Close Button
Compartir

Un vecino le 'ayuda' al propietario de un coche eléctrico desconectando el vehículo de la corriente. Esta es la mejor prueba del desconocimiento del coche eléctrico.

Ciertamente, el coche eléctrico es una tecnología que aún está creciendo en el mercado. De hecho, en comparación con las mecánicas basadas en combustión interna, podría decirse que es un producto que debería encontrarse en fase de desarrollo. Ateniendo a la oferta creciente, hace apenas una década, el Model S estaba culminando su entrada en la cadena de producción.

Ahora, los tiempos son otros. Los retornos de las inversiones están dando sus frutos y, es por ello, que fabricantes como Tesla están empezando a ser rentables. En este nuevo panorama, una buena parte de la sociedad sigue siendo presa de la desconfianza que produce el coche eléctrico. Todo ello, además, teniendo en cuenta las múltiples ventajas que ofrece el producto basado en baterías eléctricas.

Tesla y el peligroso calentamiento de las baterías como eje del ejemplo de hoy

La mala fama que ha tenido el producto eléctrico está basado, principalmente, en las autonomías insuficientes que hay y, sobre todo, el tiempo de espera necesario para contar con ciclo de kilometraje suficiente. Bajo este contexto, nos encontramos ante una situación de lo más desconcertante. ¿Es el momento de mostrar al público algún ejemplo sobre desconocimiento? He aquí el último.

Un usuario que posee un Tesla Model 3 ha mostrado al público hasta qué punto el desconocimiento y, por supuesto, la desinformación, ha provocado que haya gente muy escéptica en torno al coche eléctrico. Se trata de una breve historia que sirve para explicar hasta qué punto es necesario hacer un análisis crítico previo a la toma de decisiones. Basta con echar un rápido vistazo en la red.

Veamos por qué la historia de un usuario del modelo de acceso de la compañía de Palo Alto ha sido noticia, hasta qué punto seguirán produciéndose problemas de estas características y, por supuesto, qué podemos esperar en los próximos años al respecto. ¿Llegará un día en el que desaparezca este desconcierto que entraña el coche eléctrico a parte de la población?

Una nota información fue el comienzo de esta peculiar historia

La desinformación es uno de los principales males del siglo XX. Sea como fuere, ¿hasta qué punto una nota puede ser testigo del increíble desconocimiento que rodea el coche eléctrico? Según se puede leer en el portal especializado Electrek, Oliver James, un usuario del Model 3 de Tesla, mostró al público cómo la ignorancia sigue siendo algo común respecto a esta tecnología.

El desconocimiento del coche eléctrico entre el público en una sola imagen

El Tesla Model 3 es uno de los coches eléctricos más vendidos del mercado. [https://electrek.co/)

'La sobrecarga con este calor hará explotar esta batería'. Este es el mensaje que se encontró este propietario tras dejar cargar un rato su unidad. La temperatura exterior era de unos 30 grados centígrados y sí, por qué negarlo, no estaba a la sombra. Ante esta situación, un vecino, el cual estaba 'preocupado', decidió desenchufarlo. ¿El motivo? Estaba, como bien especifica la nota, preocupado.

No hay evidencias de que un coche eléctrico se incendie más que uno convencional

De hecho, a modo de búsqueda de una legitimación de su sentimiento, invitaba al propietario a informarse sobre ello en el buscador de Google. Esto, como es lógico, no lo esperaba el señor Oliver James, el cual decidió publicar la nota en la red a modo de curiosidad. Bajo este contexto, los comentarios no pararon de producirse. Es, sin duda alguna, una prueba que empieza a ser clásica.

Es cierto que se han visto unidades de modelos puramente eléctricos siendo objeto de las llamas. No obstante, no hay un solo estudio que sirva para legitimar este mito. ¿Se incendian más los coches eléctricos? No hay evidencias al respecto. Automóviles como el BOLT EV sí han tenido tasas preocupantes al respecto, pero, en general, no es suficiente para catalogar el coche eléctrico de fácilmente inflamable.

Mitos infundados que solo se combaten con experiencias personales

Afortunadamente, ya es posible optar por opciones basadas en baterías en la mayoría de los mercados. Además, el coste de producción se ha reducido en los últimos años, lo que ha provocado que, ahora, seamos menos reacios a optar por un coche eléctrico. Sea como fuere, ¿deberías estar preocupado/a por la posibilidad de sufrir un incendio?

El desconocimiento del coche eléctrico entre el público en una sola imagen

Tesla se ha visto envuelta en diferentes polémicas relacionadas con accidentes de tráfico. Focus

El mercado parece haber digerido un problema que parecía afectar, exclusivamente, al coche eléctrico. Sin ir más lejos, hace tan solo unos días, un incendio de un Tesla encendió todas las alarmas. Sin embargo, las imágenes grabadas con el sistema centinela determinaron que las llamas comenzaron en las inmediaciones del vehículo, afectando después a todo su conjunto.

Habrá que esperar todavía un poco más para que los perjuicios de esta clase vayan menguando. Afortunadamente, las comercializaciones de los productos basados en baterías sigue en ascenso. Solo se conseguirá erradicar estos mitos fundados conforme más personas prueben los coches eléctricos. ¿Estamos ante la democratización del coche eléctrico? Ya queda menos para comprobarlo.

Temas relacionados: Motor

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!