El coche eléctrico, cuando disponga de una gran conjunto de baterías próximo a los 1.000 kilómetros de autonomía, podría permitir utilizar parte del almacenamiento para transferir parte de la energía acumulada para abastecer la demanda en el hogar.

La tecnología V2G, o también conocida como carga bidireccional, se ha popularizado en los últimos meses entre los fabricantes que poseen los programas de desarrollo del coche eléctrico más avanzados. Sabíamos que el coche nos iba a abrir nuevas líneas de negocio, pero esta podría economizar más aún la compra de un coche alternativo.

La carga bidireccional reducirá la factura de la luz en el futuro

Con la tecnología V2G se permitiría, entre otras cosas, poder cargar el coche eléctrico de la forma convencional o suministrar electricidad al hogar mediante el uso de lo almacenado en las baterías. Su principal uso, por supuesto, estaría relacionado con la discriminación horaria del precio de la electricidad.

En aquellos momentos en los que el coste de generar un kW fuese menor, podría utilizarse el vehículo estacionado como fuente de almacenaje. Después, durante el día, y sobre todo, en aquellos momentos en los que el precio se dispara por la alta demanda, se podría hacer uso de dicha energía, transmitiéndose desde el equipo de baterías del coche eléctrico al circuito eléctrico de la vivienda.

Ahora que se ha presentado esta alternativa sobre una futura gama de vehículos alternativos, ¿cómo podría quedar una innovación que podría marcar un antes y un después en la industria? ¿Será el coche eléctrico capaz de hacer que nuestro recibo de la luz sea más bajo? Todo un abanico de posibilidades está a punto de abrir esta tecnología.

Honda está desarrollando un sistema V2G muy eficiente

¿Imaginas recargar unas baterías eficientes y utilizar esta energía en el hogar? Mejor dicho, ¿imaginas utilizar la tarifa valle durante las 24 horas? Podrías ahorrar en torno al 50% del consumo de luz que utilizas a diario.

Honda quiere que utilicemos la energía de nuestros coches eléctricos para ahorrar en nuestra factura de la luz. Electrek

La firma nipona ha diseñado un cargador que dispone de su propia placa fotovoltaica para incrementar las posibilidades de autoconsumo de la estación eléctrica. Sin embargo, su característica más detallada está relacionada, por supuesto, por su capacidad para almacenar la energía que le proporciona el coche eléctrico.

En este caso estamos ante una única estación eléctrica que, a su vez podría proporcionar carga a otro coche eléctrico. Dicho de otro modo, la posta protagonista serviría como un mero intermediario que, al fin y al cabo, serviría de gran utilidad de cara al desarrollo de la movilidad eléctrica.

La sede de la compañía japonesa en Offenbach, Alemania, ha sido testigo de la instalación de la primera unidad, la cual equipa, además, un sistema de transmisión capaz de recargar las baterías de los coches eléctricos con una potencia total de 150 kW.

Con la instalación de la última tecnología de carga bidireccional en nuestro establecimiento de I+D en Alemania, estamos agregando la siguiente tecnología a nuestro proyecto Smart Company. Esto mejorará aún más nuestra actividad de investigación en el campo de la sociedad sin emisiones y la movilidad futura.

El sistema de recarga rápida podría tener listo el conjunto de baterías en un tiempo cercano a los 15 minutos, mejorando así la tecnología actual. Aun así, es importante destacar que Honda todavía no ha ofrecido una innovación capaz de mejor lo establecido en conducción eléctrica, debido principalmente a una mayor apuesta por la hibridación hasta hace unos meses.

El futuro pasa por los cargadores inteligentes

La tecnología experimental pasa por la disposición de unas postas capaces de configurar recargas que se asemejen con los actuales repostajes que solemos llevan a cabo con las motorizaciones tradicionales.

Honda ya ha presentado 2 variantes (coupé y utilitario) que podrían incorporarse al mercado con tecnologías eléctricas. Digital Trends

Disponer de una tecnología capaz de ofrecer en apenas unos minutos hasta el 80% de la autonomía serviría para garantizar una mayor demanda en el mercado. El precio, ante esta reducción del tiempo de recarga iría en aumento, pero su popularización atraería pronto nuevos competidores y, por supuesto, una mayor competitividad de aquellos fabricantes que no habían presentado aún sus candidaturas.

Honda podría estar cerca de presentar su modelo eléctrico para el futuro

Honda, de igual modo que otros competidores, basará su eficiencia en el desarrollo del coche alternativo. El éxito está, según se puede observar en el mercado, ligado a la conducción eléctrica y, en un término secundario, a la autonomía de los mismos.

¿Podrá la tecnología V2G que mantiene como prueba piloto en Alemania ser clave en el desarrollo de la movilidad del futuro? La teoría nos dice que en los próximos meses podríamos disfrutar de nuevos sistemas de recarga que permitirán incrementar las potencias de recarga de los coches eléctricos.