¿Te gusta conducir? Quizás, en unos años, podamos hacernos la misma pregunta enfocada desde otro punto de vista. Sería algo así como… ¿Te gusta pilotar? No, no se trata de la última campaña de BMW para anunciar su último modelo.

Más bien, podría encajar como medio de publicidad del DeLorean DR-7, una idea que cuenta detrás con la visionaria idea de nada más y nada menos que el jefe del proyecto del DeLorean que todos conocemos. Sí, así es, el coche que parecía adelantado a su época vuelve de nuevo bajo un concepto, otra vez, más que futurista.

El histórico DeLorean podría tener un primogénito al que le gustase volar

Es más, si la entrega de Regreso al futuro tuviese una nueva parte, quizás debería aparecer este nuevo concept. De momento hay que verlo como un prototipo, pero Paul DeLorean, su creador, cree que estará listo en el próximo año.

Aun así, ¿cumplirá con las expectativas del minúsculo público objetivo que podría comprar algo así? Al menos de momento, habrá que contentarse con alucinar por todo lo que ofrece esta idea propia de un visionario como lo fue el bueno de John DeLorean, precursor de uno de los coches más famosos del mundo del cine.

DeLorean DR-7, un automóvil con el que volar y conducir sobre el asfalto

El concepto no es nuevo. De hecho, hay otros prototipos, como el Terrafugia, que busca el mismo objetivo y posee la misma visión de cómo se presenta el futuro, tal y como refleja Xataka.

Sin embargo, este nuevo enfoque de la movilidad del futuro esconde algo más bajo la coraza de la imaginación. Está diseñado y medido al milímetro por el sobrino de John DeLorean. En su día, el modelo de la compañía DMC, acaparó todos los flashes tras aparecer en Regreso al futuro.

El DeLorean DR-7 es un proyecto que se hará real en apenas un año. TECHBOX

El periplo por Hollywood fue el motivo por el que se convirtió en leyenda. Ahora, más de 3 décadas después, otro miembro de la familia ha captado la atención de los medios de comunicación. El nombre del proyecto es DeLorean DR-7 y, tal y como se puede leer en El País, podrá ser una realidad el próximo año.

Ahora bien, ¿qué es lo que se conoce de un modelo del que apenas se han publicado unas imágenes con aires demasiado futuristas? Veámoslo.

Unas pinceladas para descubrir cómo sería el DeLorean hoy

Las primeras imágenes que muestran el diseño del proyecto DR-7 son muy intuitivas. Muestran, de modo orientativo, cómo sería capaz de erigirse desde el suelo para la práctica de un pilotaje en el aire, tal y como se detalla en Engadget.

En un principio, dispondría de un cuerpo formado por un habitáculo dispuesto para 2 personas. Además, a modo de garantizar la estabilidad durante el vuelo, dispondría de 4 alas completamente funcionales. Las maniobras de despegue y aterrizaje, según podemos constatar por las imágenes, se realizarían en una posición vertical, siguiendo la fórmula que utilizan algunos cazas como el F-35B que se detalla en Gizmodo.

El DeLorean DR-7 dispone de una tecnología revolucionaria para poder volar. WIRED

El prototipo dispondría de tecnología eléctrica. Al parecer, el diseñador de este producto cree que es factible debido a la mejora de los últimos años en referencia a la capacidad de las baterías.

Según se puede observar en las imágenes, las turbinas que posee en su parte delantera y trasera tendrían recorrido para garantizar la estabilidad en el aire.

El mecanismo del movimiento en el aire sería parecido a la que utiliza el helicóptero. Por un lado, la hélice delantera garantizaría el movimiento mientras que la trasera se encargaría de funciones relacionadas con el equilibrio y la estabilidad en suspensión.

Un proyecto que debe crecer más aún para ser viable

Ni la legislación, ni el poder adquisitivo de la mayoría de los mortales, ni tan siquiera sus características, le van para ser un éxito en el mercado. Lamentablemente, todavía parece estar muy lejos el pilotaje de naves de estas características.

Pese a todos estos impedimentos, el fundador de esta compañía original sigue manteniéndose fiel a su idea. De hecho, en unas declaraciones publicadas en WIRED, decía lo siguiente:

Hemos estado en el sector del transporte siempre. Lo llevo en la sangre.

El proyecto podría estar listo para el año que viene, pero para ello deben cumplirse los plazos marcados a la hora de formalizar el modelo final.

Según los datos ofrecidos por la edición Cinco Días de El País, una sola carga de su equipo de baterías le podría dotar de una autonomía para recorrer 193 kilómetros.

Esto solo sería posible gracias a la presencia de un equipo eléctrico de última generación. Aun así, se espera que supere a sus teóricos rivales. ¿Por qué? Según su creador, será capaz de circular a una altura mayor que sus competidores, lo que daría lugar a un menor consumo.

Habrá que esperar, no obstante, al año que viene para saber cómo será el modelo final. ¿Logrará cumplir con todas las expectativas? Démosle un voto de confianza a una idea que podría revolucionar la industria del aire en un tiempo.