¿Nunca te has preguntado dónde acaban los neumáticos que has utilizado durante años? Es probable que hayan caído en desgracia y hayan terminado en alguno de los vertederos apilados de mala manera, muchos de los cuales no están ni regulados. En el mejor de los casos, podría ser que hubieran sido reciclado, pero la probabilidad de que haya sido así es muy pequeña.

El reciclaje de los neumáticos ha alcanzado una nueva dimensión desde el episodio que mantuvo en vilo a todos los vecinos de la población española de Seseña, situada en los alrededores de Madrid. El incendio del vertedero ilegal de neumáticos, declarado intencionado según se puede leer en el diario El País, ha provocado una mayor sensibilización entre la población.

El humo de neumáticos incendiados es muy tóxico

Las columnas de humo que se observan cuando se prende fuego un neumático son muy tóxicas, convirtiendo este producto en uno de los más contaminantes para la atmósfera.

A sabiendas del descontrol y la nula vigilancia que rodea a los miles de vertederos de gomas que existen en el mundo, es necesario plantearse si debería potenciarse el reciclaje de los mismos, desde el punto de vista del comprador y de los propios fabricantes de ruedas.

¿Deberíamos promover la industria del reciclaje teniendo en cuenta que suponen un precio un tanto más caro que los tradicionales? Quizás, tras saber cómo se puede contribuir al planeta, no lo dudaríamos, apostaríamos por reutilizar unos que han sido sometidos a un tratamiento para devolver sus cualidades.

¿Cómo se fabrica un neumático y de qué está compuesto?

Es importante saber qué componentes incorpora un neumático y cómo se fabrica para hacernos a la idea de cómo puede afectar el mismo durante su vida útil y lo que ocurre cuando ya no cumple con su cometido.

Para ello, nos guiaremos en un análisis que realizó la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en el año 2013. Para llevar a cabo la investigación, contaron con la presencia de un periodista especializado en responsabilidad social, el cual se había documentado previamente acerca del sector.

Cada neumático puede incluir hasta un 18% de caucho natural. OCU

Según se puede leer en dicho portal, hasta el 70% de la producción del caucho natural es utilizado por la industria del neumático. Sin embargo, este también puede producirse de forma sintética gracias al uso intensivo del petróleo.

La utilización de uno u otro compuesto depende principalmente del precio que este obtiene en los mercados financieros. Por ello, las fluctuaciones provoca que haya un incremento o descenso en la utilización del natural.

El sintético, cuando el precio del caucho vegetal es muy alto y el petróleo es bajo (lo que ocurre actualmente) las compañías apuestan por el neumático formado a partir del sintético.

Cómo es el proceso de reciclaje de un neumático usado

Las fases para obtener un neumático con un compuesto reciclado comienzan desde el primer momento en el que una compañía dedicada al tratamiento de los mismos los redirecciona a empresas que se encargan del proceso de reciclaje.

Tratamiento Neumáticos Usados (tnu) es el único operador que trabaja en países como España. Es el organismo encargado de suministrar los neumáticos utilizados que pueden tener una segunda vida en el mercado.

Los neumáticos usados se someten a un profundo análisis para descartar los más gastados. Conexión Ambiental

Es importante destacar que solamente el 25% de los neumáticos sirve para volver de nuevo al asfalto. Un equipo formado por varios operarios es el que se encarga de elegir cuáles pueden servir de nuevo. Las que se descargan se envían a otras plantas para su aprovechamiento en otras áreas como la producción de materiales aislantes.

Una vez en el interior de las instalaciones, según se puede leer en Autofácil, el neumático pasa por diferentes fases para completar su proceso de reutilización.

  • Fase de raspado: Como bien indica el nombre, consiste en la eliminación de las virutas de goma desgastadas producidas a consecuencia del rozamiento continuo del neumático con el asfalto. Una máquina continuará con la eliminación de estas capas hasta crear una superficie completamente lisa.

  • Fase de difuminado: En esta etapa, el neumático adquiere una nueva capa formada por caucho que quedará completamente adherida a la base del mismo. Esto permitirá que la goma contenga unas características que cualquier otro compuesto producido en el mercado.

  • Fase de engomado: Un robot especializado es el que realiza los surcos y la banda de rodadura del neumático, el cual le dotará unas cualidades aptas de nuevo para el consumo. Del mismo modo, tras la superación de esta etapa, el neumático se somete a un exhaustivo proceso de comprobación por parte de un operario.
La fase de vulcanización en el reciclaje de neumáticos. EFE MOTOR
  • Fase de vulcanizado: Es la última etapa que debe superar cada goma para poder salir de nuevo al mercado. Consiste en someter a temperaturas de hasta 150° durante unos pocos minutos para conseguir un resultado satisfactorio para su consumo. Al finalizar, otra máquina es la que se encarga de rematar cualquier posible alteración del neumático.

Tal y como se puede observar, es complicado el proceso de reutilización de los neumáticos. Sin embargo, un 25% de neumáticos supone reducir la contaminación y utilizar una menor cantidad de combustible fósiles para su creación.

Sin embargo, los principales fabricantes de la industria, los cuales suelen ser también propietarios de los latifundios en la producción del caucho natural, ya están invirtiendo en otras tecnologías que les permitan contar con ventajas competitivas frente al resto.