¿Te gusta conducir? No, no estamos ante una sutil campaña de publicidad organizada por BMW. La pregunta va completamente en serio. Si tu respuesta es afirmativa, nos tomamos la molestia de asegurar que te molesta todo conductor que no ponga el intermitente cuando va a girar en un cruce, cuando va a adelantar en autovía o, simplemente, cuando llega a la salida que le corresponde.

El número de conductores que no respeta esta medida de advertencia, en países como España, se puede contar por millones. Sí, así de grave es la situación. ¿Cómo paliar este grave problema? Entre las múltiples soluciones que se podrían barajar, incluyendo la fórmula en la que intervendrían los organismos competentes en materia de multas, destaca la patentada por Tesla.

Esta innovación podría acercar la conducción autónoma al contar con una predicción más exacta

La compañía de Palo Alto, una de las firmas de la automoción que más está apostando por la tecnología alternativa y la seguridad, acaba de registrar una novedosa patente. Al parecer, el objetivo que se ha trazado, según se puede leer en Electrek, es que los demás usuarios de la carretera puedan conocer las intenciones de esta clase de ‘conductores’.

Como es lógico, esta medida solo podría incluirse en aquellos automóviles que contasen con una avanzada tecnología digital. Ahora bien, ¿cómo funcionaría? Es importante destacar que un automóvil de Tesla será capaz de realizar esta función una vez que se pueda escalar su tecnología de conducción autónoma hasta el nivel 4.

Ahora, no obstante, la firma de coches eléctricos ha pensado que incluir esta solución podría tener sentido para obligar a todos los automóviles a señalizar las maniobras que vayan a realizarse. Al fin y al cabo, este trabajo permitirá al propio sistema Autopilot detectar si el automóvil del que precede tiene previsto salir de la vía en apenas unos segundos.

Cómo funcionaría la patente registrada en Estados Unidos

Una de las últimas tecnologías en las que está trabajando Tesla podría traducirse en una mejora de la seguridad de todos los usuarios de la carretera. Echando un rápido vistazo de los últimos viajes realizados por carretera, no son pocos los que aplican la técnica de no anticipar los movimientos con los intermitentes.

Un mapa de opciones en base a diferentes alternativas activaría el intermitentes en centésimas de segundo. Electrek

Tal y como se puede observar en la imagen anterior, un mapa de situaciones es lo que contemplaría esta tecnología basada en inteligencia artificial. Esta problemática se podría solucionar en apenas unas centésimas de segundo, tiempo que sería necesario para activar o no activar la función de los intermitentes. De esta manera, se podría advertir a los demás usuarios de nuestros movimientos.

Una buena gestión será vital para que el automóvil pueda contar con la tecnología

En términos de diseño tecnológico, la centralita también contemplaría la disposición del grado de inclinación del volante en relación con la línea que traza el recorrido de la carretera. De esta forma, se podría realizar con seguridad la operación anterior sin que exista una confusión efectiva para todos aquellos que circulen alrededor del vehículo protagonista.

En un futuro algo más lejano, cuando la conducción autónoma pueda ser una solución legítima para su estandarización, esta función será automática. Para entonces, se podrá disponer una dirección en el sistema operativo para que el automóvil, de manera automática, comience el viaje sin necesidad de interactuar de nuevo con él mismo hasta que se alcance el destino.

Tesla podría favorecerse de la inclusión de esta tecnología

¿Imaginas que tiene recorrido la solución planteada por Tesla? Teniendo en cuenta que todos los fabricantes la incluyesen a coste 0 en sus vehículos que comercializan, miles de ellos podrían contar automáticamente con esta tecnología. Esto, en términos de desarrollo del coche autónomo podría ser clave desde el punto de vista estratégico.

El Tesla Model S se ha situado como la berlina eléctrica más premium del mercado. Feed noticias

Tal y como se puede leer en el documento de la patente registrada, Tesla ofrecería esta tecnología con el objetivo de mejorar la seguridad de la mayoría de automóviles que la pudiese incorporar de ipso facto. Al fin y al cabo, esto se traduciría en una nueva fuente de información a tratar en la búsqueda y desarrollo del mejor sistema de conducción autónoma.

El Autopilot es el software de conducción autónoma con mayor kilometraje a sus espaldas

Es importante recordar que en las próximas semanas se producirá la llegada de nuevas actualizaciones de una de las tecnologías más desarrolladas y con mayor número de kilómetros a sus espaldas. Este nuevo paso posibilitaría la obtención de más datos referentes a todo lo que ocurre alrededor del vehículo en tiempo real, algo que puede resultar clave en seguridad.

Habrá que esperar para ver qué es lo que sucede en los próximos meses. ¿Será la propia Tesla quien incorpore esta solución a través de vía OTA en sus automóviles? Ya falta menos para saberlo.