Uno de los elementos sobre los cuales gira con más empeño la industria de la automoción son los neumáticos. Cada año, miles de millones de euros son destinados íntegramente a la mejora de un componente esencial. En el mercado existen toda una serie de fabricantes que producen millones de unidades de todos los tipos.

Orientadas a la conducción deportiva, especialmente pensadas para mejorar la seguridad, diseñadas exclusivamente para su conducción en las épocas invernales, etc. Las gomas empleadas están basadas en el caucho, pero muchos otros materiales cobran protagonismo en el proceso de fabricación.

El petróleo ocupa un papel esencial en la producción de neumáticos

¡Hasta el petróleo es un elemento esencial para su producción! Lo que no esperábamos es que la cinta aislante pudiese posicionarse como una solución de lo más rudimentaria y sorprendente. Un canal de YouTube especialmente destinado a la automoción ha creado una rueda hecha a base de este elemento. Life OD, que es como así se llama, ha llamado la atención por esta original propuesta. ¿Terminará funcionando en una hipotética situación?

He aquí la prueba de cómo le sienta a un vehículo familiar la instalación de la clásica cinta aislante como sistema de unión del modelo al suelo. Sin lugar a dudas, en un momento necesitado, podría servir para recorrer unos metros o kilómetros extra sin requerir una grúa.

Un neumático basado en la cinta aislante, así funciona

Según se puede leer en Gizmodo, una serie de amigos decidieron llevar a cabo una de las pruebas más atrevidas que se pueden ver en su propio perfil en YouTube. Todo comienza con la eliminación de un neumático tradicional y despojándolo de su correspondiente llanta.

Tras ello, tan solo había que volver a atornillar la misma al eje para que volviese a estar operativo de nuevo pese a no haber goma disponible. Este paso se decidió acometer ante los problemas surgidos anteriormente. El proceso de instalación parecía que sería muy lento, por lo que se decidió acoplar la llanta al automóvil.

Se utilizó una forma ingeniosa para fabricar el neumático mucho más rápido

Una vez atada, se procedió desde el interior de la cabina a acelerar para aprovechar el giro de la llanta. De esta forma, la cinta aislante se podía ir acoplando infinitamente más rápido. De hecho, este sistema utilizado terminó siendo el más utilizado para ir adhiriendo volumen a una especie de neumático alternativo. Tras unos minutos, el mismo fue adquiriendo consistencia.

Ahora bien, ¿Estamos ante un resultado que podría tener sentido en la práctica? Tras la finalización de la producción de la rueda de cinta aislante, tocaba ponerla a prueba. ¿El resultado? A tenor por las imágenes del final del vídeo anterior, podría afirmarse que el experimento sí cuajó. Quizás no en términos de adherencia, pero sí como parche ante una hipotética situación urgente.

Una rueda que solamente estuvo operativa apenas unos minutos

Las imágenes anteriores muestran cómo es posible circular, aunque no sea recomendable, con una rueda formada a base de capas de cinta aislante. Este material, resistente cuando actúa en abundancia, supo recibir el maltrato de unos amigos que pusieron a prueba esta innovación. El resultado ya lo has podido contemplar tras un derrape de unos cuantos segundos.

Demuestran cómo es posible producir un neumático a base de cinta aislante. Gizmodo

Las imágenes, desde que fueron publicadas a la red, ya acumulan más de 2 millones de visualizaciones. ¿Estamos ante una solución que podría tener sentido en una emergencia? Lo cierto es que sería mucha casualidad contar con cientos de metros de este material en el coche y sufrir un pinchazo, ¿no crees?

La adherencia no era uno de las virtudes más destacadas de este neumático

Es más, podría decirse que, dada la superficie completamente plana de este plástico, lo más lógico sería pensar que su adherencia sería, más bien, nula. Es más, ni siquiera contaría con su correspondiente equipo de frenos. Por ello, lo mejor es que lo tomemos como una alocada idea que realizaron unos amigos adictos al motor.

Mientras tanto, es necesario recordar que los verdaderos productores de automóviles, en este momento, están invirtiendo millones de euros para hacer posible unos neumáticos más eficientes, seguros y tecnológicos. ¿Crees que no ha avanzado esta tecnología en los últimos años? Quizás no lo aprecies visualmente, pero las mejoras son palpables desde el primer momento.