Las mecánicas eléctricas están llegando, con mucho ruido, a todos los mercados relacionados con la movilidad. El futuro pinta verde, muy verde. También en el mundo de la competición. Esto es así debido, principalmente, a las cualidades que ofrece el motor y baterías trabajando conjuntamente. Ahora bien, ¿por qué estamos en un momento de transición que cabe la pena destacar?

Uno de los productos que mejor podría encajar la llegada de la tecnología eléctrica a mansalva es el de la competición a través de karts. Este tipo de bólidos a pequeña escala disfruta de una concepción que encaja a la perfección con las cualidades que ofrecen las variantes sin emisiones contaminantes. La clave para entender el producto es la aparición de nuevos fabricantes.

Los karts eléctricos no paran de crecer en el mercado actual por sus cualidades

Nuevos y clásicos. Todos están adaptándose a las nuevas necesidades de un vehículo muy especial. Entre todos ellos, es preciso mencionar la nueva opción presente en el mercado. Kinetik Automotive, con sede en Bulgaria, acaba de mostrar las primeras imágenes de su nuevo juguete. Destaca por toda una serie de atributos que hacen de su nuevo modelo, un objetivo a tener en cuenta.

Se trata de una versión que viene a mejorar lo mostrado en anteriores ocasiones por otros fabricantes de reconocido prestigio en el sector. La clave de esta tecnología radica en una confección creada, desde sus inicios, para ser completamente eléctrica. Su único problema radica, principalmente, en la batería disponible si se hace un uso competitivo.

¿Le ha llegado el momento a esta tecnología? Es pronto para asegurar el funcionamiento del producto en el corto y medio plazo. Al fin y al cabo, el principal reto de las baterías sigue siendo el mismo, la mejora de la densidad de las mismas para aumentar el ciclo de autonomía con un mismo paquete de baterías. Solo así se podrá estandarizar un producto que mide el peso al gramo.

Un kart eléctrico que mejora su propia concepción

Si echamos un rápido vistazo a las cualidades que posee un kart, es lógico pensar que la aceleración es más importante que la velocidad máxima. La inmensa mayoría de circuitos está creado para combinar curvas cortas y largas con el objetivo de que los pilotos puedan demostrar su valía. Ante esta situación, parece claro pensar que la variante eléctrica puede tener un papel fundamental.

La presencia del kart eléctrico está creciendo en el mercado. Electrek

Lo cierto es que lo tiene. Gracias a la inclusión de un chasis forzado en impresión 3D, está especialmente pensado para ser resistente y, sobre todo, adaptado a la instalación del paquete de baterías y correspondiente motor eléctrico. A ello contribuye también su bajo peso, el cual está situado en tan solo 97 kilogramos en total. Gracias a todos estos atributos, su aceleración es brutal.

La velocidad máxima del kart eléctrico de Kinetik Automotive es de 96 km/h

Tan solo le bastan 3,9 segundos para alcanzar los 90 km/h, siendo su punta los 96 km/h. Todo ello es posible gracias al impulso de un motor eléctrico de 20 kW. No obstante, posee una autonomía teórica de 11 kilómetros, por lo que solamente podrá disfrutarse de unas pocas vueltas en circuito. Aun así, se trata de una opción muy interesante si no te importa esperar unos minutos para otra tanda.

Gracias a la inclusión de un cargador de 15 kW, es posible contar con un nuevo ciclo completo de kilometraje en tan solo unos 10 minutos. Esto es lo que demuestra cómo la concepción eléctrica puede tener cabida en un mercado de estas características. Tanto es así que las competiciones puramente sostenibles están comenzando a tener un papel destacado dentro del automovilismo.

Soluciones a nivel de software para una mejor configuración

Este kart está especialmente creado para destacar a nivel competitivo. Es por ello que se ha trabajado en la inclusión de un software especializado para ofrecer diferentes configuraciones en cuanto a la entrega de potencia, tacto de la dirección o toque de freno. Todo ello con el objetivo de adaptarse mejor a las necesidades del usuario en cada momento.

Kinetik Automotive es un fabricante que ha producido un kart completamente eléctrico. Electrek

Su comercialización se espera para el próximo año 2021. A lo largo de los próximos meses se conocerán nuevos datos, los cuales permitirán hacerse a la idea de cuáles son las verdaderas convenciones de este programa eléctrico. Su precio será de 14.000 dólares, un coste desproporcionado en relación a lo que se puede encontrar actualmente en el sector del kart.

Sí, se trata, a priori, de un capricho. Ahora bien, ¿es posible que veamos un descuento antes del comienzo de su producción? Se espera que la competencia apriete las tuercas de aquí a su llegada al mercado. De esto, entre otras cuestiones, dependerá la disposición de un mayor o menor precio final.