En el mercado de la motocicleta, hemos asistido en anteriores ocasiones a prototipos de todo tipo. La aparición de alternativas eléctricas se ha convertido en lo que más escaparate ha tenido a nivel internacional, pero lo cierto es que hay otros muchos proyectos que guardan relación con innovaciones encaminadas a mejorar en otros aspectos. He aquí el mejor ejemplo de ello.

¿Imaginas comprar una motocicleta que tuviese un arco que formase un círculo completo? La posición de conducción sería la parte interior del mismo, lugar en el que habría todo lo necesario para guiar este curioso medio de transporte por la carretera. Gracias a esta tecnología, sería posible disfrutar de trayectos de forma muy distinta a la de cualquier otra motocicleta.

La motocicleta monowheel consiste en una opción que no está suficientemente estandarizada

Este estilo de opciones tienen una denominación muy concreta, las cuales se denominan monowheel. Al fin y al cabo, se trata de una variante que carece de 2 ruedas, ya que únicamente se necesita el arco que rueda conforme se aprieta el acelerador. De esta forma, las sensaciones que nos transmite el vehículo son mucho más notables, algo que tiene repercusión directa en las prestaciones.

Dada la falta de agarre, estamos ante un producto que, tradicionalmente, no ha poseído una gran velocidad ni grandes capacidades dinámicas. Aun así, un nuevo modelo creado por Duke ha mostrado un estilo completamente diferencial respecto al resto del mercado. ¿Estamos ante la llegada de una nueva forma de entender la movilidad personal? Se trata de un proyecto muy ilusionante.

Veamos, por tanto, cuáles son las nuevas capacidades que ofrece este modelo en particular, por qué se trata de una variante única en el mercado y, por supuesto, cuáles son los registros clave a tener en cuenta para valorar su potencial compra. Además, te mostraremos a través de un vídeo, cómo es su curioso funcionamiento. Y tú, ¿comprarías esta alternativa de transporte?

Un desarrollo llevado a cabo por Duke para afrontar el futuro

Y bien, ¿cómo surgió este llamativo proyecto? Para entenderlo, es importante tener en cuenta la procedencia de algunos de los ingenieros de la compañía. Según se puede leer en el portal tecnológico Electrek, algunos de los ingenieros que han participado en esta alocada idea proceden de empresas como Tesla o SpaceX, entre otros.

Tal y como se puede observar en las imágenes anteriores, el EV360, que es como así se llama esta alternativa, se vale de un motor que hace girar una única rueda, que es el único elemento que tiene un contacto directo entre el medio de transporte y el pavimento. Bueno, ello y, por supuesto, las botas del usuario, las cuales pueden dar fácilmente contra la superficie del asfalto.

Se ha conseguido establecer un nuevo récord de velocidad a 112 km/h

Ahora bien, ¿por qué se ha convertido este proyecto en tendencia? Para entender el éxito de este modelo de negocio, hay que tener en cuenta un punto de inflexión, su nuevo récord referente a la velocidad máxima. Gracias a la inclusión de un equipo muy liviano y a la tenencia de un motor que genera unos 11 kW de potencial, se ha conseguido superar los 112 km/h.

Es importante tener en cuenta que dispone como bloque un motor eléctrico, el cual está alimentado por un equipo de baterías de 1,58 kWh. Como podrás imaginar, la autonomía, por el momento, no es uno de los referentes a destacar, ya que está limitada a tan solo unos 14 kilómetros teóricos. Lo que ha permitido registrar el récord es que, en una ocasión, se logró circular a 117 km/h con una versión de gasolina.

Más y más modificaciones antes de conseguir ponerlo a la venta

¿Cuál es el horizonte natural de esta tecnología en el largo plazo? Es muy pronto para determinar su viabilidad comercial, pero lo cierto es que aún deben realizarse múltiples pruebas antes de intentar poner este producto en el mercado. El problema fundamental que se observa en el corto plazo es la falta de seguridad que atesora cada uno de los proyectos que hay vigentes de esta clase.

La motocicleta monowheel se Duke se ha convertido en una atracción por sus cualidades principales. Electrek

Al fin y al cabo, no dispone de opciones tan básicas como ESP o alguna especie de airbag, entre otras muchas tecnologías destinadas a mejorar o garantizar la seguridad. Por otro lado, dispone de un sistema muy orientado a la velocidad, algo que en un futuro será poco práctico para aquellos usuarios que estén pensando en utilizar esta innovación para el día a día.

En definitiva, estamos ante una solución que puede ser muy determinante a la hora de conseguir nuevos récords de velocidad, pero no tiene una clara identificación con las necesidades que tiene el usuario potencial medio. Habrá que esperar, no obstante, para ver si sus creadores y resto de equipos empeñados en sus propios bocetos, deciden apostar por un producto más terrenal.