Porsche se ha convertido en una de las firmas del grupo Volkswagen que más está apostando por la electrificación. Las mecánicas sin emisiones contaminantes están obteniendo un protagonismo que jamás se había visto en el pasado en la industria de la automoción. Más aún teniendo en cuenta que la matriz se vio perjudicada en exceso por el escándalo de las emisiones contaminantes.

Desde hace meses, los movimientos se han posicionado muy a favor de las mecánicas eléctricas. El desarrollo de toda una tecnología orientada a la eficiencia de las baterías ha hecho posible que ya se estén barajando toda una serie de programas relacionados con este mercado. Esta corriente ha salpicado, de hecho, a toda la gama de la firma de Stuttgart.

El máximo exponente de Porsche ha confirmado la producción del Macan eléctrico

Si hace un tiempo te mostramos cómo Porsche ya ha diseñado la actual plataforma del 911 992 para dar cabida a una potencial opción híbrida, ahora descubrimos cómo la compañía ya está pensando en la producción de un Macan puramente eléctrico. Tras unos meses de intensos rumores, parece que por fin se ha dado el paso definitivo a su producción.

Oliver Blume, la persona que toma las decisiones en el seno de Porsche, ha confirmado en un evento los planes estratégicos de la marca en relación con el SUV de acceso. Según informa el medio especializado Electrek, todo apunta a que podría estar listo para finales de este mismo año, siendo 2020 el año en el que tendría lugar su puesta de largo en el mercado.

Aun así, ¿cuáles son los detalles que se han conocido tras este inesperado anuncio? ¿Cómo se plantea el futuro a corto plazo de este proyecto para poder cumplir los plazos establecidos? Este movimiento busca, principalmente, seguir la tónica general que está viviéndose en el seno de las principales marcas competidoras.

Un movimiento esperado en el segmento eléctrico

En la actualidad, prácticamente la totalidad de fabricantes premium ha presentado, al menos bajo el testigo del prototipo, una alternativa eléctrica en el segmento de los SUV intermedios y de lujo. Porsche, teniendo en el catálogo al Macan y al Cayenne, no había ofrecido todavía su propia visión destinada al público más ecofriendly_. ¿Ha llegado el momento?

Porsche ha confirmado que la próxima generación del Macan será eléctrica. La Vanguardia

La compañía con sede en Stuttgart se ha decantado, en primer lugar, por el pequeño de la familia todoterreno. De hecho, esta apuesta llega en busca de un objetivo; combatir en un mercado en el que el precio podría inclinar el peso en uno u otro sentido. Se espera, de hecho, que la opción eléctrica del futuro Macan tenga un coste de producción inferior al del Cayenne.

La electromovilidad y Porsche van de la mano; No solo porque comparten un enfoque de alta eficiencia, sino también por su carácter deportivo. Para 2022, estaremos invirtiendo más de 6.000 millones de euros en movilidad eléctrica; y para 2025, el 50% de todos los nuevos vehículos Porsche podrían tener un sistema de propulsión sin emisiones.

La previa introducción del Taycan servirá para determinar cómo es la demanda de coches eléctricos en Porsche. Tanto es así que se espera que la alternativa Cross Turismo haya comenzado ya su andadura de acuerdo con las palabras del propio Oliver Blume. ¿En qué punto queda la propuesta realizada por el máximo exponente de la firma? Veámoslo.

Una solución innovadora basada en una apuesta segura

El grupo Volkswagen será una de las firmas que comandará la movilidad sostenible. No obstante, no todas las firmas competirán en igualdad de condiciones dentro de dicho holding empresarial. Porsche, a estos efectos, se posicionará como uno de los competidores con un mayor recorrido en los próximos años. Este nuevo paso no hace más que confirmar esta clara apuesta.

El Macan se convertirá en el primer SUV de la marca en contar con una mecánica exclusivamente eléctrica. Imágenes Mi

Recientemente renovado, estamos ante un modelo que incluirá, para inicios de la próxima década, una renovación diferencial. La Premium Platform Electric (PPE en sus siglas en inglés) será un componente básico para entender la competitividad de su futura gama de modelos eléctricos. La asociación con Audi en este sentido podría ser clave de cara al desarrollo de esta nueva tecnología.

El coche eléctrico en Porsche será la tónica general en los próximos años

Es pronto para confirmar datos relacionados con la versión eléctrica, pero todo hace pensar que estamos ante un modelo con una clara aspiración por la dinámica sostenible. Aun así, todo apunta a que este movimiento desencadenará, además, en la producción de soluciones completamente eléctricas en otros modelos de la marca.

¿Será el Taycan el automóvil que sirva para entender que existe un antes y un después en Porsche? Con el paso de los próximos meses entenderemos qué busca el perfil medio del fabricante en relación con la tecnología disponible.