Close Button
Compartir

¿Cómo rinde el coche eléctrico bajo condiciones climáticas extremas? Ford ha publicado unas imágenes muy interesantes de su Mustang Mach-E.

El coche eléctrico actual es muy distinto del que se producía hace 10 años. En tan solo una década, fabricantes como Ford o Volkswagen, entre otros, han conseguido hacerse un hueco en el segmento eléctrico. Lo que parecía una utopía hace un tiempo ha terminado siendo una seria alternativa a las mecánicas convencionales de combustión interna. Ahora bien, ¿está preparada la tecnología?

Mucho se ha dicho sobre la viabilidad de la innovación eléctrica debido a las múltiples variables que hay tras las cifras de consumo. Al contrario de lo que ocurre con una variante tradicional basada en combustibles fósiles, la temperatura exterior puede influir de forma muy notable en el comportamiento del coche eléctrico. De hecho, estos automóviles cuentan con soluciones únicas.

Ford es uno de los fabricantes que más está apostando por el coche eléctrico

La más destacada de todas es la presencia de bombas de calor para el habitáculo. Esto permite reducir el consumo para no tener que destinar una parte de la electricidad del climatizador a calentar el interior. Además, la presencia de frío en el exterior incide en el consumo debido, además, a las dificultades que tiene la batería para rendir a temperaturas más altas.

De hecho, la configuración de sistemas de precalentamiento de baterías tiene todo el sentido para agilizar el proceso. De esta forma, al requerir la realización de un desplazamiento, la batería ha podido alcanzar el calor óptimo para rendir con unas cifras de consumo menores. Y bien, ¿cómo es posible mejorar este tipo de cuestiones? Ford somete a su división eléctrica a un banco de pruebas.

Veamos, desde el punto de vista de la firma norteamericana, hasta qué punto estas pruebas pueden definir el futuro del coche eléctrico, por qué se trata de un trabajo de especial relevancia para ser un referente en el mercado y, por supuesto, por qué nos encontramos ante una solución muy importante en determinadas áreas geográficas. ¿Es el coche eléctrico una alternativa gracias a estas propuestas?

Ford y su banco de pruebas para mejorar el Mustang Mach-E

El Mustang Mach-E es, posiblemente, el modelo que comercializa Ford con mayor relevancia en los planes de negocio. Al fin y al cabo, se trata de una tecnología que destaca, sobre todo, por contar con una motorización y baterías puramente eléctricos. De hecho, estamos ante el primer modelo que cuenta con un conjuntos de baterías estructural, una innovación que pretende implantar pronto Tesla.

Y bien, ¿por qué es tan importante la utilización de este banco de pruebas? La introducción del elemento climatológico se ha convertido en algo que ha adquirido especial relevancia. Esto es así debido a que se puede medir variables como la fortaleza del conjunto de baterías, su rendimiento a temperaturas extremas y, por supuesto, cómo responden ante estas situaciones las medidas de seguridad.

Ford prueba sus coches eléctricos en situaciones excepcionales para analizar el rendimiento

Según se puede leer en el portal especializado Electrek, en las instalaciones propiedad de Ford, se pueden realizar pruebas para observar cómo es el rendimiento del Mustang Mach-E a temperaturas que oscilan entre los -56 grados centígrados y los 80 grados centígrados. De esta forma, es posible analizar a qué nivel puede llegar a ser peligroso el uso de estos coches eléctricos.

Para ello, la compañía estadounidense hace uso de 2 robots que tienen una misión especial, hacer circular el vehículo entre los rodillos como si de una persona se tratase. Bajo estas circunstancias, incorporar un operario a dicha ecuación sería imposible, ya que el ser humano no está concebido para pasar tiempo determinado bajo estas temperaturas tan drásticas.

Tecnología de última generación para hacer posibles las pruebas

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, los robots están especialmente diseñados para combinar la presión adecuada sobre los pedales. Esta solución requiere de un sistema de inteligencia artificial muy elaborado, el cual es posible comprobarlo a control remoto. De haber una persona al mando, se requeriría de múltiples soluciones a nivel de seguridad.

Ford Mustang Mach-E, así se somete a condiciones extremas en un banco de pruebas

Ford posee instalaciones de última generación en Colonia. La Tercera

Estas instalaciones están situadas en Colonia, Alemania. En este centro de pruebas, Ford atiende, no obstante, programas de innovación a escala mundial. Aun así, se trata de una unidad que Ford utiliza, además, para probar soluciones presentes, en exclusiva, en su división para atender el mercado americano. Es un referente que, en situaciones especiales, cede a otras compañías.

Habrá que esperar un tiempo para comprobar si el Mustang Mach-E se convierte en uno de los mejores automóviles de esta nueva era de la automoción. Aun así, ya se puede constatar cómo la firma americana se ha involucrado al máximo para la creación de un producto único y capaz de competir frente a otras opciones con más nombre, tales como el Tesla Model Y.

Temas relacionados: Motor

Compartir
Queremos saber tu opinión. ¡Comenta!