El coche eléctrico aún está asentándose en la industria del automóvil. Todavía posee cotas de venta inferiores a los motores de combustión interna, por lo que es pronto para que se cuelguen la medalla como sustitutos de la movilidad tradicional.

Sin embargo, sin hacer mucho ruido (desde el silencio en realidad) poco a poco están comenzándose a rellenar los diferentes segmentos que hay en la automoción. Desde compactos hasta berlinas pasando por deportivos de última tecnología.

El mercado del todoterreno aún se resiste a su electrificación

Sin embargo, todavía quedan ciertos recovecos, muy especializados, eso sí, en los que la tecnología eléctrica no ha podido adaptarse. Uno de ellos es el de la conducción puramente off road. ¿Hay alguna opción eléctrica que coja el testigo de los Land Rover Defender, Jeep Wrangler o Mercedes Clase G?

Son opciones muy puristas para los amantes del concepto todoterreno. En esta lista tan solo caben las opciones más radicales, por lo que es vital dejar fuera de ella alternativas más comerciales con cierta aptitudes off road.

Puede bien, sí la hay. Al menos, sí que la habrá si finalmente Bollinger decide continuar con su proyecto B1. Este vehículo es capaz de superar todo tipo de obstáculos desde el silencio. ¿Cómo lo consigue? Sendos motores en los ejes trasero y delantero hacen de este modelo una opción muy interesante para el futuro.

Bollinger, el concepto que simboliza el todoterreno del futuro

Antes de detallar algunas de las características que mejor definen al B1 de Bollinger, es importante hacer una rápida mención de qué es Bollinger, dónde produce y cómo pretende cambiar la automoción todoterreno en el mundo.

El Bollinger B1 ha acaparado todos los focos por ser un referente eléctrico en la conducción todoterreno. 95octane

Esta pequeña empresa, situada en el norte de Nueva York, Estados Unidos, lleva desde hace años intentando crear un modelo eléctrico capaz de rendir fuera del asfalto.

Según se puede leer en 95octane, desde julio de este año han comenzado a ofrecer al público una alternativa a las opciones tradicionales en diversos eventos. Lo que no esperaban es que poco más de 2 meses después contarían con más de 10.000 pedidos de su primer modelo de producción.

Tal y como defiende la propia compañía, han creado un vehículo que no cuenta con algunas de las opciones que todo coche debería incluir por obligaciones del mercado y consumidores. Renunciaron desde el primer día a incluir opciones que no harían más que incrementar el potencial precio, por lo que se han centrado más en la pura concepción eléctrica.

A comienzos de octubre, según se ha podido leer en Green Car Reports, el primer modelo que sacarán al mercado en 2019 contaba ya con más de 10.000 órdenes de reserva. ¿Sirven este tipo de reservas para afianzar la producción del todoterreno neoyorquino?

Bollinger B1, el primer todoterreno eléctrico puro del mercado

En el mercado existen diversas versiones eléctricas enchufables de modelos que se comercializan bajo el concepto todoterreno publicitario. Demuestran, no obstante, ser SUV´s capaces de realizar un buen desempeño en pistas, pero con bajas dotes cuando el piso presenta mayores complicaciones.

El Bollinger B1 durante su presentación oficial. Asaatunc.com

En Bollinger, a sabiendas de esta carencia del mercado, decidió actuar creando el B1, la primera apuesta radical de conducción off road eléctrica. Lo hace, además, contando con 2 motores acoplados a sendos ejes, logrando una potencia combinada de 365 CV y 640 Nm de par máximo, según El Mundo.

En relación a la autonomía, estará disponible bajo 2 diferentes capacidades de baterías, una de 60 kWh y otra de 100 kWh. Por ello, el rango establecido variará entre los 200 y 320 kilómetros para realizar en cada ciclo de carga.

Para recargar el conjunto de sus baterías, sea cual fuere la opción que equipe, se podrá recurrir a la carga tradicional u otra de mayor velocidad con el objetivo de reducir el tiempo de carga. Así pues, habrá que esperar hasta 7 horas para completar el ciclo de la versión de 60 kWh o hasta 12 horas si se opta por la de 100 kWh.

Por otro lado, su estructura, basada en aluminio, le permitirá alcanzar los 1.770 kilogramos de peso sobre la báscula. Teniendo en cuenta que un Model S o Model X supera sin problemas las 2 toneladas de peso, podemos decir que la combinación de materiales liviano ha servido de gran ayuda.

El interior del Bollinger B1 denota su espíritu puramente funcional en conducción off road. Bollinger Motors

El interior del Bollinger B1 ofrece un clasicismo digno de la década de los setenta u ochenta. El salpicadero no ofrece grandes lujos, lo cual demuestra el énfasis que se ha puesto en la conducción off road.

Contará con un equipamiento básico que incluirá, eso sí, con alguna opción relacionada con la conectividad. Así pues, se podrá añadir a un equipamiento prácticamente cerrado una toma AUX y USB, las cuales estarán disponibles bajo el reposabrazos del túnel central.

Un precio incierto y una disponibilidad no garantizada

Así es como funciona el mercado concept hoy en día. Del mismo modo que hizo Tesla el año pasado cuando presentó el Model 3, Bollinger acepta ya pedidos por su futuro todoterreno eléctrico.

Hay que abonar 1.000 dólares en concepto de reserva

A falta de confirmación oficial, ya se puede reservar a razón de un precio de 1.000 dólares, el cual se puede efectuar a través de la página oficial de la compañía.

A falta de confirmación oficial, se espera que las primeras unidades de este modelo tan aventurero lleguen a los clientes a principios de 2019, respetándose un turno de reserva que ya supera ampliamente las 10.000 reservas.