El Covid-19 está teniendo, ya a estas alturas, una gran incidencia a la hora de entender el comportamiento de ciertos sectores económicos. El del automóvil es uno de los que está sufriendo con más intensidad el problema que se avecina a lo largo de los próximos meses. La electrificación ha chocado de lleno con una nueva realidad que no será fácil de superar. No, al menos, en el corto plazo.

El problema está directamente relacionado con un menor poder adquisitivo y la problemática generada por la diferencia existente entre el precio de un coche eléctrico y uno que equipa un motor de combustión interna. ¿Cuántas personas con dudas a la hora de optar por una u otra opción se decantarán por el primero? No es fácil lidiar con ello. Ante esta situación la moto es la solución.

El transporte en ciclomotor, scooter o motocicleta eléctricos se ha convertido en una solución muy económica en el medio y largo plazo. En este sentido, la compañía BlackTea ha decidido mostrar al público un modelo muy interesante. No dispone de tubo de escape, por lo que el motor y baterías eléctricos son sus únicos componentes a destacar. ¿Qué ofrece un producto de esta clase?

Según se puede leer en el portal tecnológico Electrek, se trata de una motocicleta eléctrica que se encuentra a medio camino entre un sencillo ciclomotor y una unidad del tipo Scrambler. En relación a su estética, se puede relacionada con este segundo estilo, pero a nivel dinámico, no hay duda alguna de que se trata de una solución pensada para la ciudad.

Veamos, por tanto, en qué consiste está apuesta, por qué se ha decidido ofrecer este producto en Estados Unidos y Europa y, sobre todo, cuáles son aquellos aspectos que merece la pena tener en cuenta. El mdoelo Moped, que es como así se llama, ofrece una imagen diferente y un equipo tecnológico superior a su teórica competencia. He aquí las claves.

BlackTea Moped, una motocicleta eléctrica diferencial

Esta curiosa apuesta de esta compañía tiene un diseño que bien podría estar relacionado con un segmento que ofrece mejores acabados y mayores niveles de potencia. Sin embargo, se trata de una versión discreta que tiene como elemento diferencial el hecho de disponer de un precio muy competitivo en el mercado. Tanto es así que pensarás si sigues apostando por las mecánicas tradicionales o te pasas a lo eléctrico.

La BlackTea Moped ofrece una autonomía total de 70 kilómetros teóricos en ciudad. Cinco Días

Esta startup, afincada en Múnich, Alemania, ha querido demostrar que imagen y potencia no tienen por qué ir de la mano. El resultado ha sido esta Moped, la cual dispone de una velocidad máxima de unos 80 km/h. Está autolimitada con el objetivo de preservar la autonomía y garantizar un mejor envejecimiento de las baterías.

El motor eléctrico de la Moped le permite a la motocicleta eléctrica alcanzar los 80 km/h

Su motor es capaz de generar unos 5 kW de potencia, los cuales son suficientes para moverse con soltura por la ciudad. No obstante, es importante a destacar cómo su autonomía es una de sus principales debilidades. Según se puede leer en el citado medio de comunicación, lo más probable es que se puedan recorrer menos de 70 kilómetros por cada ciclo de carga.

Aun así, la compañía comercializa un pack de baterías alternativo que tiene como principal objetivo estirar el ciclo de kilometraje hasta un máximo de 70 kilómetros adicionales. No obstante, este equipo se adquiere como elemento adicional, lo cual puede desincentivar ciertamente su comercialización.

Una batería adicional que se puede adquirir al comprar la motocicleta

¿Crees que es suficiente con disfrutar de una única batería? Esta tan solo dispone de 1,76 kWh, algo que se antoja insuficiente en relación con lo que se puede observar en el mercado. Es por ello que se recomienda, en caso de compra de una unidad de esta curiosa motocicleta urbana, hacerse con la segunda batería. Más todavía teniendo en cuenta que dispone de pedales.

La trasera de la BlackTea Moped ofrece una imagen todavía más vintage si cabe. New Atlas

En cuanto al equipamiento, llama especialmente la atención la disposición de un faro ovalado con tecnología tipo LED. Al adquirir una unidad, es posible que incorpore un tope de velocidad a 45 km/h, algo que se puede quitar fácilmente. De esta forma, es posible comercializar estos productos con una reducción en el coste final.

Los vehículos eléctricos están teniendo un mayor protagonismo en el mercado

Y bien, ¿cuánto estarías dispuesto/a a pagar por una unidad? Tal y como se observa en la ficha, el precio actual, en reserva, está situado en tan solo 2.290 euros. ¿Estamos ante la alternativa definitiva para democratizar los vehículos eléctricos? Parece que cada vez hay menos excusas para dejar atrás las versiones con motor de combustión interna.

En cuanto a la batería adicional, tiene un precio de 825 euros. Teniendo en cuenta este dato, es fácilmente palpable cómo todavía, tras años de investigación, las baterías siguen siendo, con diferencia, el elemento más caro de los vehículos sin tubo de escape.