La industria del automóvil ha dado un vuelto a lo largo de los últimos años. La aparición a mansalva de los coches eléctricos ha provocado que se pueda dar un mayor juego a la carrocería. La instalación de las baterías sobre el chasis, unido a una reducida ubicación del motor eléctrico, ha permitido a los diseñadores tener más banda ancha a la hora de crear los automóviles.

En esta nueva tesitura en la que nos encontramos, ¿tiene sentido implicar en exceso a este departamento en la configuración de un vehículo? Pese a que hemos visto cómo hay compañías que sí han sabido sacar rédito a su imagen, lo cierto es que hay otros que podrían apostar por la mejora de la eficiencia como principal reclamo. En el primer caso, situaríamos, sin duda alguna, a Tesla.

Canoo producirá una furgoneta eléctrica con una estética peculiar

¿Y en el segundo? Canoo es un nuevo fabricante que lanzará en 2022 una curiosa furgoneta eléctrica. Entre sus cualidades no destaca la disposición de una imagen diferencial y, por supuesto, atractiva. Sin embargo, esta no ha sido una de las claves del proyecto que todavía está siendo objeto de desarrollo. ¿Estamos ante un producto con futuro en el sector del transporte?

Se trata de una solución que plantea múltiples alternativas en cuanto a la carga de mercancía. De hecho, prácticamente todo el equipamiento que se espera que incorpore está enfocado a ello. Aun así, viendo las imágenes que se muestran un poco más abajo, ¿te recuerdan a algún modelo en concreto? Sí, seguro que están pensando, sin duda, en el futurista Cybertruck de la firma de Palo Alto.

Veamos cuáles son las principales cualidades de este proyecto diferente, qué potencial le augura si, finalmente, comienzan las entregas en 2022 y, por supuesto, qué podemos esperar por un precio de 33.000 dólares. ¿Hasta qué punto penalizarías la estética con el objetivo de disfrutar de una eficiencia mayor y completamente dispuesto a solucionar problemas de carga?

Una tecnología diferente que choca directamente con su estética

Antes de comenzar a detallar las características de esta curiosa furgoneta completamente eléctrica, cabe hacer mención al origen de la empresa. Canoo, que es como así se llama la compañía, es una startup que ha sido fundada por ingenieros y representantes de lo que fue Faraday Future, uno de los proyectos que estaba llamado a ser la principal competencia de Tesla.

Canoo ha prescindido de elementos como un equipo de diseño diferencial para ahorrar coste. Electrek

Canoo ha nacido en busca de un sencillo objetivo, cubrir una necesidad básica como lo es el transporte de mercancías. Ante el boom que ha habido en todo lo relacionado con el e-commerce, la industria de reparto se ha convertido en una de las que más tirón ha tenido desde sus inicios. Fundada en California, se espera que puedan conseguirse sinergias de firmas vecinas.

Los precios de la furgoneta eléctrica de Canoo partirán desde los 33.000 dólares

¿Qué ofrece a cambio de los 33.000 dólares que costará en su versión básica? Se podrá transportar a pasajeros o se podrá elegir una configuración para llevar todo tipo de materiales. Estará disponible en 3 variantes de batería, la cual partirá de los 40 kWh. Las 2 versiones más lógicas en cuanto a su compra tendrá, por su parte, 60 y 80 kWh de capacidad de batería.

Pese a que su masa en las imágenes pueda parecer muy abultado, lo cierto es que la utilización de materiales muy livianos hace que su masa final esté situada entre los 1.700 y los 1.900 kilogramos, dependiendo de la opción de batería que se adquiera. En este sentido, será fundamental tener en cuenta, además, el peso a arrastrar, el cual será de un máximo de 700 kilogramos.

Una solución que todavía plantea serias dudas sobre viabilidad

En la actualidad, el coste de producción de cada kWh se ha conseguido situar por debajo de los 100 dólares. Esto solo ha ocurrido en determinadas ocasiones y entre los fabricantes más punteros. ¿Qué ocurrirá si en el plazo de los próximos 2 años se consigue crear una nueva solución que permita mejorar la eficiencia a un precio más reducido? La diferenciación caería drásticamente.

La furgoneta eléctrica de Canoo llama la atención por su anguloso tamaño. Electrek

La autonomía es otro de los elementos clave a tener en cuenta. En este modelo en particular, se ha anunciado que disfrutará de 270 a 480 kilómetros teóricos con cada ciclo completo de carga. Habrá que esperar, por tanto, si estos datos son suficientes para garantizar el foco de ventaja competitiva de un producto de estas características. ¿Apostarías por un modelo convencional o uno así?

Habrá que esperar un tiempo para conocer nuevos datos sobre datos que puedan permitir la realización de una comparativa entre esta y otras opciones. De ello dependerá, en cierto sentido, el futuro de un medio de transporte que, por el momento, ha resultado ser toda una expectación. La industria cambiará mucho a lo largo del próximo lustro.