Las Inspecciones Técnicas de vehículos, más conocidas por todos como las ITV, son fundamentales. En muchas ocasiones nos quejamos cómo son de puntillosos en algunas ocasiones con el desgaste de la matrícula o la situación de las suspensiones, pero debemos pensar que detrás de ello hay un claro enfoque por la seguridad.

Es posible que tengas algo de manía de este tipo de establecimientos, pero desempeñan una función vital para mejorar el parque automovilístico en términos generales. Es cierto que no resulta agradable pasar por caja cada 4, 2 años o cada 365 días, pero dejémoslo en que es algo prioritario.

El objetivo primordial de la revisión radica en comprobar la seguridad

Su duración varía en función al tiempo que los especialistas dediquen a cada revisión. En apenas unos minutos se comprueban prácticamente todos los sistemas que pueden condicionar la conducción y, desde hace ya unos años, las emisiones que cada vehículo emite por su tubo de escape.

Este último punto, a sabiendas de cómo la contaminación está provocando dificultades en las grandes ciudades, ha sido el foco de atención de la última actualización llevada a cabo por el organismo público por Real Decreto aprobado en Consejo de Ministros.

El reglamento de las ITV acaba de renovarse y, con ello, la forma en la que tendremos que pasar la revisión periódica. Presta atención porque debemos fijarnos en 4 apartados de gran relevancia, así será la inspección que está por venir.

El inspector podrá conectarse a la centralita de tu coche

Hace un tiempo pudiste comprobar si era óptimo hacer una ‘repro’ de la centralita de tu coche. Esto permitía obtener unos mejores resultados dinámicos, así como una reducción de los consumos, entre otros aspectos.

Sin embargo, esta acción debería ser remitida al órgano supervisor. Hasta ahora, la Administración tenía muy difícil saber si se habían modificado los parámetros de la centralita, pero a partir de ahora, cualquier sucursal podrá conectarse al ordenador del coche para comprobar cualquier modificación realizada.

Las pruebas de ITV tendrán un nuevo enfoque dirigido a la tecnología y el control de las emisiones contaminantes. Infocanarias

Por otra parte, esto permitirá descubrir cualquier posible anomalía producida en alguno de los airbags que están presentes a lo largo y ancho del habitáculo.

Sin embargo, el principal motivo de esta nueva medida radica en el control de las emisiones contaminantes y su posible manipulación para alterar los niveles. Al fin y al cabo, este tipo de aptitudes tienen como finalidad un agravio en el interés general.

Hasta ahora, esto era muy complicado de detectar, ya que las ITV no tenían acceso a la centralita de cualquier coche que se sometía a las pruebas de supervisión.

Ya es posible repetir una ITV desfavorable o negativa en otro centro

La normativa que estaba vigente hasta este momento contemplaba poder realizar únicamente una prueba. Este determinaba si el resultado era apto, desfavorable o negativo. Si la conclusión radicaba en uno de estas 2 últimas calificaciones, debía repetirse la prueba en el plazo de un mes en el mismo lugar.

Esto, con la nueva normativa bajo el brazo, va a cambiar. El propietario de un vehículo podrá acudir a otra estación si ha recibido un resultado que no sea apto para obtener una segunda valoración. Si esta fuese apta, será válida.

La ITV, con esta actualización, se adapta a la normativa que impera en la Unión Europea. Junta de Andalucía

Sin embargo, si también se observan anomalías, el plazo no se modificará, debiendo volver el mes siguiente a realizar de nuevo la inspección con los problemas solventados.

Como todos sabemos, algunos centros de inspección son más laxos que otros en determinados aspectos. ¿Podrían producirse casos de competencia desleal? Solo el tiempo determinará si esta medida tiene trampa para unos establecimientos y un enriquecimiento en favor de otros.

Se podrá pasar la ITV con un mes de antelación

Cualquier vehículo podrá acudir al centro de inspección hasta un mes antes de la fecha de vencimiento de su revisión. Esto no influirá en la fecha que aparece en la documentación oficial para el año próximo.

Sin embargo, si se decide pasar la revisión un día cualquiera que exceda dicho mes que permite la nueva reglamentación, si el resultado es apto, se tendrá como estipulada dicha fecha como tope para la próxima revisión. Es decir, se tendrá que pasar a los 4 o 2 años o en los próximos 365 días dependiendo de la antigüedad del vehículo.

Mayor especialización del empleado y mayor cohesión europea

El nuevo perfil inspector que trabaje en el sector de las ITV deberá contar con el Grado de Técnico Superior en Automoción. Por otro lado, las compañías encargadas de la gestión de este servicio público deberán estar acreditadas y reconocidas por la normativa europea UNE/ISO 17020.

Se evitará así la doble imposición de realizar una segunda verificación

Y te preguntarás, ¿qué significa que el sector cuente con una mayor visión europea y adaptada a la Zona Común? Cualquier vehículo importado desde otro país de la Unión Europea no deberá pasar inspección alguna al matricularlo si cuenta con el beneplácito de una revisión del país de origen con garantía demostrable.

Esta mayor cohesión europea fortalecerá aún más los vínculos en la Unión Europea respecto al parque automovilístico común. ¿Llegará a tener repercusión en la seguridad? Los próximos años veremos si los vehículos más antiguos superan las pruebas o lo tienen más difícil.