En los últimos años, la movilidad se ha encontrado inmersa en un periodo de continuos cambios. La disrupción ha llegado, principalmente, debido a la introducción de las mecánicas puramente eléctricas. Desde hace un tiempo, algunas compañías se han dedicado, principalmente, a adaptarse a los nuevos tiempos que corren en el sector. En este sentido, ¿por qué estamos ante un momento único?

La electrificación está afectando a todo el parque, incluso a aquellas compañías más conservadoras. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra Harley-Davidson, cuya Livewire generó una gran controversia por lo que suponía para la marca. Ahora, pasado un tiempo, se ha aceptado la transición que se producirá a lo largo de los próximos meses. Ahora bien, ¿es el único cambio que se ha producido?

Harley-Davidson abandonó el proyecto debido a no estar alineado con su visión

Lo cierto es que no. La firma con sede en Milwaukee tenía preparado un ciclomotor puramente eléctrico. Tuvo un desarrollo corto en el seno de la compañía, pero fue suficiente para contar con imágenes de lo que podría haber sido un lanzamiento épico. Ahora, tras haber descartado su producción en el corto y medio plazo, una empresa de origen chino ha retomado el programa para llevarlo a las calles.

Como resultado de ello, se ha podido obtener una tecnología configurada para ser diferencial en el mercado urbano. Aun sin denominación, el proyecto llevado a cabo por Harley-Davidson, ha tomado como nombre Ark y parece que será producida por la compañía ONAN. ¿Qué tal le sienta a su desarrollo la producción por una compañía ajena? Varias son las claves a tener en cuenta.

Veamos, por tanto, hasta qué punto esta nueva tecnología tiene potencial bajo una marcha de origen asiático, cuáles son las principales señas de diferenciación de este producto frente a la competencia y, por supuesto, por qué el ciclomotor es una de las líneas de expansión más destacadas del mercado. ¿Será un éxito su comercialización? Ya queda menos para saberlo.

El proyecto de Harley-Davidson que, finalmente, fue rechazado

Según se puede leer en el portal especializado Electrek, este ciclomotor eléctrico dispone de una tecnología muy sencilla, la cual va acoplada en un cuadro que deja al descubierto un espacio creado para reducir peso. Se trata de una opción pensada, por supuesto, para su circulación en vías exclusivamente urbanas.

ONAN se ha hecho cargo del proyecto comenzado por Harley-Davidson. Alibaba

Bajo los mandos de la empresa ONAN, se ha decidido incorporar un motor de 2,5 kW, el cual es suficiente para llevar al conductor a una velocidad máxima de 90 km/h. La autonomía, como es lógico, dependerá, en cierto modo, de la forma de conducción del usuario. No obstante, cabe destacar que está disponible en 2 niveles de capacidad, 1,2 a 2,4 kWh.

La autonomía de este ciclomotor eléctrico se sitúa en torno a los 70 kilómetros

Con cada ciclo de carga completo, se podrá circular hasta un máximo de 70 kilómetros teóricos, lo cual puede ser suficiente teniendo en cuenta las distancias que se recorrerán en el día a día. Ahora bien, a nivel dinámico, ¿qué tal se comporta este ciclomotor? Para saberlo, es necesario hacer especial referencia al diseño. De hecho, varía en cierto sentido respecto a la versión americana.

Lo más llamativo entre ambos proyectos está relacionado con la parte trasera. ONAN ha decidido agregar una suspensión que, seguro, mejora el confort del usuario. Más todavía teniendo en cuenta los desperfectos presentes en el asfalto de calles y avenidas. Es, por tanto, una cualidad adicional que se ha decidido llevar a la práctica en el modelo presentado por la firma china.

Un proyecto que, finalmente, ha visto a luz gracias a ONAN

El ciclomotor fue descartado por Harley-Davidson debido, principalmente, a la discordancia entre los valores de la compañía y el tipo de propuesta presentada. ONAN, en cambio, sí ha decidido apostar por un producto con un gran mercado por delante. La clave ahora es conseguir llegar a un público cuya demanda de opciones puramente eléctricas está en continuo ascenso.

Harley-Davidson ideó un plan para llevar al mercado un ciclomotor eléctrico. Electrek

Según se puede leer en el mencionado medio de comunicación, ya está a la venta a un precio de 999 dólares. Se trata de una alternativa muy económica, pero cuya ventaja competitiva no radica en este aspecto. Se desconoce, no obstante, si el coste se dispara si se decide comprar desde otro país. La calidad percibida no es igual que la presentada por Harley-Davidson, pero sí ha sido un aspecto cuidado.

Habrá que esperar a ver qué es lo que ocurre con el proyecto a lo largo de los próximos meses. Se espera que el número de pedidos se incremente a medida que se dé a conocer en un mercado que, con el paso del tiempo, no para de incrementar su apuesta por las mecánicas alternativas. ¿Está preparada la industria para acoger los pedidos que están por llegar próximamente?