Un día cualquiera, te levantas como siempre para dirigirte al trabajo, bajas a la calle, vas hacia tu coche y… ¡no está! ¿Que ha pasado con mi coche? ¿Se lo habrá llevado la grúa? Con todo este desconcierto, ¿ahora qué hago? Momentos después lo piensas mejor y crees que te lo han robado. SÍ amigo, ¡robado!

Aunque el robo de vehículos en los últimos años haya descendido, gracias sobre todo a una mayor seguridad en los vehículos, este tipo de delitos aún sigue activo.

En 2016, estos robos perjudicaron a más de 43.000 conductores españoles según Kelisto, cuyo informe se basa en datos oficiales del Ministerio del Interior. Como es lógico, las grandes ciudades del país están a la cabeza en estos delitos, con Madrid y Barcelona liderando claramente la tabla.

El robo de coches en España en 2016 ha crecido un 0,8% respecto a 2015. Kelisto

Si resultas ser uno de los ‘agraciados’ al que le han robado el coche, estos son los pasos que debes seguir para volver a tener tu vehículo en tus manos o, al menos, saber cuánto te pagará el seguro. ¿Qué hacer si te han robado el coche? Aquí tienes todo lo que necesitas saber.

1. Lo primero es denunciar

Desde el primer momento en que veas que tu vehículo no está donde lo dejaste, acude a una comisaría de policía rápidamente para denunciar el caso. Todo lo que vas a necesitar va a ser tu DNI -o pasaporte o tarjeta de residencia- y dar la matrícula, marca y modelo del vehículo.

También es conveniente apuntar el color del coche y cualquier otra característica especial; cuantos más datos mejor para resolver más rápidamente el caso. Si tenías dentro la documentación y papeles del coche, añádelo en observaciones.

Es muy importante aportar la mayor cantidad de datos del vehículo

Si tienes la documentación del coche a mano, apórtala, aunque no sea necesario ya que con el número de placa la policía va a obtener el número de bastidor.

Te preguntarán acerca de tu compañía aseguradora y el tipo de póliza que tengas contratada. En la denuncia se debe dejar constancia, además del robo del vehículo, si se ha llevado algún objeto de valor.

2. Llama a tu aseguradora

Después de poner la correspondiente denuncia en la comisaría, lo que debes hacer inmediatamente es ponerte en contacto con tu compañía de seguros para comunicarles el robo del coche. Te pedirán que les remitas una copia de la denuncia por correo electrónico o por fax para abrir un parte.

Es ese momento, te informarán sobre las condiciones de tu póliza en estos casos. Lo habitual es tener que esperar, según Seguripedia, 30 días para iniciar los trámites para dar lugar a una indemnización por robo.

Si el coche apareciese, la aseguradora tendría que hacerse cargo la posible reparación de los daños que se hubieren producido. Transcurrido dicho plazo, si el coche aparece, deberás elegir si quedarte con el dinero ofrecido en compensación o devolverlo y recuperar tu vehículo robado.

3. Toca hacer cálculos

Si el coche es un objeto de obligación en tu día a día, seguramente te tendrás que comprar otro. Para esto es necesario saber cómo te indemnizará el seguro.

Hasta los dos años desde la primera matriculación las compañías aseguradoras suelen indemnizar con el pago del vehículo con valor de nuevo, como señala Autofácil. De esta forma, se recibe la misma cantidad de lo que costaría ese coche a estrenar con las mismas características e incluyendo los correspondientes impuestos.

Pasados los dos años, la aseguradora verá si te indemniza en base al valor de reposición del coche o el valor venal, dependiendo de las condiciones de tu póliza.

En el primer caso, la indemnización es equivalente al valor que tiene el vehículo en caso de comprarlo en el momento del robo.

En el caso del valor venal del vehículo, según el diario El Mundo, se calcula como si fueses a vender el coche en el momento del siniestro. Para los dos casos no se tiene en cuenta el kilometraje ni el estado del coche.

Algunas aseguradoras, también incluyen un valor venal mejorado, esto es, un incremento de un porcentaje del valor venal establecido; así, la indemnización será mayor.

4. Después del mes, el correspondiente papeleo

Después de ese mes desde el robo del vehículo, deberás iniciar los trámites para que el seguro, finalmente, te indemnice. Se debe aportar un justificante del pago del último Impuesto Municipal de Circulación, como informa Dival, así como un justificante de baja temporal por sustracción del vehículo.

Presentar esta documentación es vital para continuar con el proceso

Este trámite se inicia en el momento de poner la denuncia del primer paso. También deberás aportar un informe de los antecedentes del vehículo según constata la DGT. Esto no es más que el número de propietarios que haya tenido desde el momento de su adquisición de nuevo.

5. Toca entregar documentación

Con todos esos documentos y la denuncia original, tu DNI, pasaporte o tarjeta de residencia y todas las llaves que tengas del vehículo, deberás acudir a una de las oficinas de tu aseguradora.

Allí te darán para firmar unos documentos para que en caso de que el vehículo apareciese, sea transferido a nombre de la compañía. Con ello, te ahorrarás el ir a hacer más papeleos. Te deberán informar antes por si quieres devolver la indemnización y quedarte con el vehículo.

6. Ahora, no hay más que esperar

Ahora tendrás que esperar a que los peritos del departamento correspondiente hagan una valoración de tu coche para indemnizarte. Esto puede tardar un tiempo, todo depende de la agilidad de la compañía y de su carga de trabajo.

En realidad, solo tienen que verificar que está todo en orden y aplicar, del modo que muestra Cosas de Coches, las tablas de depreciación correspondientes. Eso conlleva un desembolso económico y ya sabemos que cuando esto ocurre, se traduce en demora para efectuar el pago.

Dichas tablas de depreciación muestran, para Hacienda, el valor de un coche usado, actualizándose cada año. Para el 2017, los precios medios vienen recogidos en el BOE que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas publicó el 17 de diciembre de 2016.

Al fin y al cabo se trata de un precio estimado por la Agencia Tributaria pero es puramente objetivo. Sin embargo, las compañías aseguradoras suelen retribuir el importe del coche robado en función de estos valores.

Las aseguradoras suelen aplazar el pago hasta el límite legal

Cuando te den la correspondiente indemnización, la recibirás por transferencia o talón bancario, esto todo depende de la política de la compañía, que aunque no es negociable, sí se puede reclamar.

La tienes que aceptar sí o sí, pero si no estás de acuerdo siempre puedes hacer una reclamación al Defensor del Asegurado exponiendo tu queja, tal y como informa la fundación Defensa para el Asegurado. Este servicio es gratuito por ley, debiendo tener el respectivo formulario todas las compañías en su atención al cliente.

7. Si no estás de acuerdo, reclama

Una vez transcurridos los dos meses, además de reclamar al Defensor del Asegurado, también podrás hacerlo en una instancia oficial superior: el Comisario para la Defensa del Asegurado. Depende de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, del modo que expone TransCont.

Esta gestión es totalmente gratuita; tan solo deberás presentar la solicitud por correo electrónico o correo postal. Deberás aportar todas las pruebas que consideres oportunas para razonar un importe de indemnización mayor.

Si se acata el dictamen, se recibirá una mejor compensación

Esto suele tardar, según el diario 20 Minutos, unos cuatro meses desde que se pone la reclamación. En la respuesta te dirán si se acata el dictamen y, por tanto, recibes una mejor compensación.

Comisionado para la Defensa del Asegurado: DGSFP