En la actualidad, en la industria del automóvil podemos encontrar múltiples alternativas en términos de tecnología. ¿Prefieres un coche de combustión interna? Siguen ocupando la mayor parte del mercado. ¿Tal vez uno eléctrico? Con el paso del tiempo, van ganando terreno a los primeros. ¿Por qué no apostar por una variante intermedia? El híbrido enchufable es una alternativa interesante.

Desde hace años, este producto se ha convertido en una opción muy interesante. Se trata de una mecánica que tiene fecha de caducidad, sí, pero tendrá un papel fundamental durante la transición hacia lo puramente eléctrico. Su funcionamiento radica en la configuración de un bloque convencional de gasolina y otro capaz de no emitir contaminación.

BMW es uno de los fabricantes que más ha apostado por las opciones híbridas enchufables

Teniendo en cuenta las restricciones que se están imponiendo en muchas de las grandes ciudades a nivel internacional, ¿quién duda de las ventajas que ofrecen los híbridos con autonomía extendida? Su distinción consiste en poder acceder a lugares en los que muchos otros automóviles ya tienen restringido, así como la consecución de un ahorro en combustible.

Además, se requiere mucho menos tiempo de carga para contar con autonomía para la realización de la gran mayoría de los desplazamientos que hace a diario el usuario medio. En este sentido, BMW se ha convertido en uno de los fabricantes que más apuesta por esta solución. Buena prueba de ello es la flota que posee a la hora de configurar uno de sus modelos. Ahí se demuestra su énfasis por esta versión.

Veamos cómo es el sistema utilizado por la compañía de origen alemán, por qué cada vez son más las compañías que deciden apostar por este paso previo a la electrificación y, por supuesto, qué podemos esperar del rendimiento de una tecnología híbrida enchufable desde este punto de vista. ¿De verdad estamos ante un modo de entender la conducción condenado a desaparecer o tiene un largo porvenir en el mercado?

El coche híbrido enchufable previo paso a la electrificación

Para entender la filosofía de la marca cabe hacer especial mención al i8, recientemente eliminado de la cadena de producción de la marca. El modelo más destacado de la gama i es ya un mito de la ingeniería. Pese a tratarse de un superdeportivo, recurre a un sistema compuesto por un motor de gasolina de 3 cilindros y 1.5 litros con tecnología TwinPower Turbo unido a uno eléctrico.

El BMW i8 es uno de los automóviles más avanzados a su época. Neo motor

De forma combinada, es capaz de extraer 362 CV de potencia, suficientes para alcanzar las prestaciones de algunos de sus principales competidores. Su diferenciación radica en la contribución del sistema eléctrico. Entre los diferentes modos de conducción, cabe destacar el que permite una conducción completamente sin emisiones contaminantes. He aquí su principal virtud.

La obtención de piezas y recambios es sencillo para mecánicas híbridas enchufables

En la actualidad, gran parte de la gama de la compañía posee, al menos, una variante híbrida enchufable. La tenencia de un motor de combustión interna hace que el mantenimiento sea muy parecido al que posee cualquier modelo del resto de la gama. De hecho, es fácil encontrar la mayoría de recambios y piezas. De hecho, aquí, en Euautorecambios.es, podrás encontrar todo tipo de componentes para tu coche.

Estas alternativas híbridas eléctricas ofrecen todo su potencial en el medio urbano. En la ciudad, el consumo de los coches de combustión interna se dispara con las aceleraciones continuas. Utilizando exclusivamente el motor eléctrico en este ecosistema permite recorrer desplazamientos de hasta 50 kilómetros sin consumir un solo litro de combustible.

Mayores incentivos para reducir el coste que provoca el automóvil

Si haces cuentas sobre los gastos del automóvil, comprobarás rápidamente cómo puede llegar a ser un agujero sin fondo. Un coche híbrido enchufable, al menos, ofrece la posibilidad de reducir costes fijos. El primero de todos está relacionado con los impuestos, ya que estas variantes suelen contar con bonificaciones por bajas emisiones. ¡Por no habar de la obtención de la etiqueta ECO!

BMW es uno de los fabricantes que más ha apostado por el coche híbrido enchufable. BMW

Reducciones en el coste de aparcamiento regulado o la recepción de subvenciones para instalar puntos de recarga en el domicilio son algunas de las otras formas de obtener un mayor rendimiento. Ya sabes, si te mueves mucho por ciudad, un BMW con su correspondiente equipo de baterías será la mejor opción a tener en cuenta.

Las tecnologías eléctricas son más baratas de mantener que las de combustión interna

El mantenimiento de las mecánicas eléctricas son, además, más baratos que el de las opciones de combustión interna puras. Al fin y al cabo, esta tecnología prescinde algunos de los filtros y aceites indispensables en los bloques térmicos.

La gama PHEV de BMW incluye, al cierre de estas líneas, los Serie 2, 3, 5 y 7, y, en el ámbito SUV, a los X1, X3 y X5. Este es el mejor ejemplo para explicar lo importante que es la gama híbrida enchufable para el fabricante germano.