¿Quién iba a decir que los patinetes eléctricos se iban a convertir en un producto sustituto del automóvil convencional? Esto es lo que ha sucedido en muchos casos para un tipo de público muy específico. Esto ha llevado a los propios fabricantes a revolucionar su catálogo introduciendo esta peculiar forma de moverse por la ciudad como reclamo para la compra de un vehículo.

Primero fue SEAT, ahora ha continuado Mercedes-Benz. El fabricante de automóviles premium se ha convertido en una compañía que está apostando por la revolución tecnológica. A la electrificación se le ha unido la potencial disposición de patinetes eléctricos. Ahora bien, ¿qué sentido puede tener la inclusión de este producto en su línea de productos? Varias son las claves.

El futuro de la movilidad cambiará drásticamente en un futuro próximo

¿Por qué no convertir un producto que, teóricamente es sustituto, en complementario? La llave de esta política radica en la disposición de espacios en el ámbito urbano en los que no es posible acceder con medios de movilidad privados clásicos. El centro de las ciudades se está peatonizando en muchas localidades, algo que está promocionando la apuestas como la pensada por Mercedes.

Ahora bien, ¿cómo pretende la firma de la Estrella comercializar un producto teóricamente sin valor añadido respecto al resto de opciones presentes en el mercado? La solución, como no podría ser de otra manera, radica en la incorporación de una serie de señas diferenciales con el único propósito de llevar la experiencia de conducir un automóvil de la marca al campo de las 2 ruedas.

Veamos, por tanto, en qué consisten las novedades introducidas por la marca, cuáles son aquellos aspectos que pueden hacer que este modelo sí sea diferencial respecto al resto de la oferta presente en la industria y, por supuesto, hasta qué punto esta tecnología puede llegar a ser complementaria a la disposición del automóvil en sus términos más convencionales.

Un nuevo marco para entender el futuro del patinete eléctrico

Mercedes-Benz ha conseguido proporcionar una nueva aproximación sobre qué debe contener un patinete eléctrico. En estos términos, la propuesta de la marca alemana es la creación de un modelo que ha sido producido gracias a la asociación con la empresa suiza Micro Mobility Systems AG. ¿Cuáles son las principales cualidades del modelo eScooter?

Lo primero que llama la atención es la disposición de una serie de novedades tecnológicas de gran calado. Ofrece una autonomía de unos 25 kilómetros, una cifra que se sitúa dentro de los requisitos mínimos que se exigen a cualquier modelo del sector. El primer cambio llega a la hora de medir las ruedas, las cuales son de mayor tamaño que el resto de modelos de la teórica competencia.

Un patinete eléctrico capaz de recorrer hasta un máximo de 25 kilómetros

Esto es así para canalizar mejor las irregularidades del terreno que hay en aceras y asfalto en las ciudades, ecosistema para el que está pensado esta tecnología. Según se ha podido saber gracias a Electrek, este modelo está pensado para ofrecer desplazamientos para unos 5.000 kilómetros, una vida útil que se situaría por encima de las estimaciones previstas en el resto de la industria del patinete eléctrico.

Su peso es otra de sus principales cualidades a valorar. Sobre la báscula, marca un total de 13,5 kilogramos, una medida bastante contenida en relación con el resto de modelos presentes en el mercado actual. Esto ha sido así gracias a la utilización de materiales livianos y resistentes. Ahora bien, ¿cuándo lo podríamos ver en el mercado? He aquí algunas claves al respecto.

Una tecnología que podría pasar a la cadena de producción

Los fabricantes son conscientes de las limitaciones al tráfico que habrá en el futuro de las ciudades. ¿Por qué no aprovechar este tipo de medios de transporte para recorrer lo que se conoce como último kilómetro? La clave de esta tecnología radica en contar con un elemento que sea cómodo de transportar, pese poco y garantice autonomía suficiente. ¿Cumple con ello el eScooter?

Mercedes ha desarrollado un patinete eléctrico para explorar un nuevo nicho de mercado. Electrek

En cierto sentido, sí dispone de todos los elementos esenciales para poder ser un elemento de transporte del futuro en el ámbito urbano. Sin embargo, la compañía con sede en Stuttgart, Alemania, aún no se ha pronunciado sobre su inmediata producción. De hecho, se espera que esto no ocurra en los próximos meses. Aun así, se trata de un proyecto que no sería, para nada, descabellado.

Otras compañías como SEAT ya disponen de sus propias unidades al respecto en este mercado. Al fin y al cabo, ¿por qué no aprovechar las oportunidades que ofrece este medio de transporte alternativo? Habrá que esperar todavía un tiempo para conocer cuáles son los planes del fabricante. Mientras tanto, lo más probable es que veamos otras alternativas venidas de otras compañías.