Ford está lanzando un programa en Estados Unidos que tiene como objetivo abaratar los costes de los seguros de coches. Se trata de un innovador programa que usará los datos de la centralita de los coches conectados para, en tiempo real, determinar cuánto has de pagar por tu seguro, basándose en tu tipo de conducción.

Ahora mismo, los seguros de coches se basan en estadísticas: depende del coche que tengas, de tu edad, y de cuánto tiempo lleves conduciendo (así como de cuántos partes has reportado), pagarás más o menos por tu seguro de coche. Pero eso es injusto, en realidad: no por tener un coche concreto somos más propensos a tener el mismo número de accidentes que la media que tiene ese modelo.

Tu privacidad, a cambio de dinero

Por ello, Ford quiere romper tu privacidad para que obtener datos muy concretos sobre ti y tu tipo de conducción, prometiendo seguros personalizados más baratos. El sistema rastreará la distancia recorrida anualmente, la velocidad, la agresividad con los pedales, el tiempo de inactividad del coche y la conducción nocturna.

Por supuesto, esto servirá tan solo en los coches compatibles, como el Ford o Lincoln 2020, pues el coche tiene que tener, en otras cosas, módem de Internet. Ford promete hasta un 40% de descuento en el segundo para los clientes que se adhieran a este programa. No obstante, dependerá de tu tipo de conducción, claro, si consigues más o menos descuento. Aparentemente, no podrían subirte la cuota, pues solamente se habla de descuentos.

Un seguro más barato para premiar a los buenos conductores

Esta es la última forma de mejorar la experiencia del cliente. El seguro hace que sea más fácil para los clientes de vehículos conectados cubrir una de sus mayores inversiones, su vehículo, mientras que se ahorra dinero.

De momento, este programa está disponible en 39 de los 50 estados de Estados Unidos, y solamente disponible mediante las aseguradoras propias tanto de Ford como de Lincoln.

El problema es, al mismo tiempo, que al ceder este tipo de información también estamos cediendo otros datos más importantes, como la localización de nuestro coche, e incluso qué hacemos en cada momento del día: Ford sabrá cuánto tiempo pasamos en el trabajo, a qué supermercado vamos, e incluso cuándo estamos de viaje.