Ford es uno de los fabricantes que más ha apostado por la innovación. Gracias a esta política, se ha conseguido disponer de un continuo margen de mejora que se ha introducido en cada generación que ha sacado al mercado. Sin embargo, la asignatura pendiente sigue siendo la misma; la energía eléctrica. El fabricante siempre se ha mostrado reticente a producir este tipo de tecnología.

El paso del tiempo ha hecho recapacitar a la marca tras ver los volúmenes de entregas de nuevas marcas como Tesla o NIO, entre otras. La política de Ford radica en ser un referente y, ahora, esto supone invertir en opciones como el litio. Las baterías son un aliciente para la marca, hasta el punto de que ya está diseñando el que será su primer modelo completamente eléctrico.

Ford ofrecerá en el mercado su primer SUV eléctrico en el corto plazo

El MACH 1 será presentado próximamente, por lo que han comenzado a producirse las primeras especulaciones al respecto. En este sentido, la marca está ya tejiendo la forma en la que crecer con esta alternativa en su principal mercado; Estados Unidos. ¿Por qué el fabricante más famoso del país americano ha tardado tanto? Todo tiene una disculpa. En Ford, esto ha tomado forma de Mustang.

¿Alguna vez hubieses imaginado ver al muscle car de referencia apostado a un sistema de carga eléctrico? Esto es justo lo que ha ocurrido por primera vez en la historia. Su nombre es Mustang Lithium y no es más que un aperitivo de lo que está por llegar al mercado para los próximos años. ¿Y si las mecánicas basadas en bloques V8 supercargados es algo que vaya a pasar a la historia en breve?

Veamos, por tanto, cuáles son las cualidades de un producto que generará controversia entre los aficionados al motor. ¿Estamos ante un sacrilegio o una adaptación a los tiempos que corren hoy en día? El fabricante ha asombrado al mundo con esta curiosa unidad, algo que merece analizar con más detalle por el volumen tecnológico que incluye bajo la carrocería.

2 aspectos irreconocibles en cualquier Mustang americano

En Estados Unidos, una caja de cambios manual es algo parecido a encontrar una aguja en un pajar. Muchos de los conductores que recorren las carreteras del país a diario jamás han tenido que pisar el tercer pedal que puede tener un coche; el del embrague. ¿Por qué? Lo automático se estandarizó en su momento y, desde entonces, es la alternativa, con diferencia, más demandada.

El Ford Mustang Lithium cuenta con todo aquello que jamás habríamos imaginado en este icónico modelo. CAR Magazine

Este Ford Mustang hipervitaminado a través de energía eléctrica es, sin duda, un ejemplo de todo lo que podríamos esperar en una unidad presente en los tiempos que corren. En pleno desarrollo del coche eléctrico, la marca norteamericana ha querido balancear la pérdida de pureza con una transmisión manual. De esta forma, pese a ser eléctrico, disfrutará de un tanto un tanto más divertido.

El Mustang Lithium dispone de una potencia eléctrica de hasta 900 CV

La marca, no obstante, no ha ocultado el hecho de introducir un bloque completamente eléctrico. Es más, da la impresión de que han quedado muy contentos con su desarrollo. Esta versión Lithium dispone de un motor eléctrico capaz de generar un total de 900 CV, una cifra de potencia que mejora de forma muy notable, las prestaciones de sus homólogas versiones de gasolina.

De igual manera, el interior cuenta con otra apreciación que hace un guiño a las nuevas tendencias del sector. Si bien la marca siempre suele ser reservada en el diseño de la consola central, se ha querido romper con esta dicotomía a través de la instalación de una de 10,4 pulgadas, unos números parecidos a los que ofrece Tesla en las opciones Model S y Model X.

Una apuesta que no terminará en el mercado por cuestiones obvias

Todo parecía demasiado bonito, ¿verdad? Sin embargo, era un cambio verdaderamente drástico. La firma estadounidense tan solo ha creado esta versión con el objetivo de tener presencia en el Specialty Equipment Market Association de Las Vegas, uno de los eventos tecnológicos más destacados del país. Ante esta situación, ¿veremos algún día un Mustang eléctrico?

El Ford Mustang Lithium es un concept que no pasará a la cadena de producción. Autoblog

Este primer movimiento no derivará a la cadena de montaje, pero sí servirá para que que nos vayamos acostumbrando a los cambios que pueden acontecer en el mercado a lo largo de los próximos años. En este sentido, los siguientes movimientos que deberíamos comenzar a tener en cuenta deberían ser la introducción de mecánicas eléctricas entre los fabricantes más puristas.

¿Y si un Ford Mustang completamente eléctrico ya no fuese lo más extraño a tener en cuenta entre las novedades más destacadas? La llegada de las transmisiones manuales en este campo sí sería una buena apuesta para mejorar la acogida de los productos completamente eléctricos. Mientras tanto, habrá que esperar a ver cómo suceden los próximos movimientos del mercado.