Close Button
Compartir

¿Crees que un Ferrari puede ser híbrido enchufable o es una herejía para los seguidores de la marca? He aquí las claves del 296 GTB, el nuevo modelo de la firma.

La movilidad eléctrica está llegando a, prácticamente, la totalidad de segmentos presentes en el mercado. Al fin y al cabo, la mejora de las baterías, unido a un mayor énfasis por parte de las Administraciones, está provocando que esta tecnología se esté posicionando como la más cotizada entre el público. Esto, además, no entiende de modas, ya que casi todos los fabricantes están apostando por ello.

Uno de los más reticentes en plena disrupción de lo eléctrico fue Ferrari. El malogrado Sergio Marchionne, en su día, realizó declaraciones que demostraban cómo la compañía del Cavallino Rampante no estaba realizando esfuerzos de cara a una próxima electrificación. Ahora, años más tarde, la filial del grupo FIAT ya dispone de 2 modelos híbridos enchufables; el SF90 Stradale y el LaFerrari.

Ferrari apostará, más todavía, por las mecánicas híbridas enchufables en el futuro

Dada la situación actual, ¿estamos ante un paso en falso o, en realidad, Ferrari está apostando por una profunda conversión eléctrica? Uno de los modelos más esperados, el 296 GTB, sirve para entender hasta qué punto la transición ecológica también está afectando a los superdeportivos. El próximo modelo de la firma italiana también será, por supuesto, un híbrido enchufable.

Ahora, con el objetivo de probar la combinación de diversas tecnologías, en las afueras de la factoría de Maranello, se está probando una unidad de pruebas, la cual disfruta de su correspondiente equipo de camuflaje en la carrocería. De este modo, se espera que cuente con una mecánica eléctrica más refinada y que permita disfrutar de una conducción menos contaminante.

Veamos, por tanto, qué es lo que se sabe del próximo modelo que será presentado, por qué el 296 GTB es toda una declaración de intenciones por parte de la empresa y, por supuesto, hasta qué punto la transformación del parque automovilístico también afectará a este tipo de vehículos. Y tú, ¿crees que un modelo de estas características pierde parte de su esencial al no contar exclusivamente con su motor V8?

Ferrari y su apuesta por la movilidad sostenible en sus deportivos

Lo primero que cabe destacar es que, sin duda alguna, el 296 GTB no será un modelo purasangre. Al fin y al cabo, el bloque V8 al que nos hemos referido anteriormente ha sido sustituido por un V6. De forma combinada, gracias al motor de combustión interna y al eléctrico, es capaz de desarrollar hasta un total de 818 CV de potencia, unas cifras que no están nada mal en los tiempos actuales.

Se trata de una alternativa que viene a sustituir, dentro de los planes de transición de la compañía, al F8 Tributo. Aun así, su principal distinción radica en la disposición de una mecánica híbrida. Gracias a ella, se espera que cada unidad pueda disfrutar de una autonomía teórica de unos 25 kilómetros por ciclo de carga completo, un apunte que se antoja, por supuesto, ridículo.

La clave de esta tecnología está más relacionada con la posibilidad de ofrecer un extra de rendimiento en otras facetas. Entre ellas, cabe hacer especial mención a la aceleración. De hecho, según se puede leer en el portal especializado Motor1, se espera que pueda alcanzar los 100 km/h en tan solo 2,9 segundos y, curiosamente, los 200 km/h en apenas 7,3 segundos.

Y bien, ¿son números suficientes para legitimar el cambio de tendencia que está produciéndose en el seno de la marca? Cabe realizar 2 apuntes diferenciales. Por un lado, disponer de la mecánica eléctrica es algo a destacar, pero lo es más todavía la presencia de una mecánica V6, toda una declaración de intenciones en lo que se refiere a la práctica del downsizing.

Una propuesta que confirma un cambio de imagen en el seno de la firma

Mucho ha cambiado en la empresa para que ahora se esté viendo mecánica híbrida enchufable en todo modelo salido de fábrica en Ferrari. La presión en el sector es lo que ha propiciado esta transformación. El mejor ejemplo de ello es la ligadura que hay en Lamborghini con el grupo Volkswagen o, por supuesto, la nueva apuesta de Bugatti con el futuro unido a Mate Rimac.

Ferrari 296 GTB, así se oye este nuevo híbrido enchufable en las instalaciones de la marca

Ferrari se ha convertido en una de las marcas más destacadas en motorizaciones híbridas. Motor1

¿Estamos ante una propuesta que podría extender su autonomía a nuevos registros? La combinación del motor eléctrico y el de combustión interna es una solución un tanto complicada desde el punto de vista futuro. De hecho, se trata de una apuesta combinada, la cual tiene ahora mayor aliciente debido al aprovechamiento de beneficios que se consiguen con etiquetas de bajas emisiones.

Habrá que esperar un tiempo para ver si Ferrari confirma su nueva estrategia enmarcada dentro de la movilidad eléctrica o si, por el contrario, durante la mayor parte de la década seguimos viendo mecánicas híbridas enchufables como eje de su competitividad. Y tú, ¿crees que hay cupo para un modelo de la marca puramente eléctrico?

Temas relacionados: Motor

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!