Obsolescencia programada, el mal que está pululando continuamente en las principales industria tecnológicas en el mundo. ¿No sabes por qué cambias de frigorífico cada 10 años cuando los de antaño podían durar el doble? La inclusión de materiales y sistemas más endebles fomenta el consumo de más productos, una práctica que se ha extendido con el paso de los años.

En el mercado de la automoción, este problema se ha vuelto rutinario. La llegada de innovaciones mucho más cómodas y seguras está provocando que cambiemos de vehículo unos años antes de lo que lo habíamos en el pasado. Sin embargo, parecía que la llegada del coche eléctrico iba a cambiar esta situación. Al fin y al cabo, una mecánica eléctrica es más eficiente que una de combustión interna.

Tesla es un referente en términos de fiabilidad en el mercado del coche eléctrico

Tesla es una de esas marcas que tiene como uno de sus principales alicientes el mantenimiento de la autonomía en el largo plazo. La pérdida de kilometraje es mucho menor que la que puede haber en otras alternativas sin emisiones contaminantes. Podría parecer que esto se debe a un fin comercial, pero lo cierto es que esto es completamente verídico.

Algunas unidades de Tesla, sobre todo aquellos Model S de primera generación, ya cuentan en sus espaldas con unos cuantos centenares de miles de kilómetros. Todo ello con una penalización de apenas unas decenas de kilómetros por carga completa. LLegados a este punto, ¿conviene adquirir una unidad nueva con un conjunto de baterías más desarrollado o merece la pena escoger uno usado?

En la actualidad, basta con echar un rápido vistazo en la red para encontrar unidades por debajo de los 50.000 euros. Los comúnmente denominados Certified Pre-Owned (CPO) están siendo un completo éxito. Tanto es así, que un nuevo estudio de Morgan Stanley prevé que las ventas de la firma de Palo Alto se reducirán, principalmente, por este motivo.

Menores ventas que acusarían el crecimiento de Tesla

¿Ha pecado Tesla al crear automóviles con mantenimientos irrisorios o con un grado de fiabilidad sin competencia? Pese a haber sido este tipo de alicientes una parte fundamental para explicar el crecimiento de la empresa, podría ponerse en su contra en la actualidad. Así lo sugiere una de las principales compañías analistas del mercado.

Tesla podría reducir sus previsiones de venta por la disposición de una gran oferta en el mercado de segunda mano. CNET

Según se puede leer en el portal CCN, las predicciones de ventas de los modelos de la marca podría caer en los próximos meses. Esto, además de las dudas que puede entrañar en el mercado inversor, puede servir como reclamo para adherirse a la temida política de la obsolescencia programada. ¿Veremos unidades de Tesla con fallos sospechosos con más frecuencia?

Tesla está reduciendo previsiones de venta por varios factores

En términos de tendencia, la marca de Palo Alto ha ido registrando pequeñas caídas, lo cual se explica en las variaciones de producción y exportación habidas en los últimos meses. Sin embargo, el público tiene menos alicientes para adquirir sus automóviles directamente a Tesla. Por un lado, la oferta de unidades de ocasión se ha incrementado de forma exponencial, haciendo este mercado más competitivo.

Por otro lado, la pérdida de muchas ayudas e incentivos bajo el paraguas de primera venta, unido a la eliminación del antiguo sistema de recompensas, más conocido como referidos o referal program, ha provocado que cada vez sean más los que estén apostando por comprar una unidad presente en el mercado de segunda mano.

Por qué el coche usado es una buena alternativa en Tesla

En la mayor parte de los casos, si pudieses elegir entre un BMW Serie 5 de hace 7 años o un BMW Serie 3 actual, se escogería la segunda alternativa. La diferencia es abismal en términos de tecnología, pero esto no siempre ocurre así. En Tesla, por ejemplo, decantarse por uno u otro es mucho más difícil. Al fin y al cabo, en términos de tecnología, las actualizaciones son parecidas.

Algunos Tesla Model S anteriores al restyle están comercializándose a precios competitivos en el mercado de ocasión. Green Car Reports

La disposición de un mayor espacio o la presencia de Autopilot en el caso del Model 3, podrían ser algunos de los motivos que podrían ayudarte a escoger la mejor opción para ti. En los coches eléctricos que ofrece Tesla, el kilometraje no es el factor indispensable que puede inclinar la balanza en uno u otro sentido. Esto es así por la fiabilidad de las baterías de sendos modelos.

Algunos usuarios están apostando por la compra de un Tesla Model S CPO

A favor del Tesla Model S es que dispone, por ejemplo, de carga ilimitada de forma gratuita en la red Supercharger. De igual modo, está pensado para contar con una mayor habitabilidad interior y, por supuesto, con una pantalla que nos recuerda más a lo que podemos encontrar teóricamente en un coche. ¡Ah! Y además, dispone de su cuadro de instrumentos clásico.

Por contra, el Model 3 es algo más urbanita, dispone de una generación de baterías mejorada y puede adoptar el sistema de conducción autónoma Autopilot en su versión más destacada. ¿Qué ocurrirá en los próximos meses con Tesla y sus previsiones de producción? Apenas en unas semanas comenzaremos a observar movimientos que podrían desestabilizar las finanzas de la firma.