Desde hace más de una década, la llegada del coche eléctrico en masa se ha convertido en uno de los principales temas de debate en la automoción. La aparición de Tesla y la inversión realizada por decenas de fabricantes ha provocado que esta tecnología haya alcanzado cotas jamás antes tenidas en cuenta. Aun así, pese a las múltiples mejoras introducidas, lo cierto es que sigue siendo insuficiente.

La autonomía o el tiempo de carga son algunos de los ‘pero’ que sigue teniendo este solución a los coches de combustión interna. Tanto es así que ya hay múltiples empresas trabajando en proyectos para reducir las carencias respecto a los motores térmicos. El conjunto de baterías está penalizando el desarrollo por precio en relación a las características que ofrece.

BYD ha conseguido producir un conjunto de baterías más eficiente que la tecnología actual

Ante esta situación, la mejora de las baterías en cuanto a la densidad de las mismas y la obtención de una mayor flexibilidad en términos de peso, son algunos de los objetivos que se están llevando a cabo. BYD, una de las marcas pioneras en el sector, está trabajando desde hace mucho tiempo para producir equipos de baterías a un precio inferior. Ahora bien, ¿qué es lo que se ha conseguido ahora?

¿Imaginas poder contar con una unidad que pudiese ser moldeable? Esto permitiría a los automóviles modificar su estructura para adaptarse a todo tipo de necesidades. Así, sería mucho más fácil obtener un chasis modulable y jugar con una estética que pudiese favorecer la venta y estandarización de coches eléctricos. ¿En qué se basan las mejoras introducidas por el fabricante chino?

Veamos cuáles son las características principales de esta nueva innovación, por qué puede ser fundamental para el crecimiento de las mecánicas sostenibles y, sobre todo, qué probabilidad hay de que veamos en el mercado este nuevo conjunto de baterías en los potenciales coches eléctricos. ¿Podrá extrapolarse al resto del mercado este tipo soluciones?

Una batería capaz de adaptarse a las necesidades de los fabricantes

En la actualidad, pese a que el equipo de baterías es muy sencillo de instalar sobre el chasis, lo cierto es que ocupa un gran volumen. Este es uno de los principales motivos por los que ha sido tan difícil ver modelos correspondientes a los segmentos B y C bajo esta configuración. Ahora bien, ¿qué podemos esperar de esta nueva tecnología que podría llegar muy pronto?

El HAN EV es uno de los últimos modelos presentados por el fabricante chino. BYD

BYD ha pasado de ser una marca de producción de automóviles en China a ser un referente en el sector. Por ello, a raíz de los acuerdos comerciales que está realizando en el mercado, ha decidido apostar por la investigación de unidades más eficientes para los próximos años. Así es como se ha decidido la potencial producción de una batería que apuesta, sobre todo, por la durabilidad.

Para comprobar cómo soporta todo tipo de prácticas poco aconsejables, se ha sometido a toda una serie de pruebas rigurosas. Entre ellas, cabe destacar la realización de recargas por encima de los recomendado, la culminación de ciclos de uso completos y la realización de agujeros en pleno rendimiento para ver si se producían fugas o se producía algún que otro incendio o explosión.

Por fortuna, pese a estos males, se ha podido constatar cómo BYD ha conseguido superar las pruebas de fiabilidad antes de continuar con el proceso de desarrollo. No obstante, su principal cualidad es que, en cierto sentido, puede llegar a doblarse, con todo lo que ello puede suponer en términos de diseño. ¿Estamos ante la posibilidad de incorporar una misma batería a lo largo de todo el vehículo?

Nuevos planteamientos fundamentales para el coche del futuro

Una de las curiosidades del coche eléctrico es su capacidad para disfrutar de un centro de gravedad muy bajo. Sin embargo, ¿por qué no aprovechar esta ventaja para sacar el máximo partido posible? La introducción de un equipo de baterías en el área delantera y a lo largo del maletero, en su parte inferior, permitiría introducir un mayor número de celdas, lo que permitiría aumentar su autonomía.

El coche eléctrico está basado en la instalación de un conjunto de baterías y motor eléctricos. Electrive

Además, según se puede leer en las informaciones ofrecidas por BYD, este nuevo conjunto de baterías ofrece una mayor densidad que las presentes en el mercado. Se espera, por tanto, que a lo largo de los próximos meses se produzca un crecimiento acusado de la autonomía de los modelos eléctricos más modernos. Esto sería así para aquellas marcas que tuviesen acuerdos de colaboración con BYD, como es el caso de Toyota.

Habrá que esperar un tiempo, por tanto, para conocer si dichas mejoras se traducen al asfalto o si, por el contrario, este proyecto termina guardado en un cajón. Mientras tanto, la inmensa mayoría de competidores ya está trabajando cómo puede aprovechar las inversiones para favorecer la producción de automóviles con baterías de ion litio.