ha demandado otros conceptos?

Roadster 2020 es la bicicleta eléctrica que podría asaltar la ciudad por sus cualidades estéticas. Electrek

Según se puede leer en el portal tecnológico Electrek, la sede principal de esta marca está en Santa Clara, en California. El objetivo fundamental de esta compañía es llegar a un público que todavía no se ha impuesto en el mundo de la bicicleta. La transición hacia lo eléctrico es, por tanto, la oportunidad para crecer en el mercado. Ahora bien, ¿cómo esperan conseguirlo?

La opción Roadster estará disponible en 2020 con un motor de 3.000 W

La clave está en las cualidades del producto Roadster, el primero que saldrá a la venta en 2020. Entre sus múltiples cualidades, cabe destacar la disposición de una motorización capaz de contribuir al pedaleo para conseguir velocidades máximas superiores a los 50 km/h. Esto supondría competir directamente contra el coche convencional en términos de tiempo por desplazamiento.

Como viene siendo habitual en el sector, ofrece distintos modos de conducción. No obstante, cabe mencionar que puede su motor de 3.000 W es capaz de generar una potencia de 3 kW en el denominado Race Mode, la opción más dinámica. Aun así, dado el objetivo de su producción, se recomienda utilizar otra configuración para preservar autonomía en cada unos de los recorridos a realizar.

Una batería con capacidad para cubrir tus movimientos diarios

Una de las curiosidades que rodea a Vintage Electric es que su ventaja en el diseño tiene un efecto positivo en sus cualidades dinámicas. La presencia del detalle similar al motor convencional de una motocicleta le permite disfrutar de unas baterías de mayor envergadura que las que se ofrecen en el resto del sector. ¿En qué se traduce esto? Su autonomía es su punto fuerte.

Vintage Electric comercializará su primer modelo en 2020. Electrek

Según se ha podido constatar en la fuente citada anteriormente, con cada ciclo de carga completo se podrá disfrutar de un rango de 64-120 kilómetros. Como es lógico, todo ello dependerá del uso que se le dé teniendo en cuenta la disposición de los diferentes modos de conducción. Aun así, cabe destacar que, en cualquiera de sus configuraciones, ofrece más kilometraje que la competencia.

El precio de la bicicleta eléctrica es superior al resto de competidores

En relación con el precio, era de esperar que no iba a ser una alternativa accesible para todos los bolsillos. Los primeros datos apuntan a que tendrá un precio de 6.995 dólares, o lo que es lo mismo, unos 6.240 euros o 136.000 pesos mexicanos al cambio actual. Por ello, la principal decisión a tener en cuenta será apostar por esta opción o una motocicleta convencional.

A su favor, sin duda, está el hecho de que no se requerirá la disposición de combustible basado en recursos fósiles. ¿Y si se convierte este producto en objeto de especulación en el futuro? Para saberlo, habrá que esperar para ver cómo son sus ventas en el medio plazo.