Una de las principales cualidades de la tecnología eléctrica aplicada a la movilidad es su facilidad para ser instalada en cualquier tipo de automóviles. Con el paso de los años, hemos asistido a un proceso de electrificación que ha invadido, prácticamente, cualquier segmento. Desde deportivos hasta familiares, pasando por los modelos enclaustrados en la gama SUV. Todos se están electrificando.

En esta nueva situación del parque automovilístico, no obstante, se ha podido observar un crecimiento de la producción en determinados modelos. Esto es así, principalmente, porque se espera una mayor cuota de comercialización. Ahora bien, ¿y si este tipo de tecnología pudiese tener un aliciente en el mercado de los vehículos pickup? Las posibilidades son múltiples.

Ford es uno de los principales fabricantes de modelos pickup en el mundo

En primer lugar, se podría colocar un equipo de baterías sobre un chasis de mayor envergadura, por lo que se podría incrementar el número de celdas. De igual modo, el cajón dispuesto en la parte trasera podría albergar, adicionalmente, un extensor de autonomía adicional. Su disposición, no obstante, quedaría a la intemperie, con todo lo que ello conlleva. Entonces, ¿cuál es la solución?

La clave para entender esta innovación radica, sobre todo, en una nueva patente formulada por Ford, uno de los fabricantes con mayor trayectoria en la producción de este tipo de vehículos. La firma americana es consciente de las limitaciones que ofrece el producto con los clásicos motores V8 en un futuro. ¿Por qué no aprovechar la situación actual para innovar sobre materia eléctrica?

Veamos qué es lo que ha creado Ford para solucionar uno de los principales problemas a corto plazo que hay en la industria. ¿Y si la firma pudiese seguir siendo líder en la venta de modelos pickup gracias a la inclusión de un producto revolucionario en el sector? Así podría ser el futuro de las F-150 y Raptor a lo largo de los próximos años.

Todas las soluciones giran en torno a un extensor de autonomía

¿Imaginas la disposición de un pequeño motor de combustión interna situado en el cajón de un pickup? Esto es, precisamente, lo que ha valorado la firma de coches americana para el mantenimiento de sus modelos basados en esta configuración. El objetivo sería demostrar cómo la transición eléctrica no tiene que ser drástica. Al menos no tanto como lo que ofrecen empresas como Tesla.

Ford introduciría un generador eléctrico adicional para las versiones pickup. Electrek

La clave para entender esta nueva propuesta radica en la disposición de un equipo de baterías y motor eléctricos como fuente principal de movimiento. Sin embargo, adicionalmente, se podría contar con unos kilómetros extra de autonomía gracias a la incorporación de un generador capaz de cargar parcialmente el propio conjunto de almacenamiento de energía.

Ford trabaja en un extensor de autonomía basado en un generador eléctrico

Al cierre de edición, se ha valorado la incorporación de un tanque de gasolina de 19, 38 y 56 litros con el objetivo de evitar que se pueda llegar al destino de carga. Esto incrementaría las cualidades del vehículo todoterreno, las aptitudes para recorrer distancia de manera sostenible y, por supuesto, garantizaría una mayor seguridad para el usuario a la hora de completar el viaje.

El sistema sería parecido al que utilizan otros modelos como el BMW i3 en su versión REX. Se trata, por tanto, de una innovación en la que siempre se produciría la movilidad gracias a un sistema eléctrico, independientemente de que se utilizase gasolina para alimentar las baterías. ¿Es esta la única solución posible para incentivar la llegada de esta variante eléctrica?

Un generador flexible para colocar en el cofre de un modelo pickup

No es la primera vez que se decide renunciar a espacio disponible con el objetivo de introducir mecánicas más limpias. Las versiones que equipan un tanque de GLP prescinden de parte del maletero con el único objetivo de reducir el gasto en combustible. ¿Por qué no podría introducirse una solución para hacer posible la electrificación del parque?

Ford aprovecharía un generador eléctrico alimentado por gasolina para aumentar autonomía en su pickup eléctrica. Electrek

Además, en este caso, se penalizaría un menor volumen de maletero teniendo en cuenta lo que ocuparía este pequeño extensor de autonomía. Adicionalmente al tanque de combustible, el cual dependerá de sus dimensiones, habría que prescindir a unos pocos litros de capacidad debido a su contenido tamaño. Según se puede leer en el portal tecnológico Electrek, solo ocuparía el equivalente a una caja de herramientas.

Habrá que esperar un tiempo todavía para conocer hasta qué punto tiene sentido esta propuesta en el mercado. ¿Puede la futura F150 Electric albergar esta curiosa e interesante tecnología? Se espera que su lanzamiento se produzca en 2022. Para entonces, se espera que los automóviles eléctricos disfruten de baterías que ofrezcan una mayor autonomía. De ello dependerá la inclusión de esta opción.