Los coches eléctricos están creciendo a un nivel exponencial desde hace años. Sin embargo, aún representan una pequeña parte del mercado del automóvil en relación a producción y matriculación. Esto nos lleva a plantearnos una cuestión. ¿Está preparado el sector para acoger automóviles con baterías o todavía existen importantes barreras de entrada para esta tecnología?

Echando un rápido vistazo a las debilidades del coche eléctrico, podemos encontrar 3 áreas diferenciadas, además del precio. La autonomía es una de ellas, siendo las otras la disposición de una gran infraestructura de carga y la potencia de los propios cargadores. Esto, en su conjunto, son un gran freno de cara a su desarrollo para los próximos años. La solución podría llegar de forma transitoria.

Existen múltiples formas para cargar los coches eléctricos en la actualidad

Teniendo en cuenta que un puesto de recarga rápida es muy caro de instalar, conviene determinar qué otras alternativas podría haber en el sector. ¿Tal vez puestos de carga en las plazas de aparcamiento? ¿Y si los demás fabricantes optasen por realizar sus propias estaciones de recarga? Cualquiera de las propuestas anteriores se realiza y, sin embargo, es insuficiente.

Por ello, toca buscar otras opciones. Entre las otras modalidades de carga posibles, una de las que está obteniendo un mayor respaldo es la utilización de medios de transporte con baterías. En este sentido, cabe hacer especial mención al proyecto presentado por Lightning Systems. El uso de furgonetas con un conjunto de baterías en su interior permitiría cargar el coche eléctrico en cualquier sitio.

Ahora bien, ¿cómo es el funcionamiento y forma de operar de una compañía que basa su diferenciación en este curioso nicho de mercado? Se espera que su método de trabajo pueda ser copiado por otras compañías a medida que el los coches sin emisiones contaminantes se conviertan en lo habitual. He aquí las claves para entender este nuevo mercado ligado a la movilidad sostenible.

Las furgonetas de Lightning Systems para cargar coches eléctricos

El funcionamiento de este modelo de negocio se sucinta, básicamente, en la carga del coche eléctrico en determinadas circunstancias. Dado que esta tecnología es todavía ineficiente para la realización de largos desplazamientos, aún se concibe como un medio de transporte urbano y metropolitano. Hay excepciones como Tesla, pero su precio no es accesible para todo el público.

Lightning Systems se ha convertido en uno de los referentes en carga de coches eléctricos mediante vehículos. Lightning Systems

La base del programa consiste en utilizar el espacio de carga de una furgoneta para la instalación de un conjunto de baterías de gran capacidad. Gracias a este punto de carga portátil, se puede utilizar por el público en cualquier espacio que lo requiera. Así, gracias a este sistema, el radio de kilometraje de un coche eléctrico es bastante superior al actual.

Cada una de las furgonetas de recarga posee una capacidad para cargar hasta 2 Tesla

En la actualidad, se están instalando bloques de 192 kWh, por lo que es suficiente para realizar diversos servicios en una jornada laboral. Para verlo mejor, toca recurrir a un ejemplo. Tesla ofrece, en las versiones Long Range del Model S y Model X, un equipo de baterías de 100 kWh de capacidad. Así, se puede observar con más claridad el servicio que ofrece cada unidad en un día.

Además, ofrece diferentes niveles de potencia para reducir el tiempo de carga necesario por parte de los usuarios. Esto se realiza, además, para adecuarse a las potencias que barajan los fabricantes a sus propios coches eléctricos. En total, existe un rango de carga que va desde los 18 kW hasta los 80 kW, lo cual permitirá mejorar el rango de carga a tan solo unos cuantos minutos.

Un mercado que está en una clara senda alcista, pero con matices

¿Invertiría el inversor en este tipo de compañías? Lo cierto es que todo dependerá sobre qué tipo de personalidad tiene. Si la mentalidad es cortoplacista, este tipo de tecnología tiene un gran porvenir. El desarrollo del coche eléctrico y la infraestructura eléctrica es grande, pero lento. Por ello, recurrir a estas soluciones puede ser una buena forma de rentabilizar el tiempo.

Lightning Systems ya dispone de una flota de furgonetas eléctricas operando en el mercado. Freight Waves

Ahora bien, ¿por qué se trata de un producto que tiene sentido en el corto y medio plazo? Se espera que, con el paso de los años, el coste de instalación de puestos de carga fijos, tanto a nivel público como privado, se reduzca de forma razonable. A ello habrá que sumar, además, la presencia de una tecnología de recarga mucho más óptima que la actual, según se puede leer en Electrek.

Habrá que esperar, no obstante, a ver qué sucede con este tipo de empresas a lo largo de los próximos meses. Cabe destacar que, en países como China, este tipo de servicios ya han prestado más de un millón de actuaciones, lo cual explica el auge del nuevo sector.