No hay excusa que valga para contaminar menos. El concepto de vehículo debe quedar a un lado cuando hablamos de la polución. Independientemente de la posición que tengas al respecto, lo cierto es que ya no vale tener un coche gastón por placer de la conducción, por querer disfrutar fuera del asfalto o, simplemente, porque adoras la velocidad.

Hace unas horas, Madrid se ha convertido en el epicentro de las medidas anticontaminación en Europa. Desde principios de 2018, la Gran Vía, una de las principales avenidas céntricas de la ciudad, quedará restringida al tráfico, según se puede leer en El País.

Las alternativas híbridas enchufables están ganando peso en el mercado

Este tipo de medidas van a ir en aumento y se popularizarán en otras zonas geográficas. Por ello, a la hora de comprar un coche, es importante observar la gama de motorizaciones disponibles del modelo que hayamos barajado su adquisición. Si lees la palabra PHEV o similares, inclúyelo en la lista de posibles opciones.

Y te preguntarás, ¿por qué es tan importante las siglas que hacen referencia a Plug-in hybrid electric vehicle? Las limitaciones, en una primera quema, no afectarán a los modelos eléctricos o híbridos. La compra de un coche podría catalogarse como una inversión, ya que pasará con nosotros más de una década por lo general. ¿Confías en el diésel aún? Plantéatelo bien.

Land Rover, hasta ahora, no disponía en su catálogo una modalidad híbrida. Sin embargo, esto ya nunca volverá a ser así gracias al denominado Range Rover Sport PHEV, el híbrido enchufable que estará presente en la gama en solo unas semanas.

Range Rover PHEV, el todoterreno de lujo se pone al día

El todoterreno de corte deportivo de la firma británica no disponía de una alternativa más eficiente en términos de consumo. Es obvio pensar que los consumos, en un coche de estas características, no es lo más importante y primordial, pero cuando el propietario tiene concienciación con el medio ambiente, ¿pensaría en esta opción?

El Range Rover Sport PHEV está especialmente pensado para los que adoran la vanguardia Land Rover y la sostenibilidad. Electrek

Land Rover no disponía de motorización alternativa. Hasta ahora, seguían fieles a las versiones diésel y gasolina que tantas alegrías han dado a los propietarios de cada uno de los modelos de la compañía.

Sin embargo, los tiempos cambian y, a tenor del cambio climático que está dándose en este nuestro planeta y las restricciones venidas desde numerosos entes públicos, los fabricantes están comenzando a actuar ofreciendo versiones híbridas y eléctricas.

Cada vez será más lógico ver este tipo de versiones

Este Range Rover, por tanto, no será la alternativa que más ingresos dotará a las arcas del grupo TATA, pero servirá para ir, poco a poco, acostumbrándose a ver motores más eficientes.

Según se puede leer en Electrek, dispondrá de una potencia combinada de 404 CV y de un par máximo situado sobre los 640 Nm.

El Range Rover Sport PHEV ofrecerá más de 400 CV y podrá circular en modo eléctrico más de 50 kilómetros. Electrek

La versión híbrida podrá circular una media de 30 millas, es decir 51 kilómetros, en modalidad puramente eléctrica. Esto es posible gracias al conjunto de baterías de ion litio de 13 kWh que posee sobre el chasis.

Tan solo habrá que elegir el modo de conducción eléctrico desde la consola central para ver cómo el coche se vuelve silencioso, dejando escuchar al conductor únicamente la banda de rodadura que emiten los neumáticos. ¿Creías que no veríamos pronto esto en un Range Rover Sport? Ya es una realidad.

Una versión más que necesaria sin perder personalidad

Range Rover precisaba de dicha versión, ¡aunque fuese solo por formalismo! El consumidor cada vez más valora cómo un fabricante se muestra más o menos concienciado con la calidad del aire presente en los países en los que opera. La contaminación, a raíz del escándalo de las emisiones contaminantes, ha tomado un carácter aún más serio.

Sus principales competidores ya disponen versiones híbridas enchufables

Ahora bien, ¿llega demasiado tarde? Algunos de sus rivales en el mercado disfrutan ya de versiones híbridas. A modo de ejemplo, el Audi Q7 e-tron ya está disponible a la venta por unos 84.000 euros, habiéndose descubierto 2 mulas puramente eléctricas hace unos días, según Foro Coches Eléctricos.

En BMW, por citar otro ejemplo, hay otra alternativa comparable a este nuevo Range Rover Sport PHEV. Pese a que por nicho de mercado quizás sería el X6 el modelo a batirse en duelo, la firma germana únicamente comercializa una versión híbrida enchufable sobre el X5. Este, con un nivel inferior de potencia al disponer de 313 CV, comienza en los 75.650 euros.

¿Y el protagonista de la noticia del día en el mercado híbrido? El futuro Range Rover Sport PHEV saldrá a la venta a partir de unos 70.000 euros, o lo que es lo mismo, unos 81.400 dólares o 1 millón y medio de pesos mexicanos.