Desde hace mucho tiempo, las inversiones en materia militar han derivado en innovaciones con un gran recorrido comercial. De hecho, este tipo de tecnologías han encontrado, finalmente, un atractivo para la industria tradicional en segmentos diferenciados. ¿Estamos ante el último ejemplo de ello?

Gracias a las partidas públicas realizadas por los Gobiernos de los países, cada año se consiguen nuevas investigaciones que dan lugar a nuevos bienes tecnológicos. En la mayoría de los casos, su principal innovación está estrechamente ligada al ámbito de combate, pero en otros casos se puede conseguir una adaptación para otros mercados.

Una innovación de DARPA multiplicaría las opciones del vehículo militar

En este sentido, la Defense Advanced Research Projects Agency (DARPA), una Agencia del Departamento de Defensa de los Estados Unidos, ha logrado crear un neumático que se adapta a la perfección a las necesidades del conductor. Esta solución permite poder contar con las bondades del clásico neumático de tacos y la presencia de orugas, una alternativa con un uso muy específico.

¿Estamos ante un producto que podría tener recorrido fuera del ámbito militar? En principio, su desarrollo ha sido pensado para esta industria, pero no se descarta su futura implementación en otros ámbitos de la movilidad. La inclusión de esta opción en otros apartados de la movilidad como las fuerzas de rescate podría hacerse con esta tecnología en el futuro.

Así funciona la última revolución en el mercado de los neumáticos todoterreno. ¿Creará tendencia entre fabricantes tradicionales de un mercado tan específico? Los próximos meses podrían derivar en la llegada de nuevas opciones por parte de dichos fabricantes.

DARPA prueba sobre un Humvee un neumático adaptable

La Agencia pública de Estados Unidos lleva años confiando en DARPA para la inclusión de nueva tecnología militar. El último ejemplo de ello ha derivado en una innovación que podría comenzar su estandarización en algunas unidades del histórico Humvee americano. El mítico todoterreno del ejército estadounidense contaría con todo lo necesario para dar cabida a esta solución.

Tal y como se puede apreciar en las imágenes anteriores, la disposición de una rueda de nueva factura podría permitir acceder a terrenos con muchos obstáculos al Humvee, algo que quizás sería imposible en el pasado. Esto podría permitir a cada unidad en una especie de tanque con capacidades offroad completas. ¿Cómo funcionaría?

Solamente se tardaría 2 segundos en que el neumático contase con su versión oruga

Según se puede leer en Tech Crunch, la principal cualidad que destaca de este nuevo producto es la posibilidad de transformar a un todoterreno en una especie de vehículo de combate en tan solo 2 segundos. De hecho, no se requeriría, ni siquiera, que el vehículo se mantuviese completamente parado.

El vídeo anterior muestra con detalle cómo actuaría esta revolucionaria tecnología. Una especie de mecanismo activaría unas pestañas que servirían para dar forma al neumático. Esta adquiriría una forma triangular (oruga) o completamente circular, lo que posibilitaría llevar mucho más allá las cualidades del Humvee u otras alternativas del ejército estadounidense.

Una alternativa sin aspiraciones de mercado por el momento

DARPA, el organismo que ha logrado dar un uso más allá de lo esperado al neumático, no ha puesto fecha de partida de esta nueva tecnología. Por ello, lo más lógico es pensar que todavía habrá que esperar un tiempo para su más que posible implementación en los próximos años.

La investigación militar ha permitido dotar a un vehículo con neumáticos oruga instantáneos. Techpot

De hecho, esta solución podría reducir el coste del conjunto de la flota de vehículos, ya que podría reducirse la adquisición de futuras unidades de combate ante el nuevo marco de actuación de opciones más baratas que equipasen esta innovación.

Esta solución podría tener mercado más allá de la industria militar

Aun así, es importante destacar cómo también se espera la inclusión de esta solución en otros mercados, tales como el destinado a las labores de rescate en catástrofes naturales. En relación al coste de implementación, tan solo habría que incluirse esta tecnología en el eje que contase con tracción.

Por este motivo, podríamos estar ante una alternativa más económica en un futuro si finalmente cuenta con el visto bueno del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Todo hace pensar que los próximos meses serán vitales para conocer si finalmente pasa a la cadena de montaje.