Tesla es una compañía concebida para ser un referente en movilidad sostenible. Sin embargo, lo cierto es que estamos ante un holding empresarial mucho más amplio. De hecho, desde paneles solares hasta baterías para el hogar, son algunos de los negocios que posee el fabricante con sede en Palo Alto. La estrategia de la firma pasa por integrar más servicios para aprovecharse de las sinergias.

Una de las que más repercusión ha tenido en las últimas semanas ha sido la agregación del paquete SpaceX en el Roadster. Esta solución permitirá mejorar la aceleración del deportivo de la marca gracias a la tecnología desarrollada por el fabricante de cohetes espaciales. ¿Cuáles son los próximos movimientos que prepara Elon Musk para crear productos más competitivos en otros mercados?

Tesla ofrecerá soluciones de seguro en función del uso del automóvil

La disposición de pólizas de seguro se ha convertido en un controvertido sector en el que podría adentrarse próximamente Tesla. El objetivo es aprovechar la información que posee la marca respecto a sus clientes para ofrecer servicios más competitivos que la potencial competencia. Como resultado de ello, se espera desarrollar la enésima línea de negocio desde su llegada a la industria.

Ahora bien, ¿qué ventaja competitiva podría tener el fabricante de automóviles respecto a cualquier otra aseguradora? A estos efectos, la experiencia es un grado y puede ser suficiente como barrera de entrada frente a otros competidores. Al parecer, la clave para entender la nueva estrategia de Tesla radica en la utilización del sistema de conducción autónoma Autopilot.

Veamos, por tanto, hasta qué punto puede ser de utilidad disponer de datos de conducción del usuario, cuáles son las claves para entender la propuesta disruptiva de Tesla y, sobre todo, qué consecuencias puede tener el big data a la hora de obtener valiosa información sobre el consumidor del automóvil. ¿Estamos ante una nueva era en el sector de los seguros? He aquí las claves.

Tesla como aseguradora, una propuesta con un gran futuro por delante

Según se puede leer en el portal especializado Electrek, Tesla está trabajando en un programa de seguros para los propios clientes de la marca. La competitividad se conseguiría a través del análisis de la forma de conducir del usuario. En este sentido, incentivar el uso del Autopilot es uno de los objetivos, ya que puede determinar reducciones en el coste muy importantes.

El Autopilot de Tesla está en un desarrollo muy avanzado. YouTube Tecnonauta

Para obtener una oferta de una póliza, se analizarán múltiples parámetros relacionados con el estilo de conducción de cada usuario. En este sentido, he aquí algunas de las variables que se tendrán en cuenta en el cálculo de la cuota. Se determinará en función de la cantidad de horas que se ha conducido, la frecuencia con la que se usa el piloto automático, los eventos de ABS, las advertencias de colisión frontal, los cambios de dirección automática, la variación del acelerador y muchas otras métricas.

La prima de seguro dependerá, en cierto modo, del estilo de conducción del usuario

A toda esta información se le da una calificación que está por conocer aún. Para acceder a este sistema de pólizas de seguro de Tesla, los usuarios deberían contar con la versión de software 2021.4.12 o posterior. Aun así, se trata de una tecnología que se espera que tenga, todavía más, un mayor número de métricas a analizar.

En relación con el coste de la prima de seguro, se espera que, en función a estos parámetros, se determine un precio que podría variar hasta en un 50% cada mes para uno u otro usuario. La conducción agresiva, por tanto, se penalizará frente al usuario que lleve a cabo una práctica mucho más suave. ¿Merecerá la pena? Como es lógico, no será la misma cuota en un Model S que en un Model S o Model X.

Una nueva forma de entender el mercado de las aseguradoras

¿Estamos ante un nuevo modelo de negocio? Tesla, hace un tiempo, ya probó cómo hacerse un hueco en esta industria. Ahora, el objetivo sería crear productos más próximos y, por supuesto, con una ventaja competitiva. La base de operaciones de esta compañía no hace más que mostrar hasta qué punto esta forma de fijar las tarifas será estándar en los próximos años.

La disposición de este tipo de datos es un elemento clave para entender la competitividad de Tesla frente al resto de compañías. El resto de empresas están adaptándose para conseguir este tipo de información con el objetivo de sacar rédito determinado en los próximos años a través de servicios diversos.

Habrá que esperar unas semanas todavía para conocer hasta qué punto Tesla ha conseguido desarrollar un programa efectivo que ayude a sumar más ingresos. Se trata de un momento clave para entender la filosofía de una marca que cada vez apuesta por un mayor número de mercados.