El mercado de la movilidad eléctrica está introduciendo importantes modificaciones respecto de lo que podíamos ver hace escasamente unos años. El concepto eléctrico, ya sea por publicidad de fabricantes o, simplemente, el boca a boca, lo cierto es que está ganando una mayor relevancia en relación a las mecánicas convencionales. ¿Es suficiente para garantizar el éxito?

Una plataforma eléctrica debe diferenciarse a día de hoy para persuadir al público que se encuentra en duda. Para ello, una buena alternativa es la apuesta por la innovación y la inclusión de sistemas de infoentretenimiento con un aspecto diferencial. Ahora bien, ¿por qué no apostar la introducción de opciones más configurables? Esto, en el ámbito urbano, es esencial.

Los fabricantes están comenzando a apostar por este tipo de revolución sostenible. ¡Hasta Tesla podría producir su propia furgoneta para afianzarse en el mercado! En este sentido, las plataformas modulares parece que serán la clave para favorecer la transición ecológica. El mejor ejemplo de ello nos lo muestra la empresa Cake. ¿Qué ofrece el ciclomotor Ösa para diferenciarse?

Para entender el concepto propuesto por esta compañía, es necesario entender cuáles son las necesidades que se nos plantean en el ámbito urbano actual. ¿Podrías realizar la mayoría de los desplazamientos que realizas por la ciudad con un ciclomotor o una motocicleta? ¿Necesitas ir siempre cargado con trastos en el maletero? ¿Puedes aparcar fácilmente tu coche en las calles de tu ciudad?

Veamos qué ofrece este curioso proyecto, por qué su imagen exterior no será el motivo fundamental por el que te decantarás por este ciclomotor y, por supuesto, cómo se espera que sea su llegada al mercado en los próximos meses. Como anticipo, podemos destacar que estamos ante un modelo completamente eléctrico en el que se puede llegar a observar su conjunto de baterías eléctrico.

Un urbanita flexible para cualquier situación inesperada

No estamos ante una alternativa destinada a cualquier potencial público objetivo. De hecho, estamos ante un producto que tendrá su propio mercado centrado en un núcleo determinado. Esto es así debido, principalmente, a su capacidad para ser flexible. Tanto es así que, con unos pequeños cambios, se podrá contar con habitabilidad para todo tipo de materiales.

Ösa está concebido para ser un ciclomotor capaz de adaptarse a cualquier situación. Dexigner

El principal objetivo de esta tecnología radica en su facilidad para acoplarse a cualquier situación. La empresa que los produce, Cake, garantiza que cuenta con ajustes para ofrecer hasta más de 1.000 potenciales combinaciones. De esta forma, conseguiría ser una opción para una gran parte de empresas que requieren de una configuración determinada adecuadas a sus correspondientes usos.

El mantenimiento de este ciclomotor es más bajo que el de uno convencional

En este sentido, para mejorar la productividad y, al mismo tiempo, no contaminar en exceso en las vías urbanas, dispone de una motorización eléctrica. Ello, junto a un equipo de baterías, hace posible reducir el coste de mantenimiento al mismo tiempo que se dispone de todo lo necesario para la materialización del trabajo. Ahora bien, ¿dónde radica su principal cualidad?

Su flexibilidad en cuanto a su dinamismo. Según se puede observar en la página web de la compañía, cualquiera de las 2 alternativas disfrutarán de un máximo de 45 km/h de velocidad permitida. Sin embargo, esto será suficiente para garantizar la realización de cualquier desplazamiento por la ciudad en apenas unos minutos. Habrá, de hecho, versión de 70 y 120 kilómetros de autonomía.

Un producto que deberá ajustar su precio para competir

En la actualidad, todo lo relacionado con movilidad sostenible parece estar directamente relacionado con la variable ‘precio’. Estamos acostumbrados a ver cómo un coche disponible en versión diésel o gasolina y eléctrica, siempre será más caro en esta última opción. ¿Ha llegado la Ösa para acabar con este mantra presente en cualquier mercado? He aquí una de las bases de su potencial éxito.

Este ciclomotor estará disponible en 2 versiones de autonomía. Dexigner

Según se ha podido saber, las versiones Lite y Plus, las de 70 y 120 kilómetros de ciclo de autonomía, contarán con unos precios de 4.500 y 6.500 euros. De esta forma, llegan para competir directamente contra otras alternativas que, sin embargo, no disponen de un diseño tan controvertido. Al fin y al cabo, ¿podrían haber introducido algo de diseño en el producto?

Este ciclomotor eléctrico se entregará a partir de marzo de 2020

Quizás esta sea su principal arma para disfrutar de una mayor cuota de mercado en el futuro. Su mantenimiento es más bien bajo, por lo que todo será recuperación de la inversión en cuanto se matricule. Aun así, habrá que esperar todavía unos meses para conocer si, finalmente, llegará al mercado a nivel internacional.

Aun así, cabe destacar cómo ya es posible la realización de su reserva correspondiente, lo que implica que sí estará disponible en el comercio global. Eso sí, habrá que depositar un total de 200 euros por cada unidad que se pretenda encargar. ¿Ha llegado el momento de apostar por la electricidad en nuestros desplazamientos? ¡Será por opciones!