La industria del automóvil eléctrico, a día de hoy, sigue dejando fuera del mercado a un número importante de usuarios. Ya sea por precio o por limitaciones técnicas de la batería, lo cierto es que hay soluciones alternativas que pueden tener un gran potencial en los próximos años. Es el caso de la solución propuesta por NIO desde sus inicios, una opción que podría tener mercado en el futuro.

NIO, una de las compañías más destacadas en movilidad sostenible en Asia, siempre ha apostado por el intercambio de baterías. Esta modalidad destaca, principalmente, por haber diversas estaciones de la compañía en las que los usuarios, en apenas unos minutos, consiguen obtener un conjunto de baterías cargado. De esta forma, el ahorro de tiempo se convierte en su seña de identidad.

La compañía ha defendido este modelo de negocio para hacer más funcional el coche eléctrico. Esto seguirá siendo su ventaja competitiva a menos que la densidad de las baterías mejore de forma exponencial. ¿Le puede dar la razón el tiempo a la compañía o se trata de un programa que tiene ya fecha de caducidad? Por el momento, algunos datos son los que se han podido dar a conocer.

Cabe destacar que la base de la diferenciación de NIO radica, fundamentalmente, en la creación de diversas instalaciones en las que los usuarios que pagan una cuota mensual, pueden disfrutar de una autonomía completa en apenas unos minutos. Tanto es así que la batería no se posee en propiedad, ya que siguen bajo el amparo de la firma.

Veamos, por tanto, qué datos pueden ponerse de relieve tras haber alcanzado, una de sus estaciones de intercambio de baterías, los 2 millones de operaciones desde que se puso en marcha. Las instalaciones en cuestión están situadas en el centro de entrega de Suzhou, China, la primera que ha alcanzado dicho volumen de intercambios.

NIO, un referente en movilidad sostenible con metas diferentes

La compañía china NIO ha mostrado algunos datos recopilados para demostrar cómo estamos ante un sistema de movilidad que puede ser viable a gran escala. Entre la información más destacada que se ha publicado, cabe destacar cómo son más de 396 millones de kilómetros los que se han podido realizar sin emisiones gracias a la tecnología por la que siempre ha apostado el fabricante.

La denominada Battery Swap Station ha permitido ser un referente en cuanto a sostenibilidad. Más todavía teniendo en cuenta que algunas unidades cuentan con su propio equipo de paneles fotovoltaicos en el techo, permitiendo de esta forma, disfrutar de electricidad completamente limpia. Ahora bien, ¿qué otros datos pueden servir para entender hasta qué punto este modelo es viable?

El NIO ES8 es un SUV que está disponible en 3 niveles de capacidad de batería

Según los datos facilitados por el portal especializado InsideEVs, el usuario que ha realizado más operaciones ha sido un propietario del ES8, el cual ha acudido a estas instalaciones hasta un total de 654 ocasiones para servir de intercambio. En este sentido, cabe destacar que hay 3 modelos de baterías disponibles, 70 kWh, 84 kWh y 100 kWh. Cada versión tiene su propia tarifa independiente.

Y bien, ¿son las baterías que se sustituyen fiables en términos de durabilidad? Es difícil contestar a esta cuestión, ya que la media analizada ha mostrado cómo los usuarios han acudido a sustituir el conjunto situado en la parte baja del vehículo tras circular 198 kilómetros. Se trata, por tanto, de un registro suficiente para entender la sencillez del proceso de intercambio.

Una tecnología pensada para poder recorrer largas distancias

¿Es el coche eléctrico una opción pensada para poder circular más allá de un centenar de kilómetros del hogar? Lo cierto es que no, y a las pruebas nos podemos remitir. La información manejada por el medio de comunicación mencionado anteriormente muestra cómo hay una unidad que actualmente está en circulación que ha llegado a visitar hasta un total de 67 estaciones situadas por todo el país asiático.

El NIO ES8 es un SUV de gran tamaño presente en el mercado asiático. Electrek

Las estaciones que NIO posee por todo el continente asiático han demostrado ser una opción interesante para una serie de usuarios con un perfil determinado. ¿Es la apuesta más lógica para entender la movilidad del futuro? Lo cierto es que desincentiva la llegada de innovaciones que permitan las estandarización de baterías con una mayor densidad, algo a lo que aspira el sector de la automoción.

Habrá que esperar si este tipo de tecnologías alternativas pueden llegar a ser un referente en los próximos años o si, por el contrario, la adquisición de baterías junto al vehículo sigue siendo la opción más lógica para entender la compra de un automóvil. Mientras tanto, todo parece indicar que NIO seguirá apostando por este modelo de negocio con el potencial lanzamiento de una versión 2.0.