Todavía nos resulta difícil de comprender cómo las mecánicas eléctricas pueden servir de base para el mundo de la competición. Aun así, es importante destacar que esta tecnología lleva en el mercado más tiempo del que podríamos intuir. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra el campeonato WEC, donde la hibridación es un componente esencial.

Ahora bien, tras desempeñar un papel secundario en algunas de las carreras más importantes del mundo automovilístico, toca pasar al siguiente nivel; la disposición de motores puramente eléctricos.

Todavía hay pocas alternativas eléctricas en el mercado de la automoción

En este sentido, en la actualidad se puede hacer referencia a 2 principales alternativas. Por un lado, nos encontramos de frente con la Fórmula E, la principal prueba que se disputa en relación a la movilidad alternativa. La segunda, la Electric GT podría ser la versión que más encajaría con el Mundial de DTM presente con combustión interna.

Ahora bien, ¿no puede parecer algo escaso disponer solamente de un par de competiciones? Jaguar es consciente del increíble esfuerzo que ha supuesto la producción del I-Pace. Por este motivo, están dispuestos a crear una competición exclusiva que finalmente tendrá un total de 10 Grandes Premios.

¿Cuáles son algunas de las características más destacadas de una apuesta personal del fabricante británico? Desde el grupo TATA se ha querido reforzar la imagen de marca con el objetivo de demostrar la valía de esta nueva mecánica, la cual se posicionará como la opción principal de la firma en un futuro cada vez más cercano.

Jaguar I-PACE eTROPHY, una competición de altos vuelos

El Jaguar I-Pace es un SUV, cierto, pero esto no le impedirá poder tener aspiraciones deportivas una vez comience su producción y comercialización. Su estructura puede ser cuestionable de cara a la conducción deportiva. No obstante, es necesario dar una oportunidad al equipo de ingeniería Special Vehicle Operations (SVO), la división especialmente centrada en la deportividad.

Según se puede leer en Electrek, Jaguar ha querido potenciar la imagen de marca de la tecnología en la que centrará esfuerzos durante los próximos años. No hay que olvidar que la compañía del felino dispone en su gama motorizaciones también híbridas, por lo que esta estrategia debe cobrar todavía una mayor fuerza.

Jaguar ofrecerá un campeonato que compartirá con el calendario de la Fórmula E

Tal y como se ha podido saber, la primera temporada de este campeonato seguirá los mismos pasos que la Fórmula E, es decir, compartirán circuito y calendario. De hecho, allá donde se celebre cada una de las citas de la máxima competición eléctrica dispondrá de la prueba de Jaguar. De hecho, esta nueva alternativa hará su aparición en el próximo certamen de Berlín, Alemania.

Uno de los mayores atractivos de esta competición radica en la disposición de una serie de modificaciones a realizar durante las carreras. Al contrario de lo que ocurre con la Fórmula E, donde en la actualidad todavía hay una serie de limitaciones respecto a los cambios de reglajes, esta modalidad podrá cambiar la gestión mecánica, de la energía y el ajuste aerodinámico.

Un planteamiento que tendrá un papel destacado en el futuro

El automovilismo está próximo a la introducción de nuevas alternativas. La competición debe adaptarse a los nuevo tiempos que corren, algo que solamente será posible con la llegada de campeonatos como este Jaguar I-PACE eTROPHY.

Jaguar ha presentado un modelo de competición que dispondrá de su propio campeonato. Jaguar

Ahora bien, ¿estamos ante un simple reclamo publicitario para contribuir a la introducción del I-Pace? En este sentido, es importante destacar que el primer modelo completamente eléctrico de la firma británica dispondrá de un precio que fácilmente superará los 80.000 euros.

La rentabilidad del I-Pace se espera que sea menor a la del resto de la gama actual

Si a ello se suma que la primera tirada estará solamente disponible para varios miles de unidades, podemos comprobar cómo la rentabilidad del SUV será, a priori, más bien reducida. La inclusión de esta modalidad de competición pretende relacionar las virtudes del modelo de producción con los bólidos que disfrutarán de un campeonato que está a punto de comenzar.

A Jaguar podrían seguirle otros competidores que están próximos al lanzamiento de nuevos modelos eléctricos. Sin lugar a dudas, 2019 y 2020 serán los verdaderos años para explicar el éxito de las mecánicas eléctricas en la movilidad que está al caer. ¿Servirán estas variantes para cambiar la apreciación que se tiene sobre el motor alternativo?