Tesla y sus problemas derivados de la cadena de montaje. La empresa de Palo Alto, más conocida por ser el fabricante más destacado del mercado en cuanto se refiere a movilidad sostenible, ha visto cómo en los últimos días ha vuelto a ponerse encima de la mesa los problemas de la producción. Parecía que todo había vuelto a la normalidad, pero todo se ha torcido una vez más.

¿Recuerdas los problemas que se reportaban al comienzo de la vida útil del Model 3? Algunos de los primeros cientos de unidades salidas de Freemont, por no hablar de miles, presentaban errores que no se correspondían con un modelo aparentemente premium. Entre otros problemas, llamaban la atención sonidos extraños, juntas mal rematadas o, simplemente, fallos del sistema.

Las primeras unidades de un modelo pueden presentar ciertos fallos de producción

Esto se ha vuelto a observar, una vez más, con una nueva presentación realizada por la marca. En esta ocasión, el Model Y está repitiendo algunos de los fallos que afectaron al modelo protagonista de la historia de hoy. Sea como fuere, lo cierto es que Tesla no ha conseguido crear una berlina de acceso propia a la demanda de este nicho de mercado. Al menos en términos de calidad.

Hace ya algo más de 2 años, cuando las primeras unidades del Model 3 llevaban unos meses circulando, se reportaron diferentes problemas relacionados con el parachoques trasero. El problema estaba relacionado con la caída del mismo bajo condiciones de lluvia o nieve. La firma mostró su interés por conocer a qué podía deberse estos sucesos, pero jamás remitió una solución.

Ahora, gracias a la tecnología que ofrece la empresa en términos de conducción autónoma, se ha podido comprobar qué es lo que ocurría en aquellos casos y, por supuesto, qué es lo que también le ha pasado al protagonista de esta historia. ¿Por qué se cae el paragolpes en un Tesla Model 3? En este caso en particular, se daban las condiciones previstas

Un nuevo problema que podría terminar con una llamada a revisión

Tesla, en plena ola de la especulación bursátil, podría enfrentarse a una posible llamada a revisión de las unidades del Model 3 que ha comercializado. Esto sería así tras comprobar cómo el problema que afecta al paragolpes trasero sigue teniendo lugar pese al paso del tiempo. Parecía no haber incidencias a lo largo de los últimos meses, pero esta prueba echa por tierra la hipótesis.

Según se puede observar en las imágenes, el propietario de esta unidad del Model 3 circulaba a velocidades dentro del límite reglamentario. El problema tuvo lugar cuando el vehículo sobrepasó un bache sobre el que se había depositado una cierta cantidad de agua por la lluvia. En el vídeo se muestra todo el proceso, pudiendo apreciarse el desprendimiento de esta pieza en un momento.

A Tesla se le acumulará el trabajo si tiene que hacer una llamada a revisión

Hasta este momento, no se tenían pruebas gráficas de lo sucedido, pero, gracias a este material, Tesla ha abierto una investigación. Según se puede leer en el portal especializado Electrek, Tesla podría reforzar un área que podría ser el origen del problema. Al parecer, la acumulación continua de arena y agua sería la causa que derivaría en este resultado.

Sea como fuere, lo cierto es que este contratiempo podría suponer una seria limitación de Tesla teniendo en cuenta los múltiples proyectos que tiene por delante. Cabe recordar que, actualmente, hay hasta 4 vehículos que han sido presentados y están pendientes de entrar en la cadena de montaje. Estos son el camión Semi, el Cybertruck, el Roadster y el quad presentado junto al segundo.

Un nuevo problema que vuelve a poner en escena los fallos de Tesla

Echando un rápido vistazo a las opiniones sobre Tesla ocurre una tendencia un tanto curiosa. Por un lado, es una de las compañías con más seguidores en el mundo. Sus automóviles copan las listas de los más deseados por el público y, en cambio, estos están en las últimas líneas en cuanto a fiabilidad. ¿Tiene sentido esta divergencia entre posiciones?

El Tesla Model 3 ha tenido algunos problemas endémicos durante su vida en el mercado. Electrek

En relación con el Model 3, esto se acentúa todavía más, sobre todo, en las primeras unidades. La compañía con sede en Palo Alto está aprovechando el tirón actual que tienen sus productos, pero lo cierto es que hay algunos aspectos de la fabricación que deberían ser copiados de otros fabricantes premium. ¿Está Tesla comprometida con la fiabilidad? Además de serlo, debe parecerlo.

Habrá que esperar un tiempo para conocer si el Model Y consigue solucionar los diversos problemas que afectan a su carrocería. Al fin y al cabo, hay que tener en cuenta que estamos hablando de productos que, muy fácilmente, pueden superar los 50.000 dólares de media. Pagando este precio podemos encontrar otras muchas alternativas con niveles de acabado más interesantes.