Tesla ha revolucionado la industria de la automoción en múltiples sentidos. Se nota, además, cómo se ha cuidado hasta el más mínimo detalle en relación con cada uno de los puntos diferenciadores que destacan de sus modelos que comercializa en la actualidad; los Model S, Model X y Model 3.

No obstante, todavía hay algunas de las características que destacan de la filosofía Tesla que no han sido desvelados. Ni los propietarios ni la marca han tenido ocasión de mostrar cómo se ha trabajo en algunos aspectos para lograr ofrecer un producto que todavía, a día de hoy, cuenta con una ventaja competitiva sobre el resto de opciones en los segmentos en los que compite.

La llave de un Tesla Model S recuerda a la carrocería del vehículo

Uno de los ejemplos más destacados de por qué tener un Tesla es algo diferentes es ver la llave que incorpora. Esta representa un automóvil que guarda un fuerte parecido con el coche que abre o permite el encendido. Todo, como ya hemos visto en más ocasiones, cuenta con su respectiva justificación, lo cual demuestra el trabajo realizado anteriormente.

El Model 3 es el que romperá con este tradicionalismo, ya que estamos ante un modelo que dispone de su propia apertura a través de la aplicación móvil o a través de una tarjeta que se entrega junto al coche. Aun así, ¿a quién le importaría tener una llave a sabiendas de que puede disfrutar de un mando con este diseño?

Lo que no sabíamos hasta ahora es qué incluye en su interior para contar con tantas funciones. Es importante recordar que estos automóviles cuentan con arranque sin llave, lo cual implica que deben añadir funciones adicionales en el interior de esta pieza condenada a su extinción. ¿Qué podemos destacar de uno de los mandos con más diseño del mundo?

Así se ha podido saber qué incluye en su interior la llave

¿Alguna vez te has preguntado qué hay en el interior de una llave inteligente? Según se puede leer en en el portal InsideEVs, un propietario ha querido descubrir, a pesar de que sabe que tendrá que pagar el coste de un nuevo juego, qué es lo que hay en el interior de una llave de su Model X.

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, un padre y su hijo, tras trastear todo lo que se puede realizar con el mando del vehículo, incluyendo la apertura y cierre de las denominadas Falcon wings, decidieron ver qué es lo que había en el interior de dicha obra maestra.

Lo primero que se observa en el mando es una pila tradicional de 3V

Tras romper los anclajes, perfectamente sellados, se observó cómo un total de 13 piezas era lo que formaba el conjunto. En primer lugar, lo que uno se puede encontrar es una pila de 3V común presente en la mayoría de los mandos de cualquier marca. Esta es de larga duración, lo que implica que muy pocas veces será sustituida durante la vida útil del vehículo.

En segundo lugar, se encuentra la información que ancla dicha llave con el coche en cuestión. Estos datos son los que vinculan el mando con el sistema de gestión del automóvil, el cual solamente será válido para dicha unidad.

Qué hay más allá del envoltorio del mando de Tesla

Tras dicha apertura, se puede constatar cómo el mando de Tesla está especialmente sellado para durar muchos años sin perder la firmeza. Los protagonistas deben ejercer una fuerza destacada para poder romper las múltiples piezas que protegen el interior de agentes externos como el polvo o el agua.

La llave del Tesla Model S fue una de las características que más llamó la atención del público cuando fue presentado. La guía del varón

Tras ello, se observa el lugar exacto en el que se encuentran los botones para la apertura de las diferentes puertas, en este caso, del Model X. Esto permite al crossover de la firma de Palo Alto abrir las descomunales puertas traseras apretando un simple botón del mando. ¿Esperabas que funcionase de este modo? Al fin y al cabo, es un truco bastante rudimentario.

Un total de 13 piezas son las que dan vida a la llave de un automóvil de Tesla

Por último, se puede observar una placa base repleta de circuitos con los que es posible contar con todas las capacidades que ofrece esta curiosa herramienta. De hecho, llama la atención ver cómo todo el trabajo queda recopilado en apenas una superficie de unos pocos centímetros. ¿Pensabas que sería así su interior?

La competencia, en estos últimos años, se ha puesto las pilas en el diseño de unos mandos que cada vez ofrecen más funciones. ¿Estamos ante una estandarización de servicios a través de este gadget o esta alternativa está condenada a su desaparición por los sistemas de apertura y arranque sin llave?